miércoles, 15 de diciembre de 2010

La plaga del hambre


Vivimos en nuestro siglo una gran paradoja, y es que al tiempo que desarrollamos una prosperidad y una riqueza sin precedentes gracias a los avances científicos y tecnológicos, se difunde de manera imparable la pobreza y el hambre.

Los conflictos políticos, las guerras, las catástrofes naturales, las epidemias, no favorecen la lucha contra el hambre que sigue siendo un azote para millones de seres humanos en todo el mundo.

Afortunadamente existen organizaciones internacionales dedicadas al noble objetivo de erradicar esta plaga promoviendo la agricultura en los países más desfavorecidos y todo tipo de voluntariado empeñado en ayudar. Pienso que el primer paso que deberíamos dar todos, siguiendo a estas personas, es el de reconocer que existe un derecho fundamental del ser humano que hay que atender y respetar: el derecho a vivir "libre del hambre". Del hambre física y del hambre espiritual. Porque a la carencia de pan, es decir, de lo más básico, acompaña un abandono, un desprecio a la persona, una pérdida de dignidad que hay que solucionar con mucha generosidad y entrega. Así lo enseñó la Madre Teresa de Calcuta y así lo viven miles de personas que un día se sienten llamadas a alimentar a sus hermanos y, en seguida, comprenden que este alimento debe ir unido al reconocimiento de la dignidad de la persona que sufre y carece de él.

Así lo relata el protagonista de esta historia, Narayanan Krishnan, que he encontrado en el blog ‘Noche oscura del alma’, y que explica cómo ha hallado el sentido de su vida en una palabra: "dar".


7 comentarios:

Maria Jesus dijo...

He visto el video, no he entendido nada pero creo que he captado la idea. Como decía la Madre Teresa, los pobres tienen hambre de pan y de amor

Teresa dijo...

Que este Adviento nos recuerde la carencia de pan y de amor de tantos millones de personas. Un abrazo!

NIP dijo...

Hola Eligelavida: Muchos se extrañan cuando hablan de hambre, guerras, etc. que salga siempre con lo mismo: Dignidad y Justicia. Primero dentro, luego en el barrio, luego la ciudad, la nación, el continente, el globo, sólo en ese orden podemos hacer algo perdurable, reparador.Muy buena entrada, un tipo ejemplar.

Angelo dijo...

Todas las convenciones y encuentros que realizan para abordar el tema de la hambre, debería exigir el conocimiento in situ de cada uno de los asistentes. Tal vez así podrían dejar aparcadas tantas teorias y tanto papel escrito. No hay excusa para nadie. Hay recursos suficientes para que el hambre sea erradicada. No se hace,porque el egoísmo tiene esclavizado a este mundo.

Capuchino de Silos dijo...

Este tema me sobrepasa.
Aquí se dan citas tantas y tantas manifestaciones de falta de amor que no tengo nada más que pedirle ayuda al Señor y...que seamos siempre conscientes de ello.

LAHDDEC dijo...

Coincido con Angelo, el dinero es el que manda...
ese poder no se quiere soltar.
un abrazo

Griss - Celestialmente Dulce dijo...

Hola Elige: Muy bonita entrada. Esperemos y estemos preparados en este tiempo de adviento para recibir a Jesús verdaderamente en nuestro corazón, y así seremos más humanos con los demás hermanos. Saludos y Bendiciones

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).