miércoles, 1 de septiembre de 2010

¡Contra la pobreza, actúa!


La pobreza no existe sólo en lo que llamamos Tercer mundo. Uno de cada seis europeos, 84 millones de ciudadanos, son pobres o están en riesgo de exclusión.

La Unión Europea ha proclamado este año como el Año Europeo de Lucha Contra la Pobreza, por lo que Cáritas ha lanzado una campaña instando a los políticos a comprometerse con los siguientes objetivos:

1) Erradicar la pobreza infantil en Europa

2) Garantizar un nivel mínimo de protección social para todos

3) Aumentar los servicios sanitarios y sociales

4) Garantizar un trabajo decente para todos

5) Y reducir, antes del 2015, la tasa de desempleo por debajo del 5%.

En todos los ámbitos mencionados, deberá prestarse una atención especial a los grupos en riesgo de exclusión como inmigrantes, minorías étnicas, personas afectadas por VIH/SIDA y personas con discapacidad.

Si quieres participar en esta campaña, entra en:

¡CONTRA LA POBREZA, ACTÚA!

5 comentarios:

Juanjo dijo...

Me parece muy bien la iniciativa.

Pero yo lo que quiero es que los diversos gobiernos y administraciones laicas, laicistas y ateas que nos gobiernan, dejen de una vez de gastar dinero publico en tonterias. Dinero que sale de los impuestos de los ciudadanos.

Así sobraría dinero para todo, y no habrían tantos pobres como hay. Esta es una sociedad en la que el que acepta el sistema y tiene un trabajo, no vive del todo mal (relativamente). Pero a costa de mucha gente excluida, que sencillamente no encajan o no tienen nada que aportar, ni ningún papel que jugar en esta sociedad materialista y deshumanizada.

BRUCE dijo...

¿Reducir el paro por debajo del 5 %?

Lo siento, soy un poco excéptico.
Pero no es una utopía ojo!.

La media europea ronda el 10 %, la de España la dobla porque ya superamos el 20%.

Sin dejar los primeros puntos mencionados, el último debe ser el primero, por una sencilla razón, si no hay trabajo no hay riqueza para compartirla con los más desfavorecidos.

Este gobierno se ha creido que las políticas sociales se pagan gracias a una máquina de fabricar billetes o algo aprecido.

Si no cuidas la economía porque no quieres o porque no sabes, olvídate de ayudas sociales porque de alguna parte tendrá que salir el dinero.

¿Dar un pez o una caña de pescar?

Las dos cosas.
Porque si te dan el pez nada más, te haces dependiente de por vida del que te lo da (por ej. las subvenciones), y si das la caña solamente igual no te sirve porque no hay ni donde pescar o te mueres por una efermedad que con una simple vacuna se podía evitar.

Cáritas lo está haciendo muy bien y todos tenemos que seguir aportando.

Angelo dijo...

Estas vacaciones pude ver con mis ojos lo que solo sabía por las noticias. Ví como hacain cola en la parroquia a la que asistía a misa, muchas familias. Me llamó la atención la cantidad de niños que ví. Sus caras lo decían todo. No había una sonrisa para dar. Fotografias que deberían estar en las primera plana de las noticias. No confio en las campañas de los gobiernos. Caritas está haciendo un trabajo grande y los párrocos también. Yo lo he visto.

Juanjo dijo...

Queremos ayudar y no simpre sabemos cómo. Cáritas es de confianza.

¿Qué tal el verano?

Por cierto, una lata lo de las letritas.

Juanjo dijo...

Suele decirse que ante un pobre, un protestante no le dará nunca nada, pero le obligará a hacer cursillos. Un católico será caritativo y le dará un poco de lo que tiene.

Y un ateo progre con oenegé, le quitará a otro la mitad de lo que tiene vía impuestos y le dará al pobre algunas monedillas previo adoctrinamiento en el socialismo, eso sí quedándose el progreta con suculentas comisiones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).