jueves, 24 de junio de 2010

El superviviente


El superviviente es un hijo deseado. Como corresponde a su generación, sus padres se lo pensaron mucho antes de decidirse por la paternidad. Lo principal, claro está, era vivir sus vidas, realizarse profesionalmente, viajar.

Primero fueron las Visas oro, después el BMW, el adosado en la sierra, los fines de semana en París y Londres y los veranos en Cancún. Durante este tiempo ocurren un par de “accidentes” en los que ella sospecha un posible embarazo que hace sonar todas las alarmas. Un hijo no buscado es una desgracia, un obstáculo para la realización de sus padres, algo que interfiere en una vida personal y laboral minuciosamente planificada. Pero, por suerte, ella es una mujer moderna; sabe adonde acudir para que le den la píldora que todo lo soluciona.

El stress de una vida tan ajetreada trae sus crisis, y por el camino del matrimonio pasan dos o tres invitados/as que ocupan el tiempo de los cónyuges durante las “separaciones a prueba”. Poco a poco, las cosas vuelven a su cauce dejando cicatrices, por lo que, para “sentirse” más unidos, deciden que por fin ha llegado el momento de ser padres. Y así, satisfechos de su madurez, programarán el donde y el cuando teniendo en cuenta todos los posibles avatares profesionales y vacacionales.

La pareja se ha decidido a tener un hijo, pero la madre es ya bastante mayor y, probablemente, precisará de cuidados especiales durante la gestación. La realización de pruebas de diagnóstico prenatal será lo normal en este caso, porque ambos querrán estar seguros de que su hijo no va a ser un niño “defectuoso”. Ante la menor sospecha, no dudarán en recurrir al aborto.

Después de tantos años de evitar un embarazo y a la edad que tienen, es posible que David (porque han decidido que será varón), se retrase un poco, y ellos no pueden esperar. Ya es tarde y hay prisa porque se pasa el arroz. Si es necesario, recurrirán a la reproducción asistida. Pensándolo bien, ésta es una gran idea. Lo han planeado todo demasiado como para arriesgarse a un final imprevisto, y quieren poner todos los medios para que David sea un niño sano. Fabricarán varios embriones en un laboratorio y sólo seleccionarán a un par de ellos; a los mejores.

Han pasado unos meses y todo ha salido bien. David se parece a cualquier otro bebé, pero sus padres saben que es una criatura particularmente valiosa. No es un niño cualquiera, ellos dicen que es un hijo “fruto del amor”. Esperan cuanto menos que sea guapo, inteligente, sano, dócil, buen estudiante y deportista.

Sus padres serán posesivos, absorbentes, controladores. Padres helicóptero, todo el día encima de su hijo.

Y David irá creciendo y querrá ser rebelde, y sabrá que no fue concebido en un acto de amor de sus padres, sino fabricado en un laboratorio. Sabrá que vive porque otros como él murieron, porque fue planificado minuciosamente, porque fue “seleccionado” para vivir como podía haber sido rechazado; Sabrá que hay hermanos suyos en un congelador y que otros han sido carne de experimentos; Algún día oirá hablar de todos aquellos que se quedaron en el camino… Y sentirá rencor; Y tendrá la vida difícil de quien se sabe un “superviviente”.


Voy a estar unos días sin Internet, por lo que os dejo esta antigua entrada, publicada por primera vez el 3 de Marzo de 2009, pero que pienso que es de absoluta actualidad. Hasta mi regreso los comentarios quedarán cerrados. Un saludo a todos los que pasáis por aquí.

5 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Es realmente lo que sucede, elige, y no sé que decir. Has retratado el egoísmo humano como la causa de lo que está sucediendo, y es así. Todo es porque queremos vivir según nuestros caprichos y no coger la cruz de nuestra pascua.

Sabemos que tenemos que morir, pero no queremos enterarnos, y cuando nos llegue el momento haremos que nos duerman y no ver nada, ni sufrir.

Pero, queramos o no, nuestra vida seguirá y su camino dependerá de la cantidad de amor que ahora demos. Porque estamos hecho para eso.

Cada día me doy más cuenta que seguir a los hombres y mujeres de este mundo es el mayor error que podemos cometer. Sólo CRISTO es el Camino, la Verdad y la Vida.

Tu labor es muy buena. Sigue adelante. Y, creo, que debes publicarla para que, por lo menos, tenga la oportunidad de llegar al mayor número posible.

Un abrazo en XTO.JESÚS.

Sinretorno dijo...

Muy bueno el post y lo de padres helicóptero.

Hilda dijo...

excelente post, un ejemplo de como nos equivocamos al priorizar las cosas que tenemos. Saludos. Hilda

eligelavida dijo...

Hilda, disculpa que haya tardado tanto en subir tu mensaje, pero he estado un tiempo sin ordenador.

Gracias por tu visita. Un abrazo!

Hilda dijo...

Tranquila Eli, yo comprendo y no te creas, yo parezco cometa en los blogs, así que tranquila. Saludos. Hilda

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).