lunes, 14 de febrero de 2011

Fabricar seres humanos no es ético, ni siquiera para curar


Umut Talha significa esperanza. Es el nombre del niño nacido hace unos días en el Hospital Antoine Béclère de París. Se trata de un bebé concebido para curar a su hermano de una enfermedad grave, la betatalasemia. Suena maravilloso, lo sé. Un niño sanará gracias al nacimiento de un hermano compatible que se convertirá en un donante idóneo. El cordón umbilical de Umut Talha es un tesoro para él.

Sin embargo, Umut Talha nació a costa de la vida de otros hermanos, algunos de los cuales han sido destruidos mientras otros permanecen en un congelador a la espera de un futuro incierto. Porque Umut tuvo que superar todo un proceso de selección preimplantacional para que fuera considerado donante idóneo para su hermano mayor.

Los obispos franceses han declarado que aunque "querer curar a un hermano por humanidad hace honor al hombre", legalizar el uso de los seres humanos más vulnerables para curar a otro no es ético.

Hace unos meses os comentaba lo sucedido en Australia entre los años 1945 y 1970, donde cientos de niños huérfanos y abandonados fueron utilizados para probar la efectividad de vacunas contra enfermedades como el herpes y la tos-ferina. Seres humanos que fueron utilizados como cobayas para obtener vacunas seguras con las que poder tratar a la población sana. No creo que nadie en su sano juicio considere que el trato que se dio a estos niños fuera ético, por mucho que gracias a las pruebas realizadas y a su sacrificio personal se obtuvieran vacunas más eficaces para hacer frente a enfermedades graves.

Pero la inmoralidad del acto permanece, porque el fin nunca justifica los medios. Si queremos que en nuestra sociedad prevalezca una cultura de la vida, debemos evitar que seres humanos sean fabricados en una probeta con el fin de ser después seleccionados para vivir o para morir. Incluso si son elegidos para vivir y dar vida, los medios utilizados para alcanzar ese fin no dejan de ser malignos.

13 comentarios:

Luis y Mª Jesús dijo...

a mi me parece que se ha producido un efecto domino en las cuestiones de sexualidad, la ficha más decisiva fue cuando se separó sexualidad de reproducción a partir de eso, es imparable lo que está ocurriendo, incluso previsible

Luis y Mª Jesús dijo...

..nos veremos en la JMJ

Javier dijo...

No se puede utilizar un mal para obtener un bien, porque el proceso estará viciado y al final el resultado obtenido será un mal.
.
Mezclar un mal con un bien significa obtener un mal al final...
.
Es horrible lo que cuentas, Elige...

Hna. Alicia dijo...

Hola!
¡Feliz San Valentín!
Que hoy (el 14 de febrero) sea un día lleno de amor para ti y para todos nosotros, amigos y amigas de nuestro Amigo Fiel Jesús Cristo, que nos ama mucho.
Muchas gracias por haber sido seguidor de nuestro blog.
Saludos a todos los visitantes de este blog.
Un abrazo

LAH dijo...

¿Un mundo feliz?, el tema de los hermanos medicamento es penoso. Hace tiempo hubo una pelicula sobre esto que me gustó, la niña medicamento se niega en su libertad a curar a su hermano...en un acto de rebeldia, ¿quien no me dice que esto ocurra realmente? el mal atrae males...
abrazos

su chico dijo...

Hola... hacía tiempo
Me uno al comentario de la Hna Alicia
Si supieramos amar un poco más a nuestro prójimo, tal vez no necesitaríamos denunciale tanto
(que por otra parte es nuestro deber; lo escucharemos así en la primera lectura del domingo; y más, claro)
En el Amigo
al + mc

Rafael dijo...

El sueño de la razón produce monstruos...

Candela dijo...

Loa avances de la ciencia nunca llevan paralelas las reflexiones éticas correspondientes. Hablo de ética porque yo soy católica pero esto nos afecta a todos.

Feliz S. Valentín. Y siempre por la vida.

CHARO dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu escrito y no por el hecho de ser católica sino porque considero que la vida es lo más grande que tenemos y nadie tiene derecho a manipularla ni de esta manera que explicas ni de ninguna otra forma.Saludos

Patricia dijo...

Ya lo dice el título, "FABRICAR", en vez de engendrar, así que... no entra en los planes de Dios, ¿verdad? Un abrazo

NIP dijo...

Hola Eligelavida, cuendo el fin justifica los medios es tremendo lo que consigue, en el caso médico, respecto a la vida humana es abominable el resultado.¿cómo hemos llegado a este embrutecimiento?.Un abrazo.

mOnTy dijo...

Me ha encantado tu explicación.... En cuanto pueda lo enlazaré para que se pueda leer desde mi blog. Gracias por compartir.

Javier P dijo...

El autor mezcla todo. La fertilización in vitro, con otro tipo de prácticas que nada tienen que ver con la primera. Me parece equivocada su concepción de inmoralidad respecto de las prácticas médicas que logran "bebes de probeta" que hoy son más de 6 millones en todo el mundo. Todas esas personas no existirían y sus padres no hubieran podido cumplir con los deseos de tener hijos de su propia sangre, de no haber sido por eso. Aún más, me parece inmoral la crítica que se hace en esta nota. Infundada y dogmática, contra un método médico que salva vidas humanas. De hijos deseados que no hubieran nacido, y de padres que vieron sus sueños cumplirse.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).