jueves, 15 de julio de 2010

Si quieres vivir, no dejes de parpadear


El británico Richard Rudd, de 43 años, logró evitar que le practicaran la eutanasia parpadeando ansiosamente después de que su familia y los médicos decidieran desconectar la ventilación asistida.

Richard sufrió un accidente de moto hace un año y desde entonces se encontraba en lo que los médicos diagnosticaron como un coma. Antes del accidente, había dicho a su familia que prefería morir a ser dependiente. Por esa razón, ellos no dudaron en recurrir a la eutanasia. Sin embargo, en el momento de ir a desconectarlo, todos pudieron ver que Richard parpadeaba, por lo cual comenzaron a comunicarse con él. Le dijeron que si movía los ojos hacia la derecha significaba "No", y si los movía hacía a la izquierda, era un "Sí". Le preguntaron tres veces si quería seguir viviendo: en las tres ocasiones Richard respondió claramente que sí.

Cuántas personas hablan frívolamente sobre este tema y, llegado el momento, no desean que se las mate, sino que se les ayude a vivir, aunque sea en condiciones de dependencia total, como es el caso de este británico, cuya memoria, a pesar de todo, está intacta.

¡Y cuántos habrán visto como son desconectados por algún médico que decide que ‘hasta aquí hemos llegado’! Ya sabes, si quieres vivir, no dejes de parpadear.

14 comentarios:

TIRSO dijo...

Esto es espeluznante. ¿pero que pasa con los médicos que dicen que un tío es un muerto viviente y luego resulta que si no es por un parpadeo se lo cargan? Me dan mas miedo los médicos que los demonios, de verdad.

Fran dijo...

Hasta voy a ver si sé mover las orejas por si acaso.
Un beso.

BRUCE dijo...

Si el otro día dije NO A LA EUGENESIA hoy digo NO A LA EUTANASIA.

¿Qué debe pensar ese hombre para no querer morir a pesar de vivir en ese estado de "cárcel" dentro de su cuerpo?

Solo él tiene la respuesta, sólo Dios tiene la respuesta.

Yo siempre de en estos casos me acuerdo de lo que decía Olga Bejano Dominguez.

La película de Amenábar "Mar a dentro" no es más que otra película satánica, ese director se descubrió y quitó el solito la careta con su última película superanticatólica "Ágora".

ETANASIA, EUGENESIA, ABORTO = IDEAS SATÁNICAS.

Angelo dijo...

Los médicos no son Dios, sólo El conoce el estado real de una persona.El testimonio que nos presentas debe interpelar a muchos. Es curioso que la mayoría de gente que se encuentra en situaciones en las que otros piden su muerte, ellos, en momentos en los que de una forma u otra han podido expresarse, siempre indiquen que quieren vivir.

Angelina de Maria dijo...

MI INCANSABLE AMIGA ELIGE,LUCHADORA,DEFENSORA DE LA VIDA,CREATIVA,PIADOSA Y CUANTAS COSAS MAS...JEJEE.SOLO QUERIA DECIRTE QUE TE QUIERO MUCHO,SIEMPRE ESTAMOS UNIDAS,HACE UNOS DIAS PARTICIPE DE LA MARCHA ELIGIENDO LA VIDA AQUI EN FSA.CON MI REMERA ROJA Y JUNTO A MI HIJA ADOLESCENTE,PERO HOY EL SENADO ARGENTINO APROBO LA LEY DE APOYO AL MATRIMONIO GAY,BUENO TENEMOS UN GRAN DESAFIO CUIDAR CON MUCHO CELO A NUESTROS NIÑOS Y JOVENES Y ENCAMINARLOS POR LA SENDA DEL SEÑOR OSA EL CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA ...PERO LE AGREGAMOS NUESTRA GUERRA SILENCIOSA DEL REZO DEL SANTO ROSARIO QUE ES UN ARMA PODEROSA Y LLENA DE PAZ.
BENDICIONES PRECIOSA...
ANGELINA DE MARIA.

Interruptor dijo...

¿Y qué dicen ahora los defensores del “testamento vital”?

Yo tengo clara una cosa: si alguna vez me veo en la situación, autorizo a los médicos… mejor dicho, PIDO a los médicos que lleguen al ensañamiento terapéutico antes de desconectarme. La vida me la dio Dios y sólo Él decide cuando quitármela, no un médico ni ninguna otra persona, cuya obligación es salvarme y no matarme.

DonJoan dijo...

Mi recuerdo ha ido a Eluana Englaro, que también hizo un comentario parecido y basado en sus palabras su padre acabó con ella con la anuencia de los poderes de la Tierra

Ricardo dijo...

Es una noticia alegre dentro de lo que implica: unos profesionales de la medicina, a punto de desconectar a un hombre vivo y consciente. ¿De donde vienen las prisas? Un saludo

mrswells dijo...

Pues Gracias a Richard por su testimonio

Angi Burt dijo...

Y también buenos profesionales del periodismo que nos lo cuentan y el asunto adquiere mayor eco... Me alegré mucho cuando lo leí y haces bien en traerlo aquí.

Sancho dijo...

¡Que peligro! Comprendo que hay situaciones irreversibles, pero ante la duda.. como dice Angelo hay muchos que piden la muerte ante situaciones así y llegado el momento quieren vivir. Aún así, se pida o no la muerte, lo lógico sería respetar simpre la dignidad de la persona y ayudarle a vivir lo mejor posible.

BRUCE dijo...

Pues yo repito y vuelvo a preguntarme:

¿Qué debe pensar ese hombre para no querer morir a pesar de vivir en ese estado de "cárcel" dentro de su cuerpo?

Ahí hay algo más que miedo a la muerte estoy seguro.

No podrá contarlo con palabras, pero está viendo "algo" que nosotros no podemos ver, sería muy interesante que los médicos o mejor aún que un sacerdote hablara con él y le preguntara el porqué de su decisión.
Sería muy revelador y constructivo, espero que los medios de comunicación no ahoguen la noticia y caiga en el olvido.

Me gustaría que la Iglesia tomara cartas en el asunto, es una oportunidad que no se debe dejar escapar.

Si alguien lee esto con mano dentro de la Iglesia Española o del Vaticano que hago algo por favor!!

Ese hombre quiere contar algo.

Shikilla dijo...

El hombre no puede jugar a ser Dios, quitando la vida sin más. Me niego a creer que el progreso o el estado del bienestar pasan por quitar la vida a un semejante, ya sea nacido o aún no nacido. No a la Eutanasia y no al aborto con todas mis fuerzas, siempre.

Un abrazo

Luis y Mª Jesús dijo...

¡Dios mío!, no se puede comentar nada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).