martes, 7 de septiembre de 2010

Mi amiga Pepa


Mi amiga Pepa pertenece a una ONG y dedica varias horas semanales a enviar folletos por correo para obtener donaciones para el Tercer Mundo.

Su labor es loable. Cuando puede, a tiempo y a destiempo, nos habla a sus amigos de la lamentable pobreza en la que viven millones de niños. Piensa que hay que luchar contra los maltratadotes, pero no acepta que la pornografía sea una forma de maltrato. Cree que todo el mundo tiene derecho a ser feliz, por lo que opina que los ‘matrimonios’ homosexuales deberían poder adoptar. Entiende que hay que luchar contra la pobreza, pero cuando su vecina le dice que está embarazada de su quinto hijo y que no llegan a fin de mes, su consejo es abortar.

Es partidaria del aborto, y no hay forma de convencerla de que un niño concebido, que evidentemente está vivo, está necesitado de amor, tiene derecho a vivir y, por desgracia, necesita ser protegido de la pobreza, de la exclusión, de la tortura y, muchas veces, de sus propios padres o abuelos.

Mi amiga Pepa llora por los niños de Uganda, pero le importa un bledo el niño que crece en el vientre de su vecina.

22 comentarios:

Gran Visigoda dijo...

Me parece que yo también tengo alguna que otra amiga Pepa y lo peor es que cuando intentas abrirle un poco los ojos te contesta diciendo que eres muy antigua, que nosotros somos libres para elegir (volvemos al buffet...)pero que los niños de Uganda o de cualquier otro sitio no tienen posibilidad de elección, vamos, por no extenderme, que los pobres de aqui más o menos es por que se lo han buscado...
Un saludo

Juanjo dijo...

¿Tanto le cuesta a la gente darse cuenta de que el niño vivo en el vientre de su madre es el mismo que el que pasa hambre en Etiopía, o el que sufre en Pakistán, o el hijo del minero chileno? Todos tienen derecho a vivir, a ser ayudados y a nuestra compasión.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

A su amiga Pepa como vulgarmente decimos«Le falta un hervor»madurez y no pierda el tiempo en ella. Tenía una conocida que me decía que el demonio le encendia y apagaba la luz y que Dios de decía esto y aquello. Un mujer muy brillante en su profesión, pero loca como su Pepa.
Gracias Elegida por sus visitas, yo ando muy mal de tiempo y mi comunidad cada día me necesita más.
Reciba mi ternura
Sor.Cecilia

Interruptor dijo...

Todos tenemos amigas Pepas o amigos Pepes, pero yo no desespero y sigo manteniendo periódicamente conversaciones con ellos en las que les hago ver la incoherencia de algunas de sus ideas y a veces llego a hacerles dudar. Yo intento sembrar y rezo para que haya cosecha.

Juanjo dijo...

Es la religión laica de los progres. Que ante el vacío aterrador de su ateísmo se abalanzan a las oenegés para aliviar su conciencia (los que todavía la tienen).

Los dueños de las oenegés progres pueden esperar sentados a que yo de algo de mi dinero. Ni un euro para estos ateos estafadores.

Nicolás dijo...

Hay mucha gente buena cuya formación no sobrepasa los primeros principios desconociendo, entre otras cosas, el alcance de los Mandamientos.
Todos saben que el quinto manda no matar, pero qué significa querer a todo el mundo y amar a los que no nos quieren, esto ya no está mandado, es para el que quiera.
No todo el mundo entiende todo y muchos no están dispuestos a entender nada, por este motivo son necesarias las leyes que regulen la vida de los países.
Sin dejar de dar doctrina a los Pepes y las Pepas es necesario conseguir una mayoría parlamentaria que haga unas leyes justas y acordes con la verdad.

Luis y Mª Jesús dijo...

es curioso que existan tantas Pepas coincidentes en esa forma de pensar que tu dices. Quien difundirá el modelo?

mar dijo...

Por lo que leo ha demasiadas "Pepas" muy cercanos a nosotros y convencidísimas de poseer la razón.
Puede estas ONG´s hagan una labor estupenda pero yo no creo en ellas.
Un saludo

BRUCE dijo...

Es digno de estudio la verdad.

Cuando la gente en la calle de pronto olvida las prisas, los agobios,llega incluso tarde a trabajar porque piensan que es una justificación...el mundo se para porque un camión de bomberos para junto a la acera y con una larga escalera el masculino bombero jugándose la vida, rescata un lindo gatito que no sabia bajar del árbol al que subió.

Todo el mundo aplaude, más de una lágrima cae por las mejillas, se graba con el móvil, el jefe te da permiso para que en las horas de trabajo lo subas a Youtube rápidamente y que dejes mientras tanto todo lo que tengas que hacer por importante que sea y el cliente... que se espere (ya no hablemos si en vez de cliente es contribuyente y está en la cola de una administración)...lo dicho, que se para el mundo por semejante acontecimiento.

Y me acuerdo de estas cositas, o quizás sea mi subsconsciente o mi ángel de la guarda o Dios mismo, o todos a la vez, cuando aparece un bebé recien nacido en un contenedor de basuras,o en el interior de la taza del váter en una cafetería "pongamos que hablo de Madrid" como decía Antonio Flores en su canción.

En fín que no lo pillo, que no me entra, que no me cabe en la mollera vamos!

dadaista dijo...

