sábado, 1 de mayo de 2010

Importunar a María


Tenemos todos que importunar en este mes de Mayo a la Virgen Santísima para que en pago de la veneración y amor que se le ha profesado siempre en el suelo español y en los corazones españoles, se digne alcanzar de su piadoso Hijo felicidad y bendiciones para vuestras familias, juventud pura y henchida de sana alegría para vuestros hijos, prosperidad y éxito venturoso para vuestra economía, la fuerza y el impulso del Espíritu Santo para vuestra vida eclesiástica, y para toda vuestra Patria a la paz interna y externa, integral y duradera.

Palabras del Papa Pío XII a la colonia española en Roma, el 8 de mayo de 1939.

4 comentarios:

Roberto dijo...

Que en este mes de mayo, María nos haga sentir su auxilio, para que, en el seguimiento de su hijo Jesús, nuestras palabras digan siempre lo que nuestro corazón quiere expresar y sobre todo, para que las obras que hacemos sean coherentes siempre con las palabras que proclamamos.

Oceanida dijo...

Que Nuestro Amor le llegue!

PIO XII, QUE GRAN ASIGNATURA PENDIENTE!

Un abrazo!

Luis y Mª Jesús dijo...

Me va a terminar llamando pesada.
Este año iremos a Fátima en vez del 1 de mayo el día 12 para estar con el Papa. Iremos con los 5 pequeños que van muy bien en los estudios y nos han dado permiso en los colegios para faltar. El 15 se incorporan los mayores, que solo pueden ir el finde.
Pediré por ti y tu familia.
Te mando el enlace de la peregrinación de Medjugorje de este año
http://sites.google.com/site/medjujoven/

Un abrazo

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Mes entrañable el de María, mucho tenemos que pedir su intercesión por tantos sufrimientos de nuestros hermanos.
ella que es todo amor y toda maternidad será nuestra gran intercesora ante nuestro Dios y nos de a los cristianos un verdadero sentido de ser seguidores de Cristo en su ralicalidad, cada cual desde su lugar en la Iglesia.
Con ternura.
Sor.Cecilia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).