jueves, 17 de febrero de 2011

El matrimonio es indisoluble


Afirma Mª Jesús (del 5º B), que los poderes políticos se han adueñado de la institución del matrimonio, incluyendo en ella relaciones de todo tipo. Estoy de acuerdo, aunque, como ella misma dice, lo han hecho con la callada aprobación de muchos, que somos ‘responsables de no luchar contra esta mentira, responsables de nuestro silencio, quizá, incluso, de nuestro voto’.

¡Y pensar que todo comenzó con la ‘alegría’ de poder gozar del tan deseado divorcio!
¿Quién se atrevería hoy a recordar la doctrina de la indisolubilidad del matrimonio, sin exponerse a ser llamado de todo menos bonito?

Incluso muchos católicos (seguro que todos conocemos casos) niegan la imposibilidad de vincularse a una persona de por vida y piden que la Iglesia cambie su enseñanza sin comprender que se trata de una doctrina que deriva de la ley natural y que ni siquiera la propia Iglesia puede cambiar.

En lugar de prender fuego a nuestro alrededor e impregnar de Cristo nuestra sociedad, nos dejamos llevar por una cultura que se mofa del compromiso y que desprecia la familia, el matrimonio y la misma vida.

Juan Pablo II no tenía reparo en decir que el divorcio es una plaga que constituye una de las grandes derrotas de la civilización humana. Y aunque la indisolubilidad se entiende más fácilmente desde el punto de vista de la fe que comprende el carácter sacramental del matrimonio, lo cierto es que se trata de una exigencia que deriva de la ley natural, ¡válida para todos!

Aunque las leyes no ayudan, se podría luchar contra esta plaga dando a los jóvenes, al menos a los católicos y a los que se casan por la Iglesia, la debida formación. Me constan los esfuerzos que en este sentido realizan muchísimas parroquias. Aún así: ¿Cuántas personas contraen matrimonio sin conocer realmente esta doctrina?

21 comentarios:

Salvador dijo...

Diría que casi todas, y lo hago desde la experiencia de participar en Cursillos Prematrimoniales en los tiempos del existente concordato Iglesia-Estado y hasta que se disolvió.

Ahora he participado de forma muy breve invitándoles a conocer a JESÚS, ese Personaje que ellos invitan al matrimonio, porque casarse por la Iglesia o recibir el sacramento del matrimonio es invitar a JESÚS a tu matrimonio y a tu vida. Se trata de tres y no de dos.

Pues ni caso ni interés. Y es más, el grupo de cristiano que lo imparte no muestra tampoco mucho interés de que esto es el centro de la vida matrimonial.

La invitación consiste en vivir la experiencia de un encuentro serio con JESÚS, contigo mismo y con los hermanos a través del Movimiento de Cursillos de Cristiandad.

No hay formación, conocimiento ni ganas, por supuesto, de conocer a JESÚS. Todo se reduce al día a día, frase que se oye mucho ahora, y lo lógico es que cuando no haya atracción o aparezcan las dificultades, que aparecerán, todo se termina.

Un abrazo en XTO.JESÚS.

NIP dijo...

...insoluble,pero no debe ser ni incoloro, ni insípido.¡Cuánta razón lleva!.Un abrazo.

Rafael dijo...

No sólo Juan Pablo II. Creo que es el psiquiatra Enrique Rojas, quien ha afirmado que las tres plagas de nuestro tiempo son el terrorismo, el SIDA y el divorcio.

Sancho dijo...

Sinceramente, hemos llegado hasta tal punto en la falta de respeto al matrimonio que veo muy dificil dar marcha atrás. Si los partidos políticos ni tan siquiera se comprometen a derogar el aborto, el tema del divorcio ni se menciona.
Un saludo.

Aquiles dijo...

Pues muy poca gente se atrevería. De hecho, no dejo de sorprenderme con este blog y unos pocos más. Felicidades de nuevo y un abrazo.

LAH dijo...

Hay muy poca información y qué duda cabe que nuestro principal esfuerzo y oraciones es inculcar a los que tenemos hijos que casarse no es algo baladí, es algo muy serio Y PARA TODA LA VIDA no es algo de quita y pon, pero tenemos a toda una sociedad en contra de esto...un abrazo

CHARO dijo...

Cuanta razón tienes en lo que has escrito,creo en Jesús y trato de seguir sus pasos a pesar de las dificultades que esto supone dada la debilidad del ser humano, en este caso yo.No soy partidaria del divorcio y opino que la familia es la base fundamental de nuestra sociedad y aunque hoy en día las parejas apenas se aguantan nada y a la menor se divorcian reconozco que hay casos auténticamente dramáticos en los que sí que estoy de acuerdo en el divorcio para evitar males mayores.saludos

Miriam dijo...

Formación para los jovenes y no tan jovenes. Es fundamental

Hoy en día el ambiente no facilita la superaciónd de baches. Por eso conviente tambien rezar rezar y rezar por los matrimonios.

ale dijo...

Es muy triste, es cierto que el divorcio es el cancer de la sociedad y los que mas sufren son los hijos. Yo creo que es un gran problema en los catolicos el que no se explique bien en que consiste el matrimonio...que es una vocacion, una forma de servir y de darse a los demas...que te casas por amor, por supuesto, pero es el comienzo del camino...tambien se deberia explicar mejor cuales son las herramientas que la Iglesia nos das para mantener un matrimonio...y ser feliz...como estar abiertos a la vida utilizando metodos naturales de planeacion familiar...tambien, ir a Misa todos los domingos y tener presente a Dios en las casas...y estar dispuestos a perdonar y a mejorar cada dia...en fin...son muchas cosas... El problema de tanto divorcio ahora, es que no hay muchos modelos de matrimonios jovenes que hablen alto acerca de lo importante que es mantener a la familia unida.

