miércoles, 29 de diciembre de 2010

¡Yo soy inocente!


Decía Juan Pablo II que detrás de cada mujer que aborta, está el egoísmo de un hombre que no ha sabido quererla, apoyarla, comprenderla. Nadie duda que el aborto para casi todas las mujeres, -yo me atrevería incluso a afirmar que para toda mujer-es, aunque lo escondan bajo mil pretextos, un tremendo dolor y un trauma que oprime el corazón y la conciencia.

"El hombre no es el dueño de la vida, es el custodio, el administrador, y la mujer, la cuna donde el Creador deposita su tesoro", comentó en uno de sus discursos Benedicto XVI. Todas estas reflexiones me han venido a la mente leyendo la obra teatral de José María Velo de Antelo en la que plantea una situación, en el contexto de una sociedad donde se ha legalizado la interrupción de la maternidad y es podríamos definir de "manga ancha". La obra plantea el problema de una pareja a la que un embarazo no deseado le desmorona sus planes y no están dispuestos a sacrificar por un hijo su independencia, su comodidad. Él lo tiene muy claro. ¡No quiere a ese ser inocente que es carne de su carne! A ella le envuelve la duda y le asaltan los miedos; rechaza la maternidad ayudada por el cinismo, la frivolidad, el egoísmo de una amiga. ¡Va a matar al niño que lleva en sus entrañas!

En los actos y en un crescendo de diálogos dramáticos, se enfrentan y se delinean las dos parejas; cada una tiene una visión diversa del problema hasta conducirnos a un final que es... ¡Un canto a la vida!

"Yo Soy Inocente" hace comprender, en toda su verdad, que el aborto es la derrota del hombre y de la sociedad civil; que se sacrifica la vida de un ser humano indefenso, por cobardía, por desconfianza, para perseguir un mal entendido bienestar.

Pero antes de que se levante el telón quiero terminar con Teresa de Calcuta, apóstol de la vida y de la caridad; la religiosa universal que decía siempre, "no abortéis, dadme a mí ese hijo que no queréis que nazca." A Madre Teresa la encontré un día en el aeropuerto de Fiumicino; acababa de bajar del avión de Air India. Llevaba en los brazos a un niño muy pequeño y otro, de unos seis años, se agarraba al sari blanco bordeado de azul, el habito de la fundadora de las Misioneras de la Caridad. Eran dos pequeños abandonados en las calles de la Ciudad del Infierno a los que había encontrado un hogar, una familia. "Madre Teresa -le aconsejé al verla ya tan anciana, agotada de cansancio, enferma- debería cuidarse, no hacer vuelos largos... además ¡con dos niños pequeños. Seguro que le habrán dado el viaje!"

Madre Teresa me sonrió, con aquella sonrisa suya desarmante que al igual que su mirada desprendían amor y paz. No olvidaré nunca sus palabras. “¿Cansada? ¿Cansada de amar a mis pobres? ¡Jamás! - me contestó.- Cómo me puedes decir eso querida Paloma, cuando llevo en mis manos... ¡dos pedacitos de Dios...!"

Señoras y señores. LA FUNCIÓN ESTÁ A PUNTO DE COMENZAR. MEDÍTENLA.

'Yo soy inocente', es un drama en tres actos de José Mª Velo de Antelo. Las palabras anteriores pertenecen al prólogo de esta obra, firmado por Paloma Gómez Borrero. Leer la obra entera aquí.

12 comentarios:

Ricardo dijo...

Interesante. Lo bajé hace tiempo de la web al ver que lo tenías puesto en el lateral. Un abrazo.

Teresa dijo...

Gracias por la recomendación.

Anónimo dijo...

Me gustaria conocer tu opinion,elige y la de tus seguidores respecto a la provocacion del parto para cobrar los 2500 euros.
Mi angustia es que un familiar muy cercano asi lo ha hecho y ha habido complicaciones,que remordimiento si ocurre lo peor.
Espero sus opiniones,gracias.

Capuchino de Silos dijo...

¡Qué interesante! Me lo apuntaré para este año que entra.

Rezaremos como madre Teresa y otras tantas. Las Teresas valen su peso en oro.

Un abrazo

Kara dijo...

Gracias Elige. Muy interesante. Un beso ¡¡

Patricia dijo...

Gracias eligelavida!!!
Iba solo a dejarte este sencillo comentario, pero como veo que Anónimo pide una opinión te la dejo también, no sé si equivocada, pero es mi opinión:
- Anónimo, el mundo está acostumbrado muy bien a no dejar a Dios que sea Dios, el mundo decide si tiene un hijo, dos, o ninguno, el mundo decide cuándo, el mundo decide todo, y ahora, decide que adelanta a su hijo por el dios dinero.
No me parece bien el adelantar el parto por conseguir un dinero, Dios tiene un día elegido para que nazca el niño, y nosotros no somos quiénes para decidir también que venga cuando queramos.
No creo que se deba hacer, no por la razón de que vaya a pasar algo peor, sino por la ÚNICA razón que debe movernos: LA VOLUNTAD DE DIOS por encima de la nuestra. Si el dinero se necesita, no hay que preocuparse, Dios proveerá, esta es mi experiencia, de que cuando no hay, Dios lo envía por algún lado.
Anónimo, espero que te sirva mi pobre opinión.
Un abrazo a eligelavida y otro para ti.

Claudio dijo...

Elige, tenemos el recurso de la oración que, es nuestro escudo y fortaleza. Mucha oración y confiados en la misericordia de Dios. Hagamos como los árboles, que nunca bajan los brazos. No hay peor cosa que la que no se intenta.
Un abrazo fraterno

Angelo dijo...

Pues no la conocía, me viene de perlas tu recomendación. La anécdota de Madre Teresa, muestra que un corazón lleno de amor , solo puede dar lo mismo. Olvido de sí para entregarse a los demás.
Un beso

Oceanida dijo...

Mira por donde vengo de ver a Angelo y comentarle los libros que me he leido y como por arte de magia llego aqui y me encuentro con este. Me lo apunto ya, es mas a ver si lo puedo comprar por Internet. Seguro que es magnifico.

Gracias siempre querida Elige, que gusto poder volver por aqui.

Un abrazo grandote.

FOTELIAS dijo...

Estimada amiga y hermana en la Fe de nuestro recien nacido Salvador; desearte mis sinceras felicitaciones navideñas y que el Niño Jesús perfume tu familia del amor gratuito que nos da para ser luz del mundo en nuestro vivir cotidiano y ser fiel reflejo de su amor para con todos.
Besitos .

OLLUROLE dijo...

los links estan caidos, no se si me puedas ayudar facilitandomelo a mi email, gracias anticipadas

OLLUROLE dijo...

los links estan caidos, como me puedo hacer al libro? Agradezco tu ayuda!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).