miércoles, 16 de febrero de 2011

«No tengo para comer»


Cáritas está desbordada. Así lo ha manifestado su Secretario General, Sebastián Mora, al recibir una ayuda por valor de cuatro millones de euros de la Conferencia Episcopal Española (CEE) para su fondo de emergencia.

En los últimos dos años, Cáritas ha duplicado el número de personas que han acudido pidiendo ayuda de emergencia para comer, comprar medicamentos o pagar la hipoteca o la luz, muchos de ellos derivados de las administraciones públicas.

Una de las señas de identidad de Cáritas es el voluntariado. El compromiso gratuito y desinteresado de los miles de voluntarios es lo que garantiza la efectividad de las acciones que esta organización desarrolla a favor de los excluidos de nuestra sociedad. Gente dispuesta a dar un rato de su tiempo para trabajar por los más necesitados. Si quieres colaborar, entra aquí.

5 comentarios:

Miriam dijo...

Gracias a Caritas y a todos los voluntarios.
Y a ti por el enlace. Si en algun momento puedo o me preguntan donde ayudar, ya se a donde dirigirme

Juanjo dijo...

En la España de hoy no es de extrañar que la pobreza se haya acelerado de esta manera. Es impresionante ver a la gente durmiendo en las calles con este frio, pero cada vez hay más. Y la Iglesia, como siempre, ahí está, ayudando y ejerciendo la caridad. Todo un ejemplo.

NIP dijo...

Hola Eligelavida, en la iglesia a la que asisto todos los meses hacemos campaña por Cáritas parroquial o nacional. A rascarse el bolsillo cristiano, hacemos como miembros de la Iglesia buena labor cada uno en su puesto de combate, por eso me sorprendo cuando algún mendigo me pide a la puerta o por la calle y le aconsejo que se acerque a Cáritas y rehúsa.Concluyo que éste debe tener para comer.Un abrazo.

Mrswells dijo...

No hay mucho que comentar, la accion vale mas que las palabras en estos casos. Gracias por facilitarnos los enlaces

Kara dijo...

Que pena de situaciones. Y lo malo es que ésto va a peor. Un beso Elige ¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).