miércoles, 7 de abril de 2010

¿No hay salud materna sin aborto?


¿No hay salud materna sin aborto? Sólo preguntarlo me parece una inmoralidad, pero esto es lo que afirma, no la vecina de enfrente, ni el mayor analfabeto del pueblo, sino la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton.

Ya Juan Pablo II hablaba de la existencia de una «conjura frente a la vida», en la que estaban implicados gobernantes, fuerzas políticas y económicas e incluso determinadas instituciones internacionales, dedicadas a difundir la anticoncepción, la esterilización y el aborto. Esta conjura va extendiendo sus tentáculos hasta el punto de que hemos llegado a una situación donde los pueblos no son capaces de distinguir el bien del mal y conviven en armonía con la depravación.

Porque, ¿qué otra cosa es promocionar desde el poder político y financiero la matanza de los más débiles, inocentes y necesitados ante el silencio cómplice de los pueblos?

Me parece de un cinismo repugnante invocar el Estado de Derecho, la igualdad, la justicia y el derecho a la salud de las mujeres, para imponer una perversidad. Pero peor aún que eso es ver a una sociedad decadente compuesta por seres sin agallas que son cómplices silenciosos de este genocidio.

10 comentarios:

Joaco dijo...

la foto es bastante buena

Ricardo dijo...

Efectivamente, cada vez resulta más difícil distinguir las cosas porque no hay sentido de lo moral. La misma palabra produce escalofríos en algunos. Yo también pienso que lo peor es precisamente la apatía de los buenos, el silencio.

eligelavida dijo...

Esto me recuerda que una vez publiqué la siguiente frase de Obama: "Por profundas que sean nuestras diferencias como americanos sobre temas difíciles como el aborto, éstas no pueden resolverse con terribles actos de violencia..."

¿Existe mayor hipocresía?

ale dijo...

Es impresionante ver lo equivocada que está mucha gente y lo pasivo que estamos otros muchos más...hay que hacer algo...la vida es lo más hermoso que puede haber y su dueño es Dios y nadie más!...

Oceanida dijo...

Uffff. Bueno yo creo que esto da que pensar, Juan Pablo II no andaba desencaminado, la verdad es que es confuso y quizas tengas razon de que nos lo estan haciendo ver como algo normal.

No se Elige, sobre esto tengo una gran confusion y a veces sufro por no poder distinguir.

Necesito meditar y reflexionar muchisimo y pedirle a Dios que me ayude.

Un abrazo muy fuerte.

Sancho dijo...

Favorecer el aborto en países pobres era también el objetivo de M. Sanger, y ha sido lo que han buscado los abortistas durante muchos años. Ya hay suficiente experiencia como para saber que eso no soluciona ciertos problemas que se arreglarían invirtiendo en una mejor situación sanitaria. No veo como puede beneficiar a la mujer que se compren aspiradores de fetos en vez de invertir en médicos, hospitales y antibióticos.

Anónimo dijo...

Me parece exagerado ver una "conjura" donde lo que se pretende es que todas las mujeres tengan la opción de tener o no tener un hijo. No solo las ricas, tambien las pobres.

Cordoba

TIRSO dijo...

Es triste ver que los poderosos insisten en NO apoyar a los débiles. Hay muchas opciones para ayudar a las mujeres sin que estas tengan que pasar por el trauma de matar a sus propios hijos. ¿Eso es salud?

Luis y Mª Jesús dijo...

A mi si me parece que reviste los caracteres de conjura, de mentira institucionalizada. La manera de apoyar a las mujeres con menos medios no es facilitándolas el aborto sino ayudándolas en su maternidad.
Un abrazo

Militos dijo...

¿A qué llaman salud? Por Dios no hay nada más saludable que un embarazo, se curan un montón de problemas físicos y psíquicos con él.
En serio, claro que hay conjura contra la vida a todos los niveles, pero matar al no nacido es el más horrendo de los crímenes y después de eso puede venir cualquier atrocidad, como estamos viendo.
Un beso grande

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).