domingo, 7 de noviembre de 2010

¡Que la Cruz brille siempre en tierras de Europa!


Es necesario que Dios vuelva a resonar gozosamente bajo los cielos de Europa; que esa palabra santa no se pronuncie jamás en vano; que no se pervierta haciéndola servir a fines que le son impropios. Es menester que se profiera santamente. Es necesario que la percibamos así en la vida de cada día, en el silencio del trabajo, en el amor fraterno y en las dificultades que los años traen consigo.

Europa ha de abrirse a Dios, salir a su encuentro sin miedo, trabajar con su gracia por aquella dignidad del hombre que habían descubierto las mejores tradiciones: además de la bíblica, fundamental en este orden, también las de época clásica, medieval y moderna, de las que nacieron las grandes creaciones filosóficas y literarias, culturales y sociales de Europa.

Ese Dios y ese hombre son los que se han manifestado concreta e históricamente en Cristo. A ese Cristo que podemos hallar en los caminos hasta llegar a Compostela, pues en ellos hay una cruz que acoge y orienta en las encrucijadas. Esa cruz, supremo signo del amor llevado hasta el extremo, y por eso don y perdón al mismo tiempo, debe ser nuestra estrella orientadora en la noche del tiempo. Cruz y amor, cruz y luz han sido sinónimos en nuestra historia, porque Cristo se dejó clavar en ella para darnos el supremo testimonio de su amor, para invitarnos al perdón y la reconciliación, para enseñarnos a vencer el mal con el bien. No dejéis de aprender las lecciones de ese Cristo de las encrucijadas de los caminos y de la vida, en el que nos sale al encuentro Dios como amigo, padre y guía. ¡Oh Cruz bendita, brilla siempre en tierras de Europa!

Extracto de la homilía del Papa Benedicto XVI en la Santa Misa con ocasión del Año Santo Compostelano. Santiago de Compostela, 6 de noviembre de 2010.

This is why we need to hear God once again under the skies of Europe; may this holy word not be spoken in vain, and may it not be put at the service of purposes other than its own. It needs to be spoken in a holy way. And we must hear it in this way in ordinary life, in the silence of work, in brotherly love and in the difficulties that years bring on.

Europe must open itself to God, must come to meet him without fear, and work with his grace for that human dignity which was discerned by her best traditions: not only the biblical, at the basis of this order, but also the classical, the medieval and the modern, the matrix from which the great philosophical, literary, cultural and social masterpieces of Europe were born.

This God and this man were concretely and historically manifested in Christ. It is this Christ whom we can find all along the way to Compostela for, at every juncture, there is a cross which welcomes and points the way. The cross, which is the supreme sign of love brought to its extreme and hence both gift and pardon, must be our guiding star in the night of time. The cross and love, the cross and light have been synonymous in our history because Christ allowed himself to hang there in order to give us the supreme witness of his love, to invite us to forgiveness and reconciliation, to teach us how to overcome evil with good. So do not fail to learn the lessons of that Christ whom we encounter at the crossroads of our journey and our whole life, in whom God comes forth to meet us as our friend, father and guide. Blessed Cross, shine always upon the lands of Europe!

(Holy Mass on the occasion of the Compostelian Jubilee Year. Homily of His Holiness Benedict XVI. Plaza del Obradoiro, Santiago de Compostela, Spain).

8 comentarios:

Sancho dijo...

El Papa ha dicho también que España es un país cuyos orígenes se encuentran en la fe, pero también un país donde se han desarrollado un laicismo, un anticlericalismo y un secularismo fuertes y agresivos.

Con esa transparencia nos dice el Papa cómo la fe se está perdiendo y la práctica religiosa es cada vez menor. Su llamada es para toda Europa, pero muy especialmente para España, que siempre había sido baluarte de Europa en la fe.

eligelavida dijo...

Lo cual es muy cierto. Esta mañana he leído que los monjes benedictinos del Valle de los Caídos han celebrado Misa en las puertas del Valle debido a la prohibición del Gobierno de que los fieles accedan a la Basílica. Todo ello sin ninguna explicación, porque la Basílica no se está derrumbando ni mucho menos.

Realmente se trata de una situación que recuerda a lo que pasó en España antes de la Guerra Civil.

Gran Visigoda dijo...

Es hora de dar gracias por la presencia del Papa en nuestra tierra y por cada una de sus palabras. Un abrazo!

Oceanida dijo...

Que brille amiga mia, que brille!!

Que emocion estos dos dias...

Un abrazo enorme.

Juanjo dijo...

Estoy de acuerdo con Sancho. Las palabras del Papa retratan la realidad española. No sé a qué viene tanto romperse las vestiduras. El tratamiento de los medios a esta visita recuerda ese anticlericalismo. Además, como dice elige, lo que ocurre en el Valle de los caídos se acerca peligrosamente a la persecución que hubo durante la República.

Gracias a Dios, el Espíritu Santo ha hecho que la Iglesia tenga un timón firme con los auténticos titanes que la han llevado hasta este siglo.

Luis y Mª Jesús dijo...

Han sido unos días fantásticos, primero en Santiago, donde tuve la suerte de acudir, después desde la distancia, oir la homilía del Papa en Barcelona y, al regreso en León encontrarnos con la Cruz del Papa.

La persecución a que estamos siendo sometidos (increíble lo del Valle de los Caídos) nos hace reaccionar, y esto va a ser imparable ¡ya lo verás!
Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola, he visto una cara "pintada" en esa imagen que has publicado, cómo que disuena, así estuvo esa persona o han ocultado su identidad a propósito con alguna herramienta de edición de imágenes?

eligelavida dijo...

Cambiado!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).