lunes, 29 de marzo de 2010

Juan Pablo II a las mujeres


Te doy gracias, mujer-madre, que te conviertes en seno del ser humano con la alegría y los dolores de parto de una experiencia única, la cual te hace sonrisa de Dios para el niño que viene a la luz y te hace guía de sus primeros pasos, apoyo de su crecimiento, punto de referencia en el posterior camino de la vida.

Te doy gracias, mujer-esposa, que unes irrevocablemente tu destino al de un hombre, mediante una relación de recíproca entrega, al servicio de la comunión y de la vida.

Te doy gracias, mujer-hija y mujer-hermana, que aportas al núcleo familiar y también al conjunto de la vida social las riquezas de tu sensibilidad, intuición, generosidad y constancia.

Te doy gracias, mujer-trabajadora, que participas en todos los ámbitos de la vida social, económica, cultural, artística y política, mediante la indispensable aportación que das a la elaboración de una cultura capaz de conciliar razón y sentimiento, a una concepción de la vida siempre abierta al sentido del « misterio », a la edificación de estructuras económicas y políticas más ricas de humanidad.

Te doy gracias, mujer-consagrada, que a ejemplo de la más grande de las mujeres, la Madre de Cristo, Verbo encarnado, te abres con docilidad y fidelidad al amor de Dios, ayudando a la Iglesia y a toda la humanidad a vivir para Dios una respuesta «esponsal», que expresa maravillosamente la comunión que El quiere establecer con su criatura.

Te doy gracias, mujer, ¡por el hecho mismo de ser mujer! Con la intuición propia de tu femineidad enriqueces la comprensión del mundo y contribuyes a la plena verdad de las relaciones humanas.

CARTA DEL PAPA JUAN PABLO II
A LAS MUJERES

9 comentarios:

Oceanida dijo...

Que bonito. Nunca lo habia leido. Me lo llevo, dan ganas de llorar de pensar que alguien nos quiera asi verdad??

Gracias Elige, un fuerte abrazo.

Teresa dijo...

Se trata de un texto que merece la pena leer completo porque el Papa Juan Pablo fue un Papa muy "feminista" a su manera y trató mucho el tema de la mujer, la maternidad, la vocación de la mujer, la vocación religiosa, etc. Gracias por traer aquí estas palabras.

Braveheart dijo...

"Para educar a la paz, la mujer debe cultivarla ante todo en sí misma. La paz interior viene del saberse amados por Dios y de la voluntad de corresponder a su amor. La historia es rica en admirables ejemplos de mujeres que, conscientes de ello, han sabido afrontar con éxito difíciles situaciones de explotación, de discriminación, de violencia y de guerra.

Muchas mujeres, debido especialmente a condicionamientos sociales y culturales, no alcanzan una plena conciencia de su dignidad. Otras son víctimas de una mentalidad materialista y hedonista que las considera un puro instrumento de placer y no duda en organizar su explotación a través de un infame comercio, incluso a una edad muy temprana. A ellas se ha de prestar una atención especial sobre todo por parte de aquellas mujeres que, por educación y sensibilidad, son capaces de ayudarlas a descubrir la propia riqueza interior.

Que las mujeres ayuden a las mujeres, sirviéndose de la valiosa y eficaz aportación que asociaciones, movimientos y grupos, muchos de ellos de inspiración religiosa, han sabido ofrecer para este fin".

Carmen dijo...

Juan Pablo II fue el Papa que habló del "genio femenino", y creo que merece la pena leer lo que escriió del tema, porque poco se ha escrito tan acertado, dentro o fuera de la Iglesia.

Luis y Mª Jesús dijo...

Estoy releyendo la teología del cuerpo de Juan Pablo II y cada vez me convenzo más de que sus escritos son revelados porque me parece increíble que hile tan fino.
Nunca me costó conectar con los escritos de Juan Pablo II y me gusta leer lo que el mismo escribió, pero a los que no les guste su modo circular de expresarse por escrito les recomiendo el libro de la sexualidad según Juan Pablo II de Yves Semen.
El significado de la sexualidad y la comprensión del amor segín Juan Pablo II es la garantía de la igualdad entre los sexos.
Partiendo de esa igualdad de principio, el que tenga más capacidad, sea varón o mujer, que sirva a los demás.
Un beso
P.D. Fue el Alba último, pero no se dice nada distinto al blog.

mrswells dijo...

Carmen donde esta lo del 'genio femenino'..a mi como a todas me gusta leer piropos, sobre todo venidos de esa boca

Las mujeres no somos perfectas ni los hombres tampoco, pero es importante que sepamos valorar el uno al otro

Guerrera de la LUZ dijo...

Es una joya... yo he llorado.
Qué preciosidad, esto sí es verdadero feminismo.
Me lo voy a copiar.

Muchos besos, mil gracias cielo.

Angelo dijo...

Cuanto me alegra que hayas traído esta encíclica a tu blog. Pienso que es la gran olvidada por las mujeres. Casi tendrían que llevarla en el bolso a diario hasta saberséla de memoria. El amor, la dignidag, la alabanza que Juan Pablo II hace en ella de la mujer haría callar a muchas rancias feministas que de seguro ni han tocado la tapa. Animo a todos a leerla. Pensad que en ella Juan Pablo II comparó el amor de Dios al amor maternal. Es algo que cualquier mujer debería sentir como la mejor alabanza. El texto que has elegido es para llorar de emoción ante la belleza expresada.Muchas gracias elige.
Un beso

Nelly dijo...

Muy bonito texto!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).