lunes, 22 de noviembre de 2010

«¡No me hagas favores! ¿Vale?»


Una vez un amigo me comentó que su abuela había muerto… de risa. Muy dignamente, ¡sí señor! Pero… de risa. Ahora nuestros politiquillos de turno, en concreto uno al que el turno le está durando bastante, vuelven a sacar a la palestra lo que llaman ‘muerte digna’. Parece ser que el que se muere sin pedir que lo maten, no muere dignamente. Y claro, prestos a solucionarlo, han decidido ‘dignificar la muerte’ cargándose al personal. Según dicen, sólo al personal que lo pida, ¡como si fuéramos a fiarnos de ellos!

Ese afán por ‘dignificar muertes’ e ‘interrumpir embarazos’ asusta bastante. Tanta compasión por enfermos, ancianos y discapacitados, francamente, no me la creo. ¡Pobre Terri Schiavo! Algunos argüían que su situación era insoportable. Otros, dado que no padecía dolor, sólo pretendían amarla y cuidarla, concepto totalmente alejado del ‘encarnizamiento terapéutico’, de manera que no me vengan ahora diciendo que la intención era mantenerla con vida artificialmente. Pero Terri fue condenada a muerte, ejecutada a base negarle el agua y el alimento. Ya veis qué digno. ¿No os repugna esa compasión que lleva a la gente a matar diciendo que ‘lo hacen por su bien’? Dan ganas de gritar: «¡tío, a mí no me hagas favores! ¿Vale?»

16 comentarios:

Ricardo dijo...

Como en el caso del aborto, la muerte por compasión es la gran excusa para eliminar a los no productivos. Un espanto.

Maria Jesus dijo...

Da miedo ¿verdad?

Rafael dijo...

"Esta especial frivolidad de la muerte está a la base de la pérdida del respeto a la vida humana, del nuevo papel que ha adquirido el suicidio en estos años, de ese hecho tremendo que se podría llamar la vocación de nuestro tiempo para la pena de muerte y el asesinato. Pero sería excesivo no sentir sino temor y desolación por todo ello, porque la vida humana no tolera a la larga las deformaciones, y recobra su figura plena y henchida de sentido".

Julián Marías. Filósofo

Interruptor dijo...

Hay cosas que me tocan las…

La dignidad es una cualidad esencialmente humana, y tan solo se utiliza para cosas cuando se refiere que puede usarse sin desdoro.

Por tanto no es digna o indigna la muerte, lo que tiene o no dignidad es la actitud de la persona cuando se enfrenta a la muerte, y no me parece nada digno, sinceramente, el enfrentarse a la muerte rindiéndose y pidiéndola a gritos. Mucho menos me parece digna la actitud de quienes “reparten muerte” por doquier porque “son muy caritativos”.

Pues yo, personalmente, prefiero que conmigo lleguen al encarnizamiento a que me adelante un solo segundo el momento de mi muerte, y espero poder reflejarlo por escrito de alguna manera para que si alguien llega a “ayudarme a morir dignamente” se las vea con una denuncia por asesinato.

Salvador dijo...

Detrás de esas decisiones se esconde una falsa piedad, pura hipocresía.

La verdadera piedad consiste en acompañar y dar esperanza. ¿Cuál es la esperanza de una persona en sus últimos momentos? ¿Cuál?

Con toda seguridad, seguir viviendo libre de toda enfermedad. Y esa esperanza existe.

Sólo los que tienen miedo y están sometidos a los vicios de este mundo temen que exista. Sus conciencias les excluyen del gozo eterno.

Y, en su remordimiento quieren llevarse consigo a otros. Y tratan de convencerlos, de hacerles ver que todo está acabado y no vale la pena enfrentarse a la realidad ni sufrir el tributo de pedir, con verdadera humildad, como el buen ladrón, que lo tenemos fresquito, la salvación eterna.

