lunes, 11 de octubre de 2010

El embrión merece respeto


Todo ser humano tiene derecho a ser engendrado en un acto de amor y a ser tratado como persona. Estos presupuestos tan simples no siempre se cumplen. Cuando la ciencia se desvía de su objetivo y es utilizada por el hombre contra el propio hombre, nos enfrentamos a situaciones muy contradictorias: padres que, en lugar de engendrar, prefieren que sus hijos sean ‘fabricados’ para poder decidir sobre la conveniencia o no de su nacimiento; médicos que, en lugar de curar, matan a quienes deberían considerar sus ‘pacientes’; sociedades que destinan parte de sus presupuestos, no a cuidados paliativos o ayudas para discapacitados, sino al aborto y la eutanasia.

El otro día, a propósito de la entrada sobre el premio Nobel concedido al ‘padre’ de los niños probeta, un comentarista anónimo opinaba que este blog trata ciertos temas con falta de respeto. Para aquellos que piensan así, diré que aquí nadie juzga ni mucho menos se mofa o ridiculiza a nadie. Pero las cosas son como son. Si duelen, será por algo.

Imaginad a esas parejas que llevan años tratando de tener un hijo y no han podido por diferentes problemas de fertilidad. Deciden recurrir a la FIV y consienten que sus embriones sean producidos en cadena ‘al por mayor’, para después proseguir con el embarazo de dos o tres dejando a los demás embriones, es decir, a sus hijos, personas humanas en una primera fase de su existencia, aparcados en un congelador o entregados en manos de ‘doctores Mengeles’ para que experimenten con ellos. Esto no es de risa, es sangrante. Basta leer la doctrina expuesta por la Iglesia en recientes documentos para saber que utiliza el término ‘producir’ embriones, al referirse a aquellos que no son concebidos en un acto de amor, sino creados en un laboratorio. Pues bien, esos embriones fabricados en laboratorio son seres humanos que merecen que su vida y su dignidad sean respetadas como la de todos los demás.

Hay un hecho irrefutable: la vida comienza con la fecundación y acaba con la muerte. Pretender que un embrión no es un ser humano, es negar la existencia de la persona en los primeros estadios de su vida. Cuando un hombre y una mujer permiten que en un laboratorio se fabriquen embriones con sus células reproductivas, son responsables de esos seres humanos que han sido creados. Si supiéramos que alguien mete a su hijo en una bolsa y lo congela, lo tomaríamos por loco. Sin embargo, nuestra sociedad admite como normal (y legal) esta práctica, y son muchos los padres que tienen a sus hijos congelados en estado embrionario sin saber qué hacer con ellos.

Los avances científicos no deberían llevarnos a aceptar que determinadas personas, sean científicos, médicos o padres, tengan un poder absoluto sobre la vida de otras. ¿Quién ha dado poder a los científicos para congelar personas humanas? ¿Y quién ha dado poder a los padres para decidir qué hijo debe nacer y cuál debe morir? Es muy triste ver cómo la maravilla del progreso de la ciencia se convierte en una amenaza para el hombre.

A particularly problematic topic is the respect due to the human embryo. Life begins at conception, and every human life should be protected from the earliest moments to the end of the life. As we said two days ago, the Church recognizes the legitimacy of the desire for a child and understands the suffering of couples struggling with problems of fertility. Sometimes, the progress of science is transformed into a threat when human beings lose the sense of their own limitations. But, in words of the INSTRUCTION DIGNITAS PERSONAE ON CERTAIN BIOETHICAL QUESTIONS, such a desire, should not override the dignity of every human life to the point of absolute supremacy. The desire for a child cannot justify its “production”.

12 comentarios:

Braveheart dijo...

La estrategia ahora es entrar en los blogs y sentirse agraviados.

La vida es sagrada desde su concepción. No es que lo diga la Iglesia, es que la ciencia afirma su existencia desde ese momento. En manos del legislador está el protegerla o no.

Rafael dijo...

En su famoso libro "La rebelión de las masas", Ortega y Gasset habla del nuevo bárbaro. Explica cómo en nuestra época el saber se ha especializado enormemente. El problema es que sabemos mucho de un aspecto muy específico de la realidad, pero a partir de ahí pretendemos juzgarla en su integridad. Ortega señala al "científico" como el más afectado por este mal. Es el nuevo bárbaro. Desconoce lo que es la condición humana y se decica a manipular la naturaleza irresponsablemente.

Anónimo dijo...

Hola Elige:

Que el embrión es persona está claro para todos menos para Bibiana Aido y cuatro más a los que no les interesa reconocerlo porque les da dinero.

