martes, 2 de marzo de 2010

Nace la Fundación Hispanoamericana de Solidaridad (FHiS)


Hoy quisiera presentaros una interesante iniciativa. Se trata de una fundación que nace en Hispanoamérica y cuya principal misión es la de adquirir un fuerte compromiso con toda actividad que contribuya a la superación de la pobreza, especialmente en el campo educacional, cultural, tecnológico, de infraestructura y en el ámbito de la salud y el trabajo.

La Fundación Hispanoamericana de Solidaridad (FHiS) es una organización independiente, sin vinculaciones políticas ni religiosas, que orienta su labor fundamentalmente a estimular un profundo sentimiento solidario en la sociedad especialmente en aquellas personas o empresas con vinculación hispanoamericana, contribuyendo así a superar la pobreza y los desequilibrios sociales para lograr un desarrollo estable y una paz social duradera en Hispanoamérica y especialmente en Chile.

Entre sus objetivos se encuentran el apoyar toda labor que contribuya a reconocer el valor de la educación de los jóvenes, desarrollar proyectos de apoyo solidario en el campo de la salud, especialmente en lo referente a medicina preventiva, y contribuir a la consolidación de un profundo sentimiento de unidad hispanoamericana.

Para más información, esta es su web: http://www.fhis.cl/index.php

2 comentarios:

Oceanida dijo...

Que buena noticia Elige!!! Voy a leerlo con detenimiento y poner el enlace en mi blog. Gracias una vez mas. Caminamos de la mano!

Otro abrazo!

Carlos dijo...

No lo conocía, gracias por la información. Lo pondré en mi blog. Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).