miércoles, 2 de febrero de 2011

"Aún no estoy maduro para ser padre"

Hace dos años asistí a la boda del hijo de mi amiga Carmen. Jorge y su novia Luisa se casaron con veintiocho y veintiséis años, respectivamente. El es psicólogo y trabaja como consultor. Ella da clases en un colegio. Ayer los vi de nuevo, tan felices, recién llegados de un viaje por Europa. No tienen hijos porque, según afirma Jorge muy convencido, son muy inmaduros para ser padres.

Los dos se dedican a enseñar o asesorar a los demás. Ganan dinero, viajan y tienen gran cantidad de amigos y conocidos. Pero, al parecer, no son lo bastante ‘maduros’ para cuidar de un niño.

La cuestión es que si no eres lo bastante maduro para ser padre, tampoco lo eres para casarte… ¿o sí?

13 comentarios:

LAH dijo...

No es otra cosa que eludir responsabilidades, conozco a muchos asi, en el fondo es huir y seguir en el "sillón", es lo que hoy se llama: CALIDAD DE VIDA, luego cuando quieran formar una familia... o no se queda embarazada o se les hace enorme la causa cuando llegue el bebé, y por supuesto se quedan en uno o dos como máximo (si llegan), en fin es más de lo que vemos, buscan la felicidad donde no está. un abrazo.

Rafael dijo...

Probablemente tenga razón, pues para ser padre hay que tener corazón de padre, y eso implica estar dispuesto a amar. Claro que a amar se aprende amando, si no se pone a la faena, tú dirás. Siempres será inmaduro no sólo para ser padre, sino para ser persona.

Carmen dijo...

¡Va todo en el mismo lote!! ¡Un beso Elige!

NIP dijo...

Creo EligeLaVida, que cuando uno tiene la vocación del matrimonio es para todo, y al casarse va todo el circo, trapecistas y fieras.Un abrazo.

Claudio dijo...

A esta afirmación: «Los dos se dedican a enseñar o asesorar a los demás. Ganan dinero, viajan y tienen gran cantidad de amigos y conocidos.» una pregunta o una duda ¿y la intimidad como es? ¿Cual es el lugar de Dios?
Fraternalmente,

Interruptor dijo...

Las dos cosas van juntas. Simplemente, no se quieren comprometer, no quieren tener responsabilidades, les da miedo, además de tener un cierto toque de egoísmo.

Es una muestra de la sociedad actual, esta sociedad en la que nos meten hasta por las narices que lo bueno es vivir bien, sin preocupaciones, sin presiones y sin responsabilidades, que lo que se lleva es el egoísmo, “mientras yo esté bien, el resto no me importa”.

Pero siendo así, más vale que se quieran de verdad porque, si no son maduros para comprometerse y aceptar responsabilidades, el matrimonio se puede tambalear al primer problema que se les cruce por el camino.

Mrswells dijo...

Me gusta el comentario del circo...
con fieras y trapecistas..

matrimonio es entrega.

Cuando no se quiere uno dar, para que dice que se da?

Juanjo dijo...

El tema es complicado. Lo cierto es que cuando aparece el primer hijo "la fiesta se acabó". Lo de "no estamos preparados" es una chorrada, simplemente no les da la gana.

Y ya conozco yo alguna pareja con hijos tardíos que se ha ido al carajo porque el cambio les ha superado. Hay que tener cuidado y saber lo que se quiere.

Kara dijo...

jjjjjj....que gran reflexión final Elige, me ha encantado y me has hecho reir. Así es o se es maduro para todo, o no se es para nada. Un beso ¡¡¡

Santisiembra dijo...

Una manera mas de excusar y evadir uno de los fines del matrimonio. Un hogar sin hijos es como una colmena sin abejas, por lo tanto sin miel.. Me parece una actitud egoista, puede ser inmaduro un profesional de la psicologia? Ese que orienta a otros en el camino...???

Angelo dijo...

Me quedo con la frase de Rafael: "estar dispuesto a amar". Bajo la excusa de la inmadurez se ha escondido otra palabra que suena un poco más gorda: ¡Egoismo!¡Hay que disfrutar antes! Sorpendentemente, algunos me lo han reconocido

Miriam dijo...

¡Que lio mental que tienen¡
A ver si les llega un bebe, y así acaban de madurar de golpe

Oceanida dijo...

A veces no entiendo el concepto de matrimonio que tienen algunas personas. me resulta inutil en muchas ocasiones esa excusa.

Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).