Estimada elige...Viendo todos los comentarios...¿Porqué no invitas a tu amiga a participar en tu blog?.

A mí, lo que me ha gustado y mucho de tu amiga es esto de que todo el mundo tiene derecho a la felicidad. Y es que esto debe ser un principio común a toda creencia o planteamiento.

El problema es el camino...

sds!

PD. ¿Qué tal te va Bruce?...Por cierto, cuando se abandona un bebé en un contenedor...no aparece en youtube, no: aparece en el telediario nacional...Y es que nuestra sociedad no está tan enferma, hombre.

BRUCE dijo...

No dada, veo que no lo captas.
¿Sabes cuántos abortos ha habido solo hoy?
Es que no lo ví en ningún telediario.

Angelo dijo...

Es la sociedad de hoy. Se mueve a base de sentimentalismos sin dejar paso a la razón.

Teresa dijo...

Creo, eligelavida, que existen muchas Pepas.... algunas trabajan, como dices, en alguna ONG, otras no; Hay Pepas que se dicen creyentes no practicantes, también Pepas católicas pero incoherentes con su fe; Pepas que no se han informado; Pepas asustadas; Pepas inmaduras.... Y todos, en alguna ocasión, hemos sido -o podemos llegar a ser- como tu amiga Pepa.

¿Cuántos de nosotros abrazamos de verdad al pobre de la esquina... o más bien miramos hacia otro lado mientras pensamos en el capricho que nos acabamos de comprar?
¿Cuántos de nosotros damos un donativo cuantioso a Pakistán, por ejemplo?
¿Cuántos de nosotros apoyamos de verdad a la vecina de la misma calle, ésa de la que no sabemos ni su nombre, pero sabemos -por chismorreos- que el marido le pega?

¿O preferimos hablar de lo que "hay que hacer"?

Creo que todos -Pepa, Luisa, Teresa, Roberto , Adolfo, etc. etc. etc....- tenemos tanto, tanto que corregir en nosotros...

Así que empezaré a mirar cuánto de "Pepa" hay en mí... en lugar de mirar cuanto de "Pepa" hay en tu amiga -o en mi amiga- Pepa.

Un abrazo con mucho cariño.

PD. Creo que las ONGs realizan una gran labor humanitaria... y no olvidemos que las hay pertenecientes a la Iglesia católica, como Manos Unidas. ¿Por qué tratamos de hacer compartimentos en lugar de colaborar entre todos a hacer un mundo mejor?.

AleMamá dijo...

Pasa demasiado seguido.

Caridad,sí, ¡pero de lejitos! y que no me incomode yendo a contrapelo.

eligelavida dijo...

Teresa, coincido con lo que dices.

Quizá no se me ha entendido bien. La mayoría de las ONGs que conozco (quitando las que promocionan la 'salud sexual y reproductiva' y son, por lo tanto, abortistas), hacen una labor magnífica. En este blog he dado muchas direcciones (ayuda a Haití, solidaridad con Chile, Pakistán, etc).

Eso no quita que mucha buena gente, capaces de dar tiempo y dinero, no entiendan que entre los más necesitados del mundo están los no nacidos, expuestos a la tortura y el asesinato, y eso es precisamente, lo que quería subrayar en esta entrada.

Un abrazo!

eligelavida dijo...

Por cierto, coincido plenamente con el comentario de Alemamá. Un resumen genial!

Miriam dijo...

La parte positiva es que el día que sea capaz de ver la verdad y quiera hacerlo, la defenderá como defiende ahora a los niños de Uganda
o al menos eso espero

mjbo dijo...

Esto está así y los hay que lloran por las focas y por nadie más, si a la foca se le puede llamar alguien.

Rafael dijo...

Nuestra naturaleza está herida por una cosa llamada "pecado". Por eso queremos levantar un castillo y nos sale una prisión, queremos regar una flor y la ahogamos, y queremos arreglar el mundo y lo ponemos patas arriba. Sólo si dejamos actuar a Quien de verdad sabe amar, se alzarán los palacios, brotaran las flores y el mundo será bello. A Pepa se la "convence" con ojos de enamorado; cuando vea que un gestante es una criatura "amable" (digna de ser amada), su mirada cambiará. Pero en última instancia Quien la cambia no eres ni tú, ni yo, ni el otro, sino Aquel que de verdad sabe amar, hasta reventar por las manos, los pies y el costado. Pídeselo a Él.

Anónimo dijo...

Si no quieres a tu vecina a la que ves, ¿como vas a querer a los niños de Uganda si nos los ve?

lourdes dijo...

Dios tiene su tiempo sólo Dios puede cambiar los corazones y hacernos mas sencible con los hermanos de lejos y con los de cerca EL actuá oremos por ellas para que pueda ver con ojos nuevos aquellos que tiene a lado trabaje por ellos y ore por los que estan lejos por que todo está en las manos de DIos hemos de ser intrumentos de Dios un saludo en Cristo Jesús

Griss dijo...

Hay muchas pepas que conozco. De verdad es que el modernismo nos ha cerrado los ojos de corazón. Y a la vez hemos perdido la capacidad de asombrarnos de estas cosas y las vemos como normales, no debemos ni podemos ver normales a la gente que piensa en matar a una criatura.
Bendiciones y Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).