Ese afán de que nadie se salve les lleva a exigir la eutanasia. Quieren con ello tranquilizar sus conciencias.

Matar a los nacen, para que no les estorben ni les compliquen la vida. Y matar a los que ofrecen sus últimos años como expiación y purificación por sus pecados para que no les delaten, son los objetivos de los que, por su propia voluntad, se excluyen.

Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

LAHDDEC dijo...

Desde que salió hace un par de dias esta noticia nó paro de darle vueltas, muy bueno el titulo que le has puesto.
Siento mucha impotencia...mi madre murió en su casa después de 5 dias de sufrimiento, rezando y ayudandola a morir en ese tiempo y rodeada de su familia en todo momento,fué "maravilloso" todo.¿Y me quieren convencer ahora que no fué digna su muerte?...
Elige un abrazo,no se´dónde moriré ni cómo, pero desde luego habrá que temerle entrar en un hospital si llego a mayor.
(en Suecia creo que los mayores huyen a otros paises para morir)

iskander dijo...

Un señor danés me contaba que esta ley(muy parecida) era el adelanto de los testamentos y ahí radicaba su peligro. Ante la inconsciencia del enfermo se ponía en movimiento un sistema de contabilidad que era el que decía si "interesaba desenchufarlo".
Por otra parte, sobre la voluntad del enfermo, debemos ponernos en la situación de depresión de quienes creen morir sin remedio y prefieren acortar esos pensamientos. Es un suicidio tolerado y un egoísmo familiar.
Estos días se han estado escuchando testimonios que decían barbaridades como "la familia no tiene que pasar por eso"...¿CÓMO? y si hace falta dormir en el suelo junto a la cama del enfermo se duerme pero jamás se lo trata como un problema eliminable.
En fin, me pongo enfermo con estos temas, con estos que se creen dioses para disponer de la vida humana, con esos que buscan la comodidad antes que la humanidad.

gosppi dijo...

La verdad es esa.....espero morir rodeada de los mios por eso lo hice con mi madre y lo haré con mi padre...Dentro de la Iglesia estaremos siempre rodeados de los nuestros. Asi que espero animar a quien piense lo contrario porque no sabe lo que se pierde...Estupendo post Elige...un beso

NIP dijo...

...tampoco me hagan ningún favor!

¡Salud!

Capuchino de Silos dijo...

Yo prometo, con todos mis respetos, que a mí me llevan "pa el otro barrio" y me presento por las noches a "to quisque".
¡¡¡Cuidadito que lo que han dicho va en serio!!! Conozco dos casos muy, muy cercanos y no piden permiso a nadie.

¡Dios nos libre!. A mí, desde luego que no me mata nadie porque no me da la real gana.

Muy buena entrada. Yo si hago una me destrozan el blog.

Un abrazo y gracias

Juanjo dijo...

Me parece muy bueno el comentario de Iskander cuando dice que para esta gente el enfermo es un problema eliminable. De ahí que lo regulen todo para hacer su santa voluntad.

mrswells dijo...

Como comunicadora no tienes precio, elige

Aunque es mucho mas terrorifico de lo que lo has pintado, nos sirve de idea

Gonzalo dijo...

La verdad es que no es nada nuevo. Todas las tiranías lo son "por el bien y el progreso del pueblo".

Miriam dijo...

Coincido con M Jesus en que da mucho miedo
Algo tan básico como es la dignidad de toda vida humana, en una época en que se han al menos en parte, superado la esclavitud y el racismo...
Y volvemos a caer en lo mismo, pero disfrazado

Gran Visigoda dijo...

No entiendo tanto afan de destrucción, no entiendo tantas gans de matar, de acabar con los otros, no lo entiendo.

Nefer Munguia dijo...

Cierto, hacen cada cosa pensando (según esto) que están haciendo un bien pero es todo lo contrario, mejor que dejen todo como esta y que no hagan obras de caridad, conviene más

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).