miércoles, 30 de marzo de 2011

Solidaridad en Japón


La emergencia y la crisis continúan. Son más de 2000 los refugios improvisados para las personas que perdieron todo con el terremoto o que sus casas fueron arrasadas por el tsunami. En algunos de estos albergues se encuentran cientos y hasta miles de personas, con carencia de luz, agua, alimentos, soportando el frío invernal.

Grupos de personas civiles se han organizado en el norte, cerca de Hokkaido y llevan a los damnificados verduras y carne para que reciban algo más nutritivo. Las mismas personas refugiadas se ofrecen a trabajar para cocinar y darles a los ancianos y niños.

De otras partes cercanas les llevan grandes botes de leche recién ordeñada y la hierven con maderas de los escombros para distribuirla especialmente a los niños y ancianos. Todo esto sin que nadie se los pidiera. Muchos, muchísimos han estado actuando por propia iniciativa, sin escatimar gastos, ni trabajo, ni sufrimientos.

Naturalmente, no se puede llegar a todos lados. Hay lugares en donde todavía no llega ni alimento, ni luz, ni agua. Y ellos mismos se han movilizado para subsistir. Han buscado entre los escombros utensilios o algo de las despensas, recogen el arroz sucio y mezclado con el lodo para lavarlo y cocinarlo en improvisados peroles. Con el agua de la nieve se asean y cocinan. Hacen grandes fogatas para calentarse todos alrededor. Así han subsistido hasta que les va llegando la ayuda de parte de los equipos de rescate.

Varios los hospitales fueron alcanzados por el tsunami. Se veían flotar las camas con personas y luego desaparecían bajo las olas. Las escenas son impresionantes y nunca las olvidaremos.

Varias prefecturas han ofrecido dar hospedaje a los desplazados mientras se les construyen viviendas o lugares de refugio mejor acondicionados. Se han instalado centros de recolección de ropa y alimentos no perecederos. Ahí también se ofrecen voluntarios para seleccionarla y empacarla antes de ser enviada.

Ahora están haciendo un llamado por más voluntarios para atender a las personas porque el cansancio y el stress psicológico se está manifestando cada día más. Hay personas que también se han ofrecido a recibir una familia o dos o tres personas en su casa. Realmente la generosidad y la solidaridad son ejemplares.

Por otra parte los equipos de rescate continúan trabajando entre los escombros para buscar a más personas desaparecidas, removiendo siempre con cuidado antes de transportarlos a otros sitios. En otros lugares ya se están construyendo las viviendas prefabricadas para las casi mil familias que lo han solicitado. Se continúan inscribiendo muchas más, pero todos quieren volver a reconstruir sus ciudades ahí mismo. Uno que era fabricante de barcos, otro que tenía una empacadora de pescado con más de 100 obreros, otro que tenía otra pequeña industria de alimentos típicos. En fin, en cuanto pasó el susto y vieron que aún estaban vivos ya se han reunido para darse aliento mutuamente y empezar de cero.

En una ciudad afectada desaparecieron completamente las oficinas del ayuntamiento, así que no quedó ningún registro de sus habitantes. Nunca se podrá saber cuántos faltan realmente. Hay un equipo que va preguntando a cada uno su nombre y anota dónde vivía, cuántos eran, para poder publicar las listas por internet o por televisión ya que muchas personas no saben todavía si los otros miembros de su familia viven o no.

Japón necesita ayuda, MUCHA AYUDA. Ahora lo que urge es construir viviendas, centros de acogida para más largo tiempo, reparación de carreteras, reinstalación de la luz, agua, gas, etc. Falta mucho por hacer hay que poner manos a la obra y todos estamos dispuestos.

También está el problema de la central nuclear. Pero ahí solo son pocas personas las que pueden intervenir directamente, nosotros los apoyamos con nuestras oraciones y nuestra confianza en Dios, tratando de sembrar alegría y esperanza en todos.

La primavera está a puertas. Los botones de la sakura se abultan cada día más y estamos seguros de que este frío invernal y los cambios tan bruscos, en todo sentido, pronto van a pasar y que la alegría de las flores, los cantos de los pájaros también alegrarán nuestros corazones.

