martes, 23 de noviembre de 2010

Ama de casa: "Tú no trabajas, ¿verdad?"


Una amiga mía dice que, afortunadamente, dada la edad que tiene (está en los cuarenta), ya nadie le pregunta: ¿Y tú, estudias o trabajas? Estudió, trabajó y ahora, según los registros sociales, no se dedica a nada. Es una simple ama de casa; Por si alguien no lo sabe, ‘eso’ todavía existe.

Hace unos días os comentaba que la Conferencia Mundial de la Mujer de Pekín de 1995 había declarado la maternidad un obstáculo para el desarrollo sano de las mujeres. Si ser madre es un obstáculo, qué decir de aquellas que además de ser madres, se dedican al cuidado del hogar, es decir, de la familia, el marido y los hijos. Eso, para muchos, es tocarse las narices, ‘no hacer nada’. Total, el ama de casa tan sólo trabaja a jornada completa sin tener un sueldo; hace guardia médica permanentemente; ejerce de enfermera, cuidadora de niños o ancianos, cocinera, educadora, transmisora de fe y valores, chófer, pedagoga, pediatra; sobre sus hombros descansa el peso del mantenimiento del hogar, lavandería, limpieza, fontanería, electricidad; se encarga de las relaciones institucionales con guarderías, colegios y médicos; es la principal administradora del patrimonio familiar; y de vez en cuando sale a alguna fiesta o reunión social donde siempre hay alguien que inocentemente le dice: “Tú no trabajas, ¿verdad?”

Y luego están las otras, las 'superwomans' que trabajan fuera de casa desarrollando una labor profesional remunerada y también en casa realizando una labor profesional no remunerada, ¡gratis, vamos! Esas son las que llevan el pelo de peluquería y no reciben el calificativo de ‘marujas’, pero viven a la carrera haciendo constantes equilibrios mentales y físicos para poder llegar a todo sin morir en el intento.

La cuestión es: ¿Sois partidarios de que las amas de casa cobren un sueldo del Estado?


30 comentarios:

Gran Visigoda dijo...

Pues como empiece no acabo asi que resumiendo mucho puedo decir que atendiendo a lo que expones yo estaría en el grupo de las superwoman aunque con cierto privilegio porque cuando nacieron mis hijos con cada uno agote mis excedencias y desde que estan en el mundo reduje mi jornada laboral a cinco horas diarias con la consiguiente reducción de sueldo.
Puedo decir que tengo un trabajo estupendo, vocacional, para el que me prepare concienzudamente y mas concienzudamente aún para poder sacar la plaza pero ahora, con el corazón en la mano digo que si hubiera tenido la oportunidad de escoger entre la vida que llevo o quedarme en casa TRABAJANDO para los mios con la posibilidad de que el estado me diera un sueldo, mi vocación, mi preparación, mi plaza y toda su parafernalia iban a pasar rapidisimamente a la historia, por que lo que no se puede, no se puede y si se llega a poder es a costa de muchisimos sacrificios personales que a la larga la dejan a una echa una piltrafa.

Teresa dijo...

Qué rabia da cuando te preguntan esas cosas..

Kara dijo...

Claro que deberían cobrar un sueldo, o cuando menos tener pensión de jubilación (digna) por la seguridad social. La familia es la base de cualquier sociedad y hay que fomentarla. Así salen muchos crios hoy en día. Normal, no hay nadie en casa. Un beso ¡¡¡¡

Juanjo dijo...

Yo sí, sin dudarlo. Es una forma de reconocer un trabajo que tiene una altísima responsabilidad y que evita al Estado muchos euros, pues son ellas las primeras responsables que se hacen cargo cuando hay un enfermo o un anciano en casa. Por no hablar de su trabajo como educadoras.

Fran dijo...

Soy partidaria de que se comparta el trabajo en casa, se valore la maternidad, se dé importancia al trabajo del cuidado de la familia y se respete la decisión de dedicarse a ella en exclusiva. Es un trabajo con bastante más merito que muchos otros. Pero la decisión debe ser libre y que no dependa de la actitud del cónyuge que considere que el trabajo con los hijos y la casa es solo propio de la mujer y solo su responsabilidad. Hombre y mujer deben poder elegir porque es posible compartir el trabajo. Y la legislación debe hacer posible la conciliación de la vida familiar y laboral.
Si esto es así y, pudiendo salir a trabajar fuera de casa, entre los dos se decide seguir adelante con un sueldo, este pertenece a los dos porque han distribuido sus funciones para compartir, están unidos en lo material “lo mío es tuyo y lo tuyo es mío”. No veo que tenga que haber un sueldo por el trabajo en casa.
La maternidad en sí tiene un valor que debe ser reconocido por la sociedad que tiende a pensar que solo lo remunerado vale.
Otra cosa es que existan ayudas por maternidad para familias con renta baja.

