jueves, 2 de septiembre de 2010

Sobre el matrimonio


Los cónyuges «son verdaderamente dos en una misma carne; y donde la carne es una, el espíritu es uno. Rezan juntos, adoran juntos, ayunan juntos, se enseñan el uno al otro, se animan el uno al otro, se soportan mutuamente. Son iguales en la iglesia, iguales en el banquete de Dios. Comparten por igual las penas, las persecuciones, las consolaciones. No tienen secretos el uno para el otro; nunca rehuyen la compañía mutua; jamás son causa de tristeza el uno para el otro... Cantan juntos los salmos e himnos. En lo único que rivalizan entre sí es en ver quién de los dos cantará mejor. Cristo se regocija viendo a una familia así, y les envía su paz. Donde están ellos, allí está también él presente, y donde está él, el maligno no puede entrar.»

Son palabras de Tertuliano, escritor y filósofo latino. Nació en Cártago, en el año 155. Hijo de un centurión romano pagano, se hace abogado y se convierte al cristianismo hacia el año 193.

La cuestión es: ¿Es esto una utopía o conocéis muchos matrimonios así?

6 comentarios:

Seneka dijo...

Bueno, más que un autopía es un camino de perfección ¿no?.

En un mundo como el que vivimos ese compromiso y esa actitud suponen una continua lucha contra la corriente, empezando por desembarazarnos de muchos mitos asumidos como certezas. En esto a mi me ayudó mucho la lectura de un librito, sencillo pero muy denso, de Antonio Sicari (Libros Libres): "Breve catequésis sobre el Matrimonio", que recomiendo muy vivamente.

PS: no conozco ningún matrimonio así pero, como las meigas, seguro que existen ;).

TIRSO dijo...

De acuerdo con Séneca. Es un camino de perfección, pero sí que conozco a varios que llevan más de cincuenta años intentándolo.

Gran Visigoda dijo...

Pues aunque sé que tal vez no sea lo habitual,yo no entiendo que pudiera ser de otra manera...
Un saludo.

BRUCE dijo...

Conozco varios matrimonios así.
No es ninguna utopía.Hombres y muejeres buenos, enamorados como el primer día, que se piropean como quinceañeros,tienen detalles continuamente, se preocupan por el otro, se respetan, y además se divierten. Se aman y se lo demuestran,y además eso es indisimulable.
Aman a sus hijos con locura, trabajan y tienen obligaciones pero su pareja sigue siendo lo primero...y ojo! que es para caerse de espaldas, he oído ya varias veces incluso en mujeres, que para ellas su marido es lo primero INCLUSO POR ENCIMA DE SUS HIJOS !!a pesar de que darían la vida por los mismos.

Es más yo quiero un matrimonio así, porque creo que es posible.

AleMamá dijo...

Conozco matrimonios avenidos y de larga duración. Buenos matrimonios, pero que cumplan TODAS esas cosas a la vez, no, siempre hay algo de imperfección, pero sumando y restando quedan en números azules.
Besos

Teresa dijo...

¡Qué gran ideal por el que luchar!

¡Claro que es posible!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).