lunes, 31 de mayo de 2010

Juramento hipocrático

JURO por Apolo, médico, por Asclepio, y por Higía y Panacea, y por todos los dioses y diosas del Olimpo, tomándolos por testigos, cumplir este juramento según mi capacidad y mi conciencia:

TENDRÉ al que me enseñó este arte en la misma estimación que a mis padres, compartiré mis bienes con él y, si lo necesitara, le ayudaré con mis bienes. Consideraré a sus hijos como si fueran mis hermanos y, si desean aprender el arte médico, se lo enseñaré sin exigirles nada en pago. A mis hijos, a los hijos de mi maestro y a los que se obligaran con el juramento que manda la ley de la Medicina, y a nadie más, les enseñaré los preceptos, las lecciones y la práctica.

APLICARÉ mis tratamientos para beneficio de los enfermos, según mi capacidad y buen juicio, y me abstendré de hacerles daño o injusticia. A nadie, aunque me lo pidiera, daré un veneno ni a nadie le sugeriré que lo tome. Del mismo modo, nunca proporcionaré a mujer alguna un pesario abortivo.

VIVIRÉ y ejerceré siempre mi arte en pureza y santidad. No practicaré la cirugía en los que sufren de cálculos, antes bien dejaré esa operación a los que se dedican a ella. Siempre que entrare en una casa, lo haré para bien del enfermo. Me abstendré de toda mala acción o injusticia y, en particular, de tener relaciones eróticas con mujeres o con hombres, ya sean libres o esclavos.

GUARDARÉ silencio sobre lo que, en mi consulta o fuera de ella, vea u oiga, que se refiera a la vida de los hombres y que no deba ser divulgado. Mantendré en secreto todo lo que pudiera ser vergonzoso si lo supiera la gente.

SI FUERA FIEL a este juramento y no lo violara, que se me conceda gozar de mi vida y de mi arte, y ser honrado para siempre entre los hombres. Si lo quebrantara y jurara en falso, que me suceda lo contrario.

Creación: Escuela Hipocrática (s. V aC)
Lengua original: Griego
Traducción castellana: Gonzalo Herranz
Copyright de la traducción castellana: Gonzalo Herranz

12 comentarios:

Gran Visigoda dijo...

Conozco a alguien que antes daría su vida que quitársela a un enfermo.
Conozco a alguien que en cada dolor que ve, ve los dolores de Cristo en su pasión.
Conozco a alguien que en cada cuerpo enfermo y maltrecho es capaz de ver la belleza de la vida.
Conozco a alguien que espera ansiosa poder asistir su primer parto por qué sabe que llorará a mares cuando vea la realidad del milagro entre sus manos.
Conozco a alguien que cuando en medio del pecho abierto de un paciente vio latir con fuerza un corazón antes parado se vio inundada de alegría y pinto una sonrisa en su cara que le duro días y describió el momento con tal poesía en sus palabras que era difícil no verse contagiada de entusiasmo.
Conozco a alguien para quien la vejez, los cuerpos arrugados y gastados por los años, a veces deformes no hablan de muerte ni de decadencia si no de vida llena, de vida cumplida que solo merece amor en sus últimos tiempos…
Podría seguir…y lo mejor es que como ese alguien tan cercano que yo conozco hay muchos, muchísimos que honran su profesión día a día.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Es una excelente idea poner el juramento Hipocrático que tantos médicos han violado, pero aún así, pasan de ello. Como profesional que fui de la salud durante 20 años, las he visto de todos los colores, cierto que eran otros tiempos, pero la eutanasia, la distanasia , el aborto ya se prcticaban y no crean que poco, pero no había publicidad, todo se ocultava como «un gran pecado»
En fin, tenemos mucho que luchar.
Gracias por esa entrada, me toca muy de lleno.
Un abrazo
Sor.Cecilia

Interruptor dijo...

Lo peor es que quienes no son fieles a ese juramento y lo violan, se les sigue permitiendo gozar de su vida y de su ¿¿¿arte??? Y son honrados entre los hombres.

Pero arrieritos somos y al final se les juzgará igual que a los demás y entonces será cuando vean su error. Recemos para que lo vean antes y enmienden lo que hacen.

Pantagruel dijo...

Por Apolo, por Asclepio, por Higía y Panacea... Elige, permítieme que te diga que ese juramento es una reliquia histórica y poco más. Ningún médico se compromete hoy con ese juramento. Por destacar un detalle, fíjate que el firmante se compromete, con todo lo demás, a "no practicar la cirugía en los que sufren de cálculos". Pobres ellos cuando la cirugía fuese necesaria.