La mayoría de los científicos así lo reconocen. Los que niegan lo que la ciencia demuestra, no son científicos, son hombres de negocio con dinero entre manos.

Alfonso

Angelo dijo...

Todos los avances científicos quieren adornarlos con sentimentalismo humano, muchas veces para esconder las atrocidades que se cometen por detrás.

José Miguel dijo...

El gran drama que vive nuestra sociedad es no saber fundamentar la moral.
Se niega la existencia de Dios, se niega que exista la Verdad como consecuencia aparece el relativismo y se intenta fundamentar la moral en el consenso.
Afortunadamente, la ciencia demuestra que el cigoto, el embrión y el feto tienen un código genético humano. Por ello no solo merecen respeto sino que poeseen una dignidad humana. Probablemente en un futuro la humanidad sentirá la misma verguenza por el aborto que ahora sentimos por la esclavitud.
Gracias a la labor de personas como tú acortan el tiempo para que eso suceda.
Felicidades por tu blog, espero esta semana reanudar las entradas en el mío.

Francisco Javier Alba Gomez de Zamora dijo...

¡Bravo! Por defender a los más pobres entre los pobres, a los más indefensos, a los que no tienen voz y no se pueden defender: a los niños no nacidos.
¡Animo!

Guerrera de la LUZ dijo...

Hola cielo, gracias por seguir aquí al pié del cañón porque tú sí que eres necesaria. Yo volveré, en cuanto termine un tema importante que me está llevando muchas horas.

Mira, el otro día dando un paseo por el Retiro conocí a dos chicas y nos acabamos yendo a tomar un café. Una de ellas estaba embarazada de cuatro meses y me contó que le había costado muchísimo, pero que había tenido "mucha suerte" porque "a la primera" se había quedado con la FIV. Le pregunté: ¿Cuántos embriones te salieron? y me dijo: 4, me implantaron dos pero uno "se quedó en el camino", ¿Y los otros dos? ... me contesta: "los están guardando" Y le digo: ¿y no te da cosa tener dos hijos congelados?. La pobre _ me dió penilla, porque se notaba que jamás lo había pensado seriamente_ no sabía que contestarme. Al final me dice: "Bueno... me han dicho que hasta que no te los implantan no hay vida"... La otra inmediatamente me dijo: "hija... no le digas eso". Y le digo: ¿cómo que no?, es la verdad: hay dos niños en estado embrionario congelados, a mí me aterrorizaría pensar que mis hijos están en el congelador de un laboratorio. Se quedaron las dos CONGELADAS.

Yo creo que sencillamente engañan a la gente, esos "científicos" manipulavidas son los únicos culpables de esta aberración, las madres no saben ni lo que están haciendo. La pobrecita esta, otra que se fué con la cara transfigurada. Da un poco de pena despertar a la gente pero es que están todos anestesiados. No piensan.

Sigamos luchando con fuerza en este campo, porque esta es la batalla final.

Abrazo enorme! y siempre GRACIAS.

Francisco Javier Alba Gomez de Zamora dijo...

¡Bravo! por defender a los más pobres de los pobres, a los más inocentes, a los más indefensos, a los que ni siquiera tienen voz, a los niños no nacidos. ¡Ánimo!

su chico dijo...

Dios nos engendró en un acto de amor
Desgraciadamente, el hombre no siempre puede decir lo mismo
¿Qué haremos, entonces?
Dejar que El rescate aún a los no deseados, a los que (solo nosotros) denominamos "heridos de Dios"

"El nacido merece -¿tánto?- respeto"

No debemos atacar (tanto) al que quita la vida al cuerpo; se haya formado o no.
Debemos defendernos del que puede conseguir destruir nuestro siempre efímero cuerpo terrenal y nuestro ser (cuerpo y alma) eterno

En el Amigo

Con todo respeto y cariño
al + mc

Oceanida dijo...

No es triste, es tristisimo. Porque es que ademas anan como ciegos, no entiendo como ven lo que esta pasando...o si lo entieno, por eso rezo para que Dios les abra los ojos a todos como me los abrio a mi.

Nos extinguimos a nosotros mismos...no creo que alla otra especie que haga eso.

Un abrazo.

Oceanida dijo...

Guerrera, es exactamente como lo has dicho, la mayoria no sabe lo que estan haciendo.

Besos, no puedo esperar a que publiques!!!!

Miriam dijo...

PArece que se cumple eso de que "No hay peor sordo que el que no quiere oir".
Muchos no quieren saber la verdad por no limitar su supuesta "libertad"
Por eso es tan necesario rezar y mantener informada a la gente. PAra que en el momento en que la oración les abra los ojos,tengan la verdad a la vista.
Gracias por ayudar a eso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).