sábado, 29 de mayo de 2010

La belleza de Holanda


A menudo me piden que describa la experiencia de criar y educar a un niño con una discapacidad. Para ayudar a las personas que no han tenido esta experiencia tan especial a comprenderlo y a imaginarse como es, les diré que es algo así...

Cuando estás esperando un bebé, es como planificar un fabuloso viaje de vacaciones a Italia. Te compras un montón de guías de viaje y haces planes maravillosos: el Coliseo, el David de Miguel Ángel, las góndolas en Venecia. Incluso aprendes algunas frases útiles en italiano. Es todo muy emocionante.

Después de meses esperando con ilusión, llega por fin el día. Haces tus maletas y sales de viaje. Algunas horas mas tarde, el avión aterriza. La azafata viene y te dice: "Bienvenidos a Holanda". "¿Holanda dice? ¿Qué quiere Vd. decir con Holanda? ¡Yo contraté un viaje a Italia! ¡Tendría que estar en Italia! ¡Toda mi vida he soñado con ir a Italia!".

Pero ha habido un cambio en el plan del vuelo y el avión ha aterrizado en Holanda y allí debes quedarte. Lo importante es que no te han llevado a un lugar horrible, repugnante, sucio, lleno de pestilencia, hambre y enfermedad. No, es simplemente un lugar diferente.

Por lo tanto, tienes que salir y comprarte nuevas guías de viaje. Y debes aprender un idioma completamente nuevo. Y conocerás a gente totalmente nueva, que no hubieras conocido nunca. Es, básicamente, un lugar distinto. Es más tranquilo que Italia, parece menos excitante que Italia.

Pero después de pasar algún tiempo allí y haber recobrado el aliento, miras a tu alrededor, y empiezas a darte cuenta de que Holanda tiene molinos de viento; Holanda tiene tulipanes; Holanda tiene incluso ¡Rembrandts!

Al mismo tiempo, toda la gente que conoces a tu alrededor están muy ocupados yendo y viniendo de Italia y todos ellos presumen del tiempo maravilloso que disfrutaron allí. Y durante el resto de tu vida, puedes decirte a ti mismo: "Sí, allí es donde yo debería haber ido. Eso es lo que yo había planeado". Y ese dolor nunca, nunca desaparecerá del todo, porque la pérdida de ese sueño es una pérdida muy significativa.

Pero si te pasas la vida lamentándote de no haber podido visitar Italia, es posible que nunca te sientas lo suficientemente libre como para poder disfrutar de las cosas tan especiales y encantadoras que tiene Holanda.

La autora de este escrito es Emily Pearl Kinsgley, guionista del programa de televisión "Barrio Sésamo", y madre de un niño con Síndrome de Down.

7 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Magnifico sentido comparativo que sentencia de forma transparente la idea a expresar.

Yo, desde el ESPÍRITU, transcribo mi pensamiento a la acción del mismo ESPÍRITU. Así, entiendo, lo hizo María, y me gustaría hacerlo yo también.

Mi Holanda pueden ser muchas cosas que no quiero aceptar...

Mi Holanda puede ser quejarme de mi propia cruz y rechazarla...

Mi Holanda puede ser ese hijo que no vino según mis sueños, sino...

Mi Holanda puede ser que no quiero escuchar la Voluntad del ESPÍRITU que me dice...

Mi Holanda es darle gracias a DIOS por estos amigos/as que he encontrado en este mundo cibernético que tanto me ayudan a discernir y a mirar, con los ojos abiertos, mis circunstancias y mis cruces, para decir que sí, como María, y hacer su Voluntad.

Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Eligelavida, por este texto tan divinamente explicado , en una forma dulce y absolutamente normal,que ciertamente atrae saber ¿qué más pensaba esta señora sobre los cambios de ritmo y de vida que llevamos? . Nadie puede hablar mejor y con propiedad si no a aquel que lo ha sufrido o gozado en sus propias carnes.
Con ternura.Sor.Cecilia

Teresa dijo...

Qué bonita metáfora. Muchas veces encontramos la felicidad en los planes de Dios, no en los nuestros. Un saludo.

mariagloria dijo...

Es buenisimo este escrito gracias por compartir, besitos

Gran Visigoda dijo...

Es una comparación muy didactica la que se muestra en el escrito,una forma de decirnos que en la aceptación del "cambio de rumbo" también encontraremos la felicidad. Un saludo

mrswells dijo...

Muy bonito, continuo con la metafora de ella porque, algunas, en una sociedad globalizada como la nuestra, no nos cuesta mucho pensar en lo facil que es traerse unas pizzerias* a Holanda para que en los dias de sol se vea que , realmente no hay tanta diferencia... y, tambien, como no? compartir algunas exposiciones de Rembrant con los museos italianos, para que los que realmente fueron a Italia, descubran que tambien tienen mucho que valorar y aprender de Holanda..
(* oportunidades de educacion y trabajo, de inclusion en ocio y de actividades comunitarias, ser uno mas, relaciones mas simetricas con los demas.todo eso son ingredientes de una buena pizza..)

Escribo estas lineas porque el otro dia asisti al espectaculo bochornoso de ver como a una niña se la pedia abandonar una actividad ludica en una feria (escalar y tirarse desde un tobogan de estos hinchables gigantes) por el 'crimen' de subir un poco mas lentamente los escalones. Los demas niños fueron pacientes, ninguno salto por encima mientras ella, lentamente ascendia , los padres tambien , la niña feliz de lograr su objetivo pero el dueño de la atraccion perdia dinero con ese pequeño retraso. y no la dejo subir mas

Teresa dijo...

¡Me ha encantado esta reflexión!. ¡Qué bonito llegar a darse cuenta que ese "punto de llegada" diferente e incluso inesperado en la vida de unos padres que anhelaban un hijo sano, puede convertirse en un "punto de partida" de gran valor. Un nuevo paisaje, mucho más difícil de explorar, pero más profundo y rico, donde los tesoros se hallan escondidos debajo de los convencionalismos y los miedos de la sociedad a todo lo que sea diferente. Hay que descubrir ese nuevo paisaje que nos ha sido regalado y que por ser diferente -y más exigente para nuestra vida- no es de menos valor. Me atrevería a decir que los frutos que esconde son maravillosos. Desde aquí mi admiración a todos los padres que pueden ver este paisaje magnífico en los ojos de su hijo y transmitirle toda su grandeza de hijo muy amado de Dios. ¡Que Dios les bendiga!. Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).