martes, 22 de febrero de 2011

Bernard Nathanson: de rey del aborto a defensor de la vida


Bernard Nathanson decía de sí mismo que era un asesino de masas y no le faltaba razón. Durante sus años como ‘rey del aborto’ fue responsable de la muerte de más de 75.000 niños, incluyendo a su hijo. Pero las cosas cambiaron cuando Nathanson se sintió capaz de admitir que el feto y el embrión eran seres humanos y que aquello que diariamente realizaba era un asesinato.

El que fuera un famoso abortista se convirtió a la causa de la defensa de la vida y hoy el movimiento provida llora su muerte y recuerda sus grandes aportaciones como el documental "El grito silencioso" o su autobiografía "La mano de Dios".

Jim Hughes, presidente de la Canada’s Campaign Life Coalition, ha recordado una ocasión en que el Dr. Nathanson debatió con Morgentaler, uno de los grandes promotores del aborto en Canadá. "Fue bastante cómico", dijo Hughes, "cuando Morgentaler expuso sus ideas y su defensa de la práctica del aborto y Nathanson se rió y dijo: ¡Yo inventé todas esas frases! ¡Yo inventé esas estadísticas!".

El testimonio de Nathanson debe llevarnos a pensar que el cambio que necesita nuestra sociedad para vivir en una cultura de la vida es posible cuando el hombre se siente interpelado en su conciencia y reconoce la verdad cuando la ve. Descanse en paz.

8 comentarios:

Militos dijo...

La historia de este hombre siempre me fascinó, sobre todo porque ante la evidencia de la vida supo reaccionar y dedicarse a defender la vida.

Querida Elige, no he podido avisarte antes por lo liada que estoy con la nieta, pero te dejé un premio a la resistencia, muy querido por mi, en mi blog De Dentro, een el post del 17 de febrero de 2011.
No tiene condiciones, simplemente es para ponerlo en el lateral del blog, si es de tu agrado.

Un beso grande

Capuchino de Silos dijo...

Así ha sido, de ser un famoso abortista se convirtió en defensor de la vida. Que descanse en la paz del Señor.

Gracias. Un abrazo

Sancho dijo...

Siempre honra a un hombre reconocer sus errores. Nathanson no sólo los reconoció sino que además se convirtió en un acérrimo defensor de la vida, dando conferencias y contando su experiencia en el infierno. Descanse en paz.

Gonzalo dijo...

Descanse en Paz

Angelo dijo...

Me quedo con toda la lucha y testimonio que este hombre ofreció para salvar muchas vidas. Una sola ya hubiese bastado para valorar su grandeza. Que Dios lo acoja en su reino. Un abrazo

Interruptor dijo...

Ayer también lo publiqué.

Es impresionante cómo una persona puede ver la Verdad y cambiar radicalmente su vida. Él supo cambiar, siguiendo un camino que recuerda en cierto modo al de San Pablo. No cayó de un caballo pero la conversión fue similar.

Estoy seguro de que el Señor lo tendrá en su gloria.

Rafael dijo...

Conclusión: las personas pueden cambiar y redimirse. ¿No es fantástico?

Kara dijo...

Nunca es tarde para cambiar. Un beso elige ¡¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).