Hiroko Sato, una mujer embarazada, se encontraba en una casa a la orilla del mar, con su hermano menor. Fue arrastrada por el tsunami a bordo del automóvil de su hermano junto a su cuñada y sus dos sobrinos. Salieron de auto y se aferraron a un tatami (tabla gruesa de paja que sirve de suelo en las casas japonesas) mientras eran arrastrados por la corriente. Remando como podían se refugiaron en lo que quedaba de la parte alta de un edificio que sobresalía del agua, donde fueron rescatados por un bote varias horas después.

¿Cuantos habremos estado así? No lo sé. Yo me desvanecí poco después dentro de las ruinas mojadas. Después de muchas horas llegó el bote de rescate.

Lo que se pudiera decir es interminable. Pero todo queda escrito en el Corazón del Padre. Confiando mucho en sus oraciones.

Extracto del relato de la religiosa María Matilde Núñez, de la Congregación de Misioneras Clarisas del Santísimo Sacramento. Texto completo aquí.

9 comentarios:

Teresa dijo...

En estas ocasiones sale lo mejor de las personas. Un relato precioso.

NIP dijo...

En efecto, necesiten almas que recen al Dios vivo y verdadero.Con todos los recursos a su alcance, les falta mayoritariamente lo imprescindible para vivir.Un abrazo.

Pronunciado sería:

Ten ni imasu watashitachi no chichi yo
O-na ga agameraremasu yoo ni
O-kuni ga kimasu yoo ni
Mikokoro ga ten de okonawareru yoo ni
Chi de mo okonawaremasu yoo ni
Watashitachi no higoto no kate o
kyoo mo o-atae kudasai
Watashitachi no oime o o-yurushi kudasai
Watashitachi mo watashitachi ni
oime no aru hitotachi o yurushimashita
Watashitachi o kokoromi ni awasenaide,
aku kara o-sukui kudasai
Kuni to chikara to sakae wa tokoshie ni
anata no mono da kara desu
Aamen.

Juanjo dijo...

Es como si les hubiera caído otra bomba atómica. Con los supervivientes hambrientos rebuscando entre los escombros y la radioactividad por ahí.

CHARO dijo...

Los japoneses son excepcionales en todos los sentidos, nos han dado un gran ejemplo al resto del mundo.Saludos cordiales

Angelo dijo...

Qué poder el de la oración, que hace que no olvidemos a los que sufren, puede ser muy poco, en mi trabajo ya nadie habla de Japón, y cuando lo hacía solo se fijaron en el desastre nuclear y no en los dramas personales.El video es fantástico. Me ha encantado.
Un beso

Maria del Rayo dijo...

Gracias Elige.
Orar y dar lo poquito que se puede para ellos.

Neus dijo...

Hola eligelavida, las personas, TODAS, tendríamos que ser solidarias por naturaleza, sobre todo en estos casos que no podemos prevenir.

Mento dijo...

Una buena entrada Elige.No podemos olvidarnos de esas gentes, porque no son una simple noticia con fecha de caducidad. Son personas reales que siguen soportando su cruz alla en la distancia. Pero nuestra oración, acorta las distancias y la cruz compartida es más llevadera.Bonito video, me lo llevo al facebook, un abrazo.

Luis y Mª Jesús dijo...

¿Necesitaremos en España un suceso dramático para que salga lo mejor de cada uno o se ha enterrado tan hondo que ya es irreconocible?.
A veces creo que en uso de su libertad muchos han ahogado cualquier resplandor de humanidad.
Los japoneses son un verdadero ejemplo.
Ayer nos reunimos en cas un grupo de personas, entre ellos varios habíamos colaborado para una mesa redonda sobre "Encontraras dragones" que se celebra hoy y se comentó un problema. En el precio del periódico que alquila el local siempre iba incluído una entrevista y un anuncio a media cara en el periódico del día, pero ... ningún periodista se dignó a entrevistar, a pesar de cobrar el precio estipulado.
Estos periodistas mediocres, incapaces de cumplir con su cometido, se creen los amos del mundo y se proponen manipular la información y, lo peor, lo consiguen.
De verdad que añoro periodistas como Chesterton, que iban de frente, a cara descubierta y con buena fe.
Muchos de los males que padecemos es por culpa de estos cretinos que solo divulgan la mierda.
Perdona Elige pero tengo un calentón.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).