martes, 28 de septiembre de 2010

Los niños malditos


Un día, hace ya tiempo, un misionero francés vino a nuestra parroquia a dar Misa. Durante la homilía nos contó que llevaba tres años viviendo en Pereré, un poblado a 80 kilómetros de Parakou, la capital del norte de Benin, en África. Sus habitantes son los Bariba, un pueblo con costumbres ancestrales muy arraigadas.

Nos relataba este misionero la historia de Albertina, una niña nacida en Nochebuena con una grave malformación, que daba además signos de estar ciega. Para los Bariba aquello suponía una maldición; un signo de que alguien había ofendido a los fetiches o no había cumplido con los sacrificios prescritos por los dioses. Había que eliminar a la niña. Para ellos, los niños que nacen enfermos o discapacitados son niños malditos a los que hay que eliminar porque pueden traer la desgracia a la familia. Los padres, para evitar matarla, decidieron llevársela al misionero. Este logró convencerles de que su creencia en la maldición era contraria al Evangelio de Cristo. Finalmente, se quedaron con Albertina, que murió al poco tiempo.

Aquel día, a la salida de Misa, un grupo de amigos comentábamos el atraso de muchos pueblos del mundo que todavía creen que un ser humano puede traer la maldición a una familia y nos congratulábamos de vivir en occidente. El padre François se nos acercó y nos dijo: “No os equivoquéis. En occidente existen muchísimos ‘niños malditos’ que vienen a la vida pero son condenados a morir abortados por sus propios padres y por la misma sociedad. También aquí hay muchos que creen que algunos niños traen consigo una maldición”.

La fotografía muestra una lámpara de aceite con múltiples figuras, entre ellas, una madre llevando a su hijo. Se trata de una creación Bariba en cerámica, de Baatombu (Bariba), Republica de Benin.

13 comentarios:

Gran Visigoda dijo...

Cuanta razón tiene el Padre François!!! Cuantos niños "malditos" quieren hacernos creer que hay a nuestro alrededor!!!.
Un saludo.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

TODO LO QUE NO ESÚTIL ES RECHAZADO. yA EN TIEMPOS DE JESÚS LOS NIÑOS ERAN UN ESTROBO , POR ESO LOS LLAMA Y DICE :QUIEN SE HAGA PEQUEÑO COMO UNO DE ESTOS NIÑOS NO ENTRARÁ EN EL REINO DE LOS CIELOS.
eLLOS SI QUE ESTÁN NOSOTROS NO
cON TERNURA
SOR.CECILIA

Juanjo dijo...

Lo que ocurre en África puede ser superstición. Aquí es puro utilitarismo. Maldito es todo lo que cuesta dinero y no da beneficio, hasta llegar a matar a los propios hijos.

FOTELIAS dijo...

Querida amiga, este mundo se está convirtiendo en un gra"campo de concentración" al más estilo nazi.Los niños/as -no nacidos- que son un obstaculo para vivir a tope la vida sin responsabilidades y sin obstaculos son los "malditos" de nuestra sociedad; tambien pasaremos los "ya concebidos" por la criba (está pasando en Holanda y en los USA), los ancianos, disminuidos y enfermos cronicos... o los que están en "coma", son los siguientes "malditos" de nuestra sociedad.
Tenemos un largo camino que recorrer para que nuestro mundo se torne en un mundo más humano y solidario con el projimo, en donde la defensa de la VIDA tiene que estar por encima de todo... politicos y no politicos...¡¡todos!!
Besiños de un amigo.

Miriam dijo...

Tengo un amigo que dice que se nota hasta donde llegó el imperio romano y el cristianimo por el valor que se le da a la vida humana

Imagino que no se puede aplicar siempre, pero es cierto que hay muchas culturas que tienen asumido el abuso o desprecio al débil,a la mujer, al diferente, al extranjero, al trabajador-esclavo, al enfermo....

Nos estamos descristianizando¡¡

lourdes dijo...

Todo niño es unregalo de Dios pero estos niños que llamos enfermos o con deficiencia no solo son un regalo de Dios sino un trosito de ese cielo del reino de Dios pido por esos padres para que descubran el hermoso regalo de tener un niño especial un abrazo en Cristo Jesús

lourdes dijo...

Todo niño es unregalo de Dios pero estos niños que llamos enfermos o con deficiencia no solo son un regalo de Dios sino un trosito de ese cielo del reino de Dios pido por esos padres para que descubran el hermoso regalo de tener un niño especial un abrazo en Cristo Jesús

Nicolás dijo...

Cuanta razón tenía Juan Pablo II al proponer la recristianización de Europa, las personas y las instituciones.
El respeto a la vida, a la libertad, a la fe, ha de reflejarse también en las leyes de los países.
No serviría de nada que yo no robe ni mate si no hay una ley que se lo prohíba a los que opinan lo contrario.
Por eso tienen tanto interés los promotores del aborto en que las leyes apoyen cada vez mas en cada país, incluso económicamente, cualquier actuación que les favorezca.
Además de explicarle a todas las que presuntamente están dispuestas a abortar, que el aborto no es bueno, ni para el niño que es abortado, ni para la madre que aborta, ni para la sociedad que lo permite; es necesario actuar en las leyes para eliminar todas las aberraciones que nos han impuesto en los últimos años.

Angelo dijo...

Mi amigo misionero en Venezuela me contaba dramas parecidos ante la llegada de estos niños. Condenados muchas veces al abandono y a una vida sin amor.

Armando dijo...

Hola. Graciass por tu visita a mi bitácora.
Lo que comentas en tu relato, es una realidad que vivimos en estos países a los cuales llamamos civilizados, y en donde los valores morales y éticos están siendo pisoteados.
Un saludo muy cordial

Ricardo dijo...

Ya lo creo que hay niños malditos en Europa y América. ¡No hay más que leer las estadísticas! Y aunque están menos protegidos que cualquier otra especie en extinción, sus madres piensan que les hacen un favor. ¿O es eso solo una excusa para tapar su egoísmo?

Oceanida dijo...

No se diferencian en nada Elige, es mas, pienso que aquellos no tienen tanta culpa como estos, que saben perfectamente lo que hacen.

Un beso!

Anónimo dijo...

algunos los traen al mundo y los esconden x vergansa no saben acaso q tienen mucho para enseñar unas de esas cosa s el amor talves tienenb miedo a eso a abrirce a amar o aprender a vivir mejor

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).