sábado, 15 de enero de 2011

«Se puede llegar adonde yo quiero sin manos y sin pies»


«Se puede llegar adonde yo quiero sin manos y sin pies». Quien afirma esto es Rosalía Cruz, una mujer que recientemente ha sufrido la amputación de brazos y piernas por un problema de salud. A pesar del dramatismo de su situación, Rosa no pierde la alegría. «Hace muchos años –dice- que entregué mi vida a Dios. Lo que viene detrás, ya está entregado».

A Rosa su fuerza le viene de su fe en Dios y de su confianza en estar haciendo Su voluntad; pero la alegría que tiene no es nueva, parte también de su afán de servir a los demás, y así lo cuenta. Y hoy, con una fortaleza impresionante basada en su fe, vive alegre queriendo continuar con su vocación de servir, que es amar y «para amar, que es lo que a mí me importa - dice Rosa - lo que hace falta es cabeza y corazón y eso lo tengo entero».

Amante del deporte y de la lectura, Rosa sonríe al escuchar estas palabras de Rabindranath Tagore que ‘la clavan’: «Dormía y soñaba que la vida era alegría, desperté y vi que la vida era servicio, serví y vi que el servicio era alegría».

¡Que lo disfrutéis!


11 comentarios:

Capuchino de Silos dijo...

Como ella dice la cabeza para pensar en Dios y el corazón para amarle. No hace falta más. La ayuda la recibirá de Él que no le faltará y de la muchísimas oraciones diarias que las recibe porque tiene toda la fe que el Señor le aporta.

Gracias

Un beso

Carlos dijo...

impresionante!!

LAHDDEC dijo...

Precioso testimonio, alguien tiene dudas si existe Dios? porque despues de ver este ejemplo...más claro no puede estar, gracias Elige un abrazo.

Teresa dijo...

No tengo palabras. Un gran testimonio.

Kara dijo...

Un testimonio impresionante. Un beso ¡¡

Salvador dijo...

Lo más importante es la Gracia de DIOS, el estar en paz en su presencia y Misericordia.

De eso podemos dar fe todos los seres humanos, porque las cosas pasan y pierden su importancia:

Desesperado por jubilarme, ahora estoy igual que antes. No es esa mi felicidad.

Desesperado por obtener aquellas oposiciones y trabajo, ahora estoy cansado de él, y no me llena plenamente.

Ansioso y loco por aquella chica, ahora me cuesta serle fiel y permanecer a su lado.

Desesperado por...

Sólo la paz de la Vida de la Gracia nos colma plenamente de eterna felicidad. Ya no importa tanto, brazos ni pies, jubilación, oposición, chica...etc. Se necesitan, pero no son prioridades ni lo más importante de mi vida. Sólo DIOS basta, como testimonia Rosalía.

Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

ulpiano dijo...

Esta es la gente que da esperanza al mundo. La que confía más allá de la comprensión humana.
Saludos.

Andy dijo...

Es un testimonio precioso e inspirador.

Verdaderamente impresionante. Ojalá el Señor me concediera esa fuerza, para quejarme menos por las pequeñas cosas que a todos nos ocurren.

Un abrazo.

lourdes dijo...

gracias edifica mil ghracias que Dios te bendiga creo que para Dios nada es imposible pero para aquellos que saben vivir en la voluntad de Dios aceptando dia a dia su voluntad que el señor siga bendiciendo a tantas persona que en su deseo de vivir nos hablan de Dios con su vida mil gracias nua vez más muy unidas en oración y un abrazo

Luis y Mª Jesús dijo...

¡Una mujer con suerte!, si señor. Me nuda suerte es tener un espíritu como el de Rosa.

¡Feliz Año, elige!.
Un abrazo

Javier dijo...

Hace mucho tiempo escuché a un pastor protestante por la radio decir que todo el mundo es necesario y útil para la Iglesia, y te ponía ejemplos y decía que un tetrapléjico orando ocho horas, era capaz de reventar el ministerio de aquella Iglesia el solo, superando a los que actuaban en él (algo así dijo, es que hablo de memoria y hace ya tiempo...)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).