domingo, 24 de octubre de 2010

DOMUND 2010: "¡Queremos ver a Jesús!"

"Queremos ver a Jesús" es la petición que, en el Evangelio de san Juan, algunos griegos, llegados a Jerusalén para la peregrinación pascual, presentan al apóstol Felipe. Esa misma petición resuena también en nuestro corazón durante este mes de octubre, que nos recuerda cómo el compromiso y la tarea del anuncio evangélico compete a toda la Iglesia, "misionera por naturaleza", y nos invita a hacernos promotores de la novedad de vida, hecha de relaciones auténticas, en comunidades fundadas en el Evangelio.

Como los peregrinos griegos de hace dos mil años, también los hombres de nuestro tiempo, quizás no siempre de modo consciente, piden a los creyentes no sólo que "hablen" de Jesús, sino que también "hagan ver" a Jesús, que hagan resplandecer el rostro del Redentor en todos los rincones de la tierra ante las generaciones del nuevo milenio y, especialmente, ante los jóvenes de todos los continentes, destinatarios privilegiados y sujetos del anuncio evangélico.

(MENSAJE DEL PAPA BENEDICTO XVI PARA LA JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES 2010)


"We wish to see Jesus", is the request in John's Gospel that some Greeks, who had arrived in Jerusalem for the paschal pilgrimage, address to the Apostle Philip. It also resonates in our hearts during this month of October which reminds us that the commitment to, and task of, Gospel proclamation is a duty of the whole Church, "by her very nature missionary", and invites us to become champions of the newness of life made up of authentic relationships in communities founded on the Gospel.

Like the Greek pilgrims of two thousand years ago, the people of our time too, even perhaps unbeknown to them, ask believers not only to "speak" of Jesus, but to "make Jesus seen", to make the face of the Redeemer shine out in every corner of the earth before the generations of the new millennium and especially before the young people of every continent, the privileged ones to whom the Gospel proclamation is intended.

(MESSAGE OF HIS HOLINESS BENEDICT XVI FOR THE WORLD MISSION SUNDAY 2010)

15 comentarios:

Ana Belén dijo...

Necesitamos a Jesús en nuestras vidas. Algunas personas no son conscientes de esta necesidad... viven buscando amor, ternura, verdad,libertad... sin darse cuenta que en realidad a quien están buscando es a Jesús.
Un amigo mio, ateo, me dijo una vez
que le gustaría sentir más la vida... sufrir si es necesario, pero sin que ese sufrimiento llegue a destruirle...no sabía muy bien como hacerlo. En ese momento acudió a mi mente la imagen de Jesús crucificado. Sólo él puede enseñarnos esa manera de sentir y de amar. Entonces comprendí que mi amigo necesitaba a Jesús y lo estaba buscando aún sin darse cuenta de ello. No le dije nada, porque me daba miedo de meter la pata y que pensara que solo quería convencerlo de mis creencias. Preferí encomendarselo a Jesús en mi oración y como él dice que todo lo que pidamos al Padre en su nombre (si no es algo que nos perjudique) nos lo concede... Pues doy por seguro que mi amigo encontrá a Jesús en su camino:)

Gracias por esta entrada Eligelavida.

Un beso

sandra dijo...

Me parece un reto para los cristianos la frase que pones: "los hombres de nuestro tiempo, quizás no siempre de modo consciente, piden a los creyentes no sólo que "hablen" de Jesús, sino que también "hagan ver" a Jesús"

Bruce dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xhonane Olivas dijo...

Te felicito por tu blog y por la labor que haces!! Dios te siga usando como instrumento de su amor!!

derechofamilia-páginas libres dijo...

Este mensaje debemos difundirlo, estamos en el mes del rosario y de los Misioneros que van por el mundo evangelizando, esa sagrada misión tan sacrificada, rezar mucho por ellos y pedir que Dios los bendiga.
Gracias por compartir el mensaje con todos nosotros.

Con mucho cariño querida amiga y feliz domingo.

María del Carmen

eligelavida dijo...

La frase, efectivamente, todo un reto, es del mensaje del Papa para la jornada mundial de las misiones de este año.

Un abrazo!

eligelavida dijo...

Gracias Xhonane! He visto en tu perfil que educas a tus hijos en casa (homeschooling bilingue); Me parece una gran opción frente a esta sociedad laicista que nos impone su ideología a la fuerza. Añgún día me gustaría dedicar alguna entrada a este tema.

Un abrazo!

Angelo dijo...

Gracias por traer esta jornada a tu blog. Es un día que debemos meditar sobre la gran labor que ejercen estos grandes hombres y mujeres. No sólo de forma temporal, como la mayoría de ONGs, sino con dedicación completa para toda su vida.

Oceanida dijo...

Admirable tarea.

Que Dios los bendiga.

Un abrazo Elije.

Bruce dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
eligelavida dijo...

Ojalá entonces el PP presente un programa ético del que elimine el aborto quirúrgico, el aborto químico y la selección embrionaria, y así nadie le hará el juego a la cultura de la muerte. ¡Ojalá!

Joaco dijo...

¿Después de lo que ha caído, de los precedentes de todo tipo, albergas alguna esperanza de que el PP acabe con el aborto, elige? yo creo que eso deberías dejarlo para los ilusos o para los necios.

Bruce dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bruce dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Joaco dijo...

Está ya muy visto el viejo truco de sacar a relucir “el coco” de Zapatero para tapar que el PP es igual o más de criminal que el PSOE en la cuestión del aborto, querido Bruce. Es un truco muy antiguo y muy sucio. Un saludito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).