El juramento hipocrático debe consistir hoy en ejercer la empatía con los pacientes y ateniéndose escrupulosamente a las leyes de un estado de derecho, leyes que en su caso deben incluir el recurso a la objeción de conciencia en determinados supuestos.

Saludos.

Luis y Mª Jesús dijo...

Hay muchos médicos que respetan el juramento, yo creo que la mayoría, pero les tocan tiempos difíciles.
Un abrazo

Vicente dijo...

Pantagruel,
No sé si se hace formalmente el juramento hipocrático entre los médicos que van a empezar su andadura profesional. De todas maneras, creo que el que un médico católico jure por Apolo y compañía no es más que una licencia poética.
Y referente a tu comparación entre el hecho de negarse a practicar el aborto y el de comprometerse a no practicar los cálculos, te voy a poner lo que dice acerca de estos:
"No practicaré la cirugía en los que sufren de cálculos, antes bien dejaré esa operación a los que se dedican a ella" (O sea, que sigue el texto diciendo que dejará esa operación a los que se dedican a ella. Dando a entender que había que se dedicaban a esos menesteres y que un médico no era la persona indicada. Fíjate que hay una coma después de la palabra "cálculos".
Y esto lo que dice acerca del aborto:
"APLICARÉ mis tratamientos para beneficio de los enfermos, según mi capacidad y buen juicio, y me abstendré de hacerles daño o injusticia. A nadie, aunque me lo pidiera, daré un veneno ni a nadie le sugeriré que lo tome. Del mismo modo, nunca proporcionaré a mujer alguna un pesario abortivo."
O sea hay tres ideas enlazadas:
1ª Beneficiar a los enfermos.
2ª No veneno. (Rechazo de la eutanasia.)
3ª No aborto. (Y termina la frase con un punto y aparte. O sea, que no sigue. Es decir que no dice que dejará el aborto a quienes se dedican a ello.)

eligelavida dijo...

Existe un ‘Juramento hipocrático cristiano’, juramento que comienza diciendo: “Bendito sea Dios Padre de Nuestro Señor Jesucristo, sea bendito por los siglos de los siglos. No miento”.

Se cree que pertenece al siglo II ó III y se desconoce su autor. Ha sido traducido también por Gonzalo Herranz, del Griego, en concreto de un manuscrito del siglo X u XI.

En él se especifica igualmente: “No daré a nadie un veneno, aunque me lo pida, ni sugeriré a nadie que lo tome. No induciré el aborto a ninguna mujer (…)”.

http://www.unav.es/cdb/juramento4.html

Vicente dijo...

Gracias por la información, Elige.

Pantagruel dijo...

Gracias por la aclaración, Vicente. Creo que modifica poco lo que he dicho. El juramento hipocrático , por Esculapio o por Cristo Nuestro Señor, es una reliquia; el actual consiste, en mi opinión, en la empatía con los pacientes y enfermos y en el respeto a las leyes, que son para todos, y que a su vez deben respetar en lo posible las creencias individuales, si estas no hacen daños individuales o colectivos.

Gracias por la información sobre el juramento hipocrático-cristiano, Elige.

Hitos dijo...

Vicente, veneno es también la quimio que se da en los casos de cáncer ¿Hay que negarla?

Rosa dijo...

Este es el antiguo juramento....ya ha cambiado. Hace dos años con motivo de la graduación de mi sobrina en Medicina tuve ocasión de leer el renovado...Ha desaparecido esta parte que tu señalas en negrita tan tan tan importante. En su día escribí de ello en mi blog. Me dió mucha lástima que desde que se graduan los médicos ya los acostumbran a que no tienen que luchar por la vida SIEMPRE. Aun así, enhorabuena a todos los médicos que aunque no lo hayan jurado externamente, si lo han hecho en la práctica.

Vicente dijo...

Vamos a ver, Hitos:
En la naturaleza, no hay ninguna sustancia que sea absolutamente inofensiva ni absolutamente perjudicial. La sustancia más inofensiva, tomada en exceso, es perjudicial. Igualmente, la sustancia más dañina, en pequeñas dosis, puede ser beneficiosa.
Ejemplos: Es sano beber agua potable, pero no doce litros de golpe. Por otra parte, el veneno de las serpientes, en dosis muy pequeñas, se utiliza en la farmacopea.

No sé si, en la época de Hipócrates, conocían este principio. Seguramente ya conocían que había sustancias que, tomadas en dosis moderadas, podían ser beneficiosas, pero no cuando se consumían a lo bruto.
De todas maneras, cuando dice que no dará ningún veneno a nadie, se refiere a un veneno para acabar con la propia vida. ¿O es que no utilizaba las drogas para curar a los enfermos?
Por otra parte, dudo mucho que Hipócrates haya conocido las terapias que se siguen ahora contra el cáncer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).