AleMamá dijo...

Cuando me lo preguntan así, les digo que sí, y mucho, pero sin remuneración en billetes...no hay una casilla para marcar nada y terminan poniendo que "no trabaja"....
sí, estoy por algún tipo de reconocimiento en dinero por el aporte social de la mujer en casa del que las estimaciones en ahorro a la familia y el Estado han dicho que es enorme. No es por eso solamente, sino porque sería justo y así más féminas dejarían de sufrir por abandonar a sus familias.

Santisiembra dijo...

Vaya he estado en las dos posiciones la de ama de casa y la de superwoman, cada una en su momento, no se si lo del sueldo como tal sea viables para las economias de estados, pero , como dice Kara si que se merecen esas madres que se han desgastado en el hogar al menos una pensión digna. Y sobre esas preguntas si que provoca mandar a la porra a quien las hace. completamente imprudente..

Seneka dijo...

¿"Sueldo" del estado?

Bueno, para eso habría que pasar algún tipo de prueba de homologación ¿no?. Y, supongo, habría amas de casa liberadas sindicales y todo eso ... Y habría que cotizar a la SS ... bufff

lourdes dijo...

Gracias por su compartir todo trabajo es necesario e importantepero el ser madre y ama de casa es el trabajo más hermoso de toda mujer el entragar su vida por los que amam y eso no tiene precio unidas en oración y un abrazo en Cristo Jesús

eligelavida dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Como reflexión quisiera añadir estas palabras del Papa Juan Pablo II en la encíclica Laborem Exercens:

“Una justa remuneración por el trabajo de la persona adulta que tiene responsabilidades de familia es la que sea suficiente para fundar y mantener dignamente una familia y asegura su futuro. Tal remuneración puede hacerse bien sea mediante el llamado salario familiar -es decir, un salario único dado al cabeza de familia por su trabajo y que sea suficiente para las necesidades de la familia sin necesidad de hacer asumir a la esposa un trabajo retribuido fuera de casa- bien sea mediante otras medidas sociales, como subsidios familiares o ayudas a la madre que se dedica exclusivamente a la familia, ayudas que deben corresponden a las necesidades efectivas, es decir, al número de personas a su cargo durante todo el tiempo en que no están en condiciones de asumirse dignamente la responsabilidad de la propia vida”.

Carmen dijo...

Algunas mujeres sencillamente no pueden salir a trabajar fuera porque sus circunstancias son difíciles: es madre soltera, tiene muchos hijos, cuida a un anciano con Alzheimer al que no puede dejar solo, o tiene hijos enfermos, pero la sociedad la obliga a salir porque necesita cobrar un sueldo, y al trabajar fuera abandona una labor dentro y tiene que mal colocar (porque se entiende que no tiene buenos medios económicos, sino no tendría que salir a trabajar) a sus hijos en malas guarderías o a sus padres en un centro especial. Los perjudicados son ellos.

Carlos dijo...

Soy partidario de que la mujer que quiere salir pueda conciliar su trabajo con su familia. La que quiera dedicarse en exclusiva a su familia tendría que poder hacerlo recibiendo ayudas económicas de alguna clase. Un saludo.

Carlos dijo...

¡Por cierto, el anuncio me parece muy bueno!

Interruptor dijo...

Más que un sueldo por ejercer de ama de casa, creo que los sueldos de la gente que trabaja fuera de casa, así como las pensiones, deberían ser lo suficientemente altos como para que una familia de varios miembros puede subsistir sin problemas. Creo que la vía es lo que Juan Pablo II llama, en esas palabras que pones, salario familiar. Pero no tiene por qué ser EL cabeza de familia quien traiga el sueldo a casa, puede ser LA cabeza de familia. Mi mujer tiene un trabajo que le encanta, yo tengo un trabajo que hago porque tengo necesidad del sueldo. Nada me gustaría más que poder dedicarme a mi casa, a mis hijos, a las relaciones con los colegios o los médicos, a disfrutar de verdad de cómo crecen mis hijos y a hacer más agradable la vida de mi mujer. Yo quiero ser “marujo”, pero no puedo permitírmelo.