Gonzalo dijo...

Me parece magnífica la entrada, pero el último párrafo es complicado. Dices:

"Aunque las leyes no ayudan, se podría luchar contra esta plaga dando a los jóvenes, al menos a los católicos y a los que se casan por la Iglesia, la debida formación. Me constan los esfuerzos que en este sentido realizan muchísimas parroquias. Aún así: ¿Cuántas personas contraen matrimonio sin conocer realmente esta doctrina?"

Bien, se supone que a los que se casan por la Iglesia se les está dando la debida formación. Para eso está el obligado cursillo prematrimonial, las tomas de dichos...

No creo que haya tanta gente que contraiga matrimonio canónico "sin conocer esa doctrina", en lo relativo a la indisolubilidad. Otra cosa es que les importe un pito y sólo quieran hacer el teatro.

Ante eso, lo poco que se puede hacer pasa por la exigencia de los cursos dados a los novios y del permiso del cura. ¿Cuántos curas tienen ante sí la evidencia de que aquello es un teatro? ¿Está en su mano negarse a celebrar la boda si no aprecia un verdadero compromiso con el vínculo solicitado y solemnemente acordado ante Dios?

No lo sé. Pero a lo mejor hay que apretar un poco más y no permitir, al menos, determinados cursillos que son un trámite falso como moneda de 3,50.

Salvador dijo...

La realidad es esa y en un mundo autoengañado donde se distorsiona la realidad todo parece normal y la única salida.

Pero no ha sido un don nadie y alguien importante quien lo ha dicho, sino el HIJO de DIOS, JESÚS de Nazaret. Y si ÉL lo ha dicho es que se puede, porque el amor lo puede todo.

Y desde ahí debe arrancar nuestra firme convicción que se puede vivir la fidelidad para toda la vida.

Porque nosotros no buscamos nuestra felicidad aquí en las cosas de la tierra,en que todo nos vaya bien, incluso relaciones familiares, sino en el gozo de amar y sentirnos amado por JESÚS.

Y cuando eso es así todo se ve de otra forma y se supera. El problema, no sólo en esto sino en todo es que nos buscamos a nosotros y para eso hay que quitar a otros.

Es lo de la profesía de Oseas, Gómer y sus hijos. En manos del ESPÍRITU todo se supera.

¿Qué cuesta? claro, ya lo decía la madre Teresa de Calcuta: "Cuando duele es prueba de que estamos en el buen camino.

Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS,.

Mrswells dijo...

Lo de la formacion de los jovenes debe venir de mucho antes (de que se casen)

que ha pasado con los cuentos populares? el cuento de la lechera? el de caperucita? y todas esas princesas que siempre acaban casandose 'Para siempre '..?

que ha pasado? que vino un lobo astuto, se metio en el Gobierno y se puso a escribir leyes 'mas justas' dijo que la abuelita (valores tradicionales) al cuerno, que ahora lo que hay es el..

Y si, mucha gente le veia las orejas pero no dijo nada a la pobre niña.

Es mas facil manipular a una sociedad derrotada y confundida,

Kara dijo...

La familia es muy importante. lo es todo ¡¡¡. Un beso Elige ¡¡¡

Anónimo dijo...

Una pregunta: Una mujer católica, casada, que recibe daños físicos y psíquicos por parte de su marido, ¿puede recurrir, en última instancia a las actuales leyes que mencionais?. Gracias.

Anónimo dijo...

una pregunta: una mujer católica, casada, que recibe daños físicos y psíquicos por parte de su marido, ¿puede acudir, en última instancia a las actuales leyes que mencionais?. Gracias.

Anónimo dijo...

Una pregunta: Una mujer católica, casada, que recibe daños físicos y psíquicos de su esposo, ¿puede recurrir en última instancia a las actuales leyes que mencionaís?. Gracias.

Anónimo dijo...

¿por qué no sale publicado mi mensaje?, lo he enviado 3 ó 4 veces

eligelavida dijo...

Anónimo, perdona la tardanza en subir tus comentarios. Han sido problemas con mi adsl.

eligelavida dijo...

En cuanto a tu pregunta, la Iglesia no tiene potestad para disolver un matrimonio.

El matrimonio rato y consumado no puede ser disuelto por ningún poder humano, ni por ninguna causa fuera de la muerte (canon 1141).

Cuando hay dificultades graves en la convivencia es aplicable la separación (1151-1155), es decir, la ruptura de la convivencia permaneciendo el vínculo matrimonial.

El divorcio no cabe para un católico y los malos tratos (un drama para las familias) no convierten un matrimonio en nulo (como si no hubiera existido).

Sí es verdad que si hubo malos tratos ANTES del matrimonio y éste se contrajo con la intención de evitarlos, habría que consultar a un canonista, porque podría existir una causa de nulidad por miedo grave o violencia.

También sería causa de nulidad la existencia de dolo para obtener el consentimiento al matrimonio o si hubo engaño en la cualidad de la persona.

En otras palabras, habría que examinar si ANTES de contraer matrimonio existía alguna causa de nulidad. Entonces, el matrimonio podría ser declarado nulo.

Anónimo dijo...

Eligelavida, gracias. Con mi pregunta me refería a la separación, al cese de la convivencia, no al divorcio.

Luis y Mª Jesús dijo...

No entré hasta ahora en internet.
Tienes toda la razón. Es una pena que, incluso muchos que se autodefinen católicos practicantes pongan en jaque el matrimonio.
Vengo de una pequeña conferencia en Gijón y me sigo emocionando por haber tenido la suerte de descubrir la verdad del matrimonio, de la familia.
un abrazo.
María jesus (5º b)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).