Rafael dijo...

Te doy toda la razón. De hecho, cuando por tema laboral tengo que preguntar la profesión a una mujer nunca digo: "¿Trabajas?", sino "¿trabajas fuera de casa?"

Mi madre se ha pegado toda la vida trabajando, y nunca ha cobrado una peseta por ello. Si hubiera cobrado no habría trabajado ni más ni menos. Sólo querría decir que habría cobrado.

Braveheart dijo...

Dar un sueldo o una ayuda social a la mujer que decide quedarse en casa es decirle que no está obligada a salir, al menos cuando es madre de niños pequeños o tiene en casa padres ancianos o discapacitados.

Una cosa es que la mujer tenga todo el derecho y deba gozar de igualdad de oportunidades y otra obligar a salir a la mujer que quiere ocuparse personalmente de su familia.

ARCENDO dijo...

La pregunta del título, lamentablemente es muy común..., pero no deja de ser señal de que quien la hace, poco o nada, sabe.

Excelente post, y en cuanto al sueldo..., más valiera que dotasen a los que trabajen fuera de casa, de empleos dignos y bien remunerados para que , la mujer pueda ejercer el papel en la familia, que nadie como ella sabe hacer.

ABRAZOS.

Anónimo dijo...

Es cierto que está poco valorado el trabajo en casa, pero a veces parece que cuando trabajas fuera como que no haces nada en casa.
Yo digo que es el engaño de la sociedad, nos han educado para estudiar, para sacar buenas carreras, nos han lanzado al mundo laboral de modo que cuando llegan los hijos, casi parece que son una carga que te impide realizar aquello para lo que te han preparado. ¿Quién prepara hoy para la maternidad/paternidad? ¿Quién plantea hoy a los jovenes que tal vez la fámilia le necesite al 100%?

Gonzalo dijo...

Yo coincido con Interruptor. No se trataría de recibir una paga del Estado -eso sí, siempre que sale el tema aprovecho para reclamársela a Chaves para mi mujer, ya que se la prometió en dos campañas autonómicas consecutivas- sino que las cosas fueran como deben ser.

El problema es que hemos sufrido un enorme engaño colectivo en el que hemos caído encantados.

Resulta que todos estamos archiconvencidos de que nuestra sociedad ha avanzado una barbaridad, cuando la realidad es que hace 40 años un asalariado del montón era capaz de pagar un piso y sacar adelante una familia, y ahora con los dos sueldos necesitamos 40 años para pagar un piso y mantener más de un hijo supone un desafío.

En mi caso somos afortunados y la Providencia ha ido poniendo parches a los problemas que hemos ido teniendo.

No vamos de vacaciones a ningún hotel, para eso está la casa familiar. No cambiamos de coche porque nos gusta más la nueva versión. La ropa de la tropa se hereda y se pasa entre hermanos y primos. Si se hace un agujero, se zurce... En fin, como siempre se ha hecho. Los fines de mes son en muchas ocasiones a base de equilibrios y así vamos tirando.

Y todavía hay quien me dice "tu mujer no trabaja, ¿no?" a lo que siempre contesto: "Mi mujer lo que no hace es cotizar. Trabajar, más que tú y que yo".

LAHDDEC dijo...

Antes de que me pregunten digo que trabajo dentro de casa.
Opté por este trabajo que es tantas veces ingrato, que no lo toman en cuenta, que pareces invisible, tiene muchos momentos de soledad, puede que si, tengo mis momentos asi,hay tambien dias que me siento como haciendo un master en la Universidad de más prestigio de los EEUU!!
esto lo vivo asi...si fuéramos remuneradas...nos mirarian con otros ojos, pero a mi eso me dá igual.
un abrazo.

Armando dijo...

Muchas veces digo que en muchas ocasiones la mujer, ha dejado de serlo por una serie de circunstancias.
Soy partidario de que la mujer trabaje sólo durante media jornada, pero que sea remunerada por la otra media que deja de hacerlo.
En cuanto a las puramente amas de casa, sí, estoy plenamente de acuerdo en que debería de recibir un salario por ese trabajo árduo y casi imperceptible para los demás.
La mujer es algo sublime, y por ello la tenemos que subir a un pedestal y mimarla con nuestro agradecimiento por todas las cosas que calladamente, en la mayoría de los casos, hacen por toda su familia.
Mi veneración hacia ellas.
Un fuerte abrazo.

NIP dijo...

Pues no,nada de argumentos raionales y justificados ni hablar, ¿crees que con la verdad nos vas a extorsionar?, ni hablar. Aquí sólo deben cobrar los trabajadores del Estado:

¡para obreros los parados!

y si sobra pasta pos pa los esforzados jornaleros de 1 sola peonada al mes, sólo a ellos.

¡Que viva el PER!

y si tras la subida del IVA, gasolina y tabaco y los nuevos impuestos a los ricos y muy ricas, queda plata entonces...

entonces sí, que sea todo para

¡los esforzados liberados sindicales!

¡Viva la clase trabajadora!
que ha conseguido una razón plausible a rabiar por seguidillas a lo Breznev, para que no cobren las amas de casa explotadoras:

¡Ama de casa #€4¬rona,
trabaja de peona!

Contundente. Apostilla tu sindicato maternal: hija no te empeñes en darnos razones demoledoras, que tras volar la cruz, vas tú...

NIP dijo...

Hola Elige, en serio, el sueldo del marido no llega ya para mucho. Se paga como si fuera soltero, sin hijos ni cargas. Pocas empresas piensan en la familia del empleado cuando éste se encuentra en la base, se mira más por cargos intermedios y directivos.

A la tropa, rancho.

Grissy - Celestialmente Dulce dijo...

Yo estoy en total acuerdo en que cobren un sueldo, pues son las más dedicadas a la formación de los niños que van creciendo, y eso es muy importante para la sociedad. Bueno yo no estoy en ninguna de las posiciones, pues no tengo hijos, ni estoy casada aún, pero si pienso que si en algún momento me toca decidir entre trabajar o cuidar de mi hogar, prefiero la última, tomando en cuenta de que la educación de un ser humano en valores es crucial en estos tiempos en que la sociedad a cambiado mucho, aunque a veces pues no se puede elegir. Por supuesto felicito a las superwoman, ya que mi Madre fue una de ellas, y wao las admiro muchísimo.

Saludos y Bendiciones

Angelo dijo...

Sin dudarlo por un instante. Basta que un hombre se ponga un día entero a realizar una de sus jornadas para darse cuenta de lo que produce, y de lo que ahorra. He leído varios estudios sobre lo que debería pagarse y realmente es un sueldazo.
Creo merece al menos una gran valoración por parte de todos.

Miriam dijo...

Uff, tema complicado.
Y cada comentario con una visión nueva y enriquecedora del tema
Por mi parte creo en la remuneración del trabajo de la persona que se queda al cuidado de los que necesitan ayuda de la casa, sean hijos, padres mayores, alguien enfermo....

Capuchino de Silos dijo...

¿Tú qué crees?
Yo estoy por el doble sueldo y con carácter retroactivo. Sería millonaria, pero de eso rien de rien.
Hay que estar calladita y bien calladita. Deberíamos salir todas a la calle y ponernos con las cacerolas y sartenes que han sido fregadas debidamente durante años, delante de la Moncloa a dar un poquito de concierto morcillero por la tarde/noche y despertar al personal de palacio.

¡Qué buena entrada! Si hacéis algo contad conmigo.

Un beso

Capuchino de Silos dijo...

Vengo a darte las gracias por tu paseo por mi blog y desearme feliz día de Santa Cecilia.Lo agradecí.

Gracias otra vez

Besos

gosppi dijo...

Yo me siento muy afortunada de ser Ama de casa..y lo pongo con Mayúsculas...porque aunque me gustaría estar mas valorada el Señor me está recompensando lo indecible, El paga mejor que todos!!!!Eso si, le dije a una vendedora por telefono que era Ama de Casa profesional y se quedó muda...la pobre. Un abrazo estupendo post....

Javier dijo...

Estaría bien que se fomentase el empleo a media jornada (con medio sueldo)durante el periodo de maternidad para que las madres, puedan tener más tiempo para educar a sus hijos al menos durante los cuatro primeros años de vida del niño... sin abandonar su puesto de trabajo (pienso yo que se podría hacer, al menos, en la administración -empleo público-)
.
Mi madre es madre trabajadora, es profesora de instituto, y, la verdad, de niño, afortunadamente, pasé mucho tiempo en casa de mi abuela... (Gracias a Dios tenía abuela cerca de casa). Pero creo que el contacto niño madre es muy necesario, por lo menos en los primeros años de vida...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).