martes, 16 de marzo de 2010

Jérôme Lejeune, un apasionado de la vida


Jérôme Lejeune ha sido uno de los científicos más identificados con la Defensa de la Vida en el siglo XX. Médico genetista francés, descubrió que la causa del Síndrome de Down se debía a la presencia de un cromosoma de más, la llamada trisomía 21.

En 1962 fue designado como experto en genética humana en la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en 1964 fue nombrado Director del Centro nacional de Investigaciones Científicas de Francia. Ese mismo año se crea para él en la Facultad de Medicina de la Sorbona la primera cátedra de Genética fundamental. Se convierte en Jefe de Servicio de esta misma especialidad en el hospital Necker-Enfants Malades, de la capital francesa, donde trabaja en la atención a los niños enfermos, investigando sobre las afecciones de origen genético en general

Se transforma así en candidato número uno al Premio Nobel. Fue aplaudido y halagado por los “grandes del mundo”, hasta que en 1970 se opone tenazmente al proyecto de ley de aborto eugenésico en Francia: matar a un niño por nacer enfermo, es un asesinato y además abre las puertas a la liberalización total del crimen del aborto. Desde es momento, fue condenado al ostracismo.

Miembro de la Academia Pontificia de las Ciencias, así como de la Academia de Ciencias Morales y Políticas y de la Academia Nacional de Medicina, en 1994, fue nombrado primer Presidente vitalicio de la Academia Pontificia para la Vida.

Defendió con argumentos científicos la Vida Humana desde su concepción hasta su muerte natural:

"Cada uno de nosotros tiene un momento preciso en que comenzamos. Es el momento en que toda la necesaria y suficiente información genética es recogida dentro de una célula, el huevo fertilizado y este momento es el momento de la fertilización. Sabemos que esta información esta escrita en un tipo de cinta a la que llamamos DNA... La vida esta escrita en un lenguaje fantásticamente miniaturizado".

En las Naciones Unidas, y refiriéndose a la Organización Mundial de la Salud dijo: “He aquí una institución para la salud que se ha transformado en una institución para la muerte”.

Juan Pablo II dijo de él: “En su condición de científico y biólogo era una apasionado de la vida. Llegó a ser el más grande defensor de la vida, especialmente de la vida de los por nacer, tan amenazada en la sociedad contemporánea. Lejeune asumió plenamente la particular responsabilidad del científico, dispuesto a ser signo de contradicción, sin hacer caso a las presiones de la sociedad permisiva y al ostracismo del que era víctima”.

En febrero de 2007 comenzó la causa de Beatificación de Jérôme LeJeune

Oración para pedir gracias por intercesión del Siervo de Dios Jérôme LeJeune

Oh Dios, que has creado al hombre a tu imagen y le has destinado a compartir Tu Gloria, te damos gracias por haberle dado a tu Iglesia el profesor Jerónimo Lejeune, eminente servidor de la vida.

Él supo poner su penetrante inteligencia y su fe profunda al servicio de la defensa de la vida humana, especialmente de la vida en gestación, en el incansable empeño de cuidarla y sanarla. Testigo apasionado de la verdad y de la caridad, supo reconciliar, ante los ojos del mundo contemporáneo, la fe y la razón.

Concédenos por su intercesión, según tu voluntad, la gracia que te pedimos, con la esperanza de que pronto sea contado entre el número de tus santos.
Amén.

Con aprobación eclesiástica
Mons. ANDRÉ VINGT-TROIS
Arzobispo de París

10 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Hice una reflexión sobre Jérome Lejeune hace tiempo, y coincido contigo en su gran labor y la necesidad de juntar todo nuestro esfuerzo para la defensa de los pobres inocentes.

Jamás se ha visto nada igual y la sociedad tan tranquila. Tendremo que rezar mucho para pedir perdón por todos aquellos crimenes que se están cometiendo a cada momento.

Un abrazo.

Teresa dijo...

No sabía que existía una oración para pedir su intercesión. Fue un gran amigo del Papa Juan Pablo II, gran admirador de las artes y las ciencias. Un abrazo.

Alexandra dijo...

Tengo una hija con SD. La adoptamos rápidamente después de que nos dijeran que el proceso de adopción en España era largísimo, y es que los niños con discapacidades son difíciles de que sean adoptados, por lo que su adopción es muy rápida. Lo digo por todos aquellos matrimonios que están dispuestos a esperar años para adoptar un bebé, o a viajar a China o adonde haga falta. Aquí también hay niños esperando una familia, y no es dificil adoptarlos, pero hay que saber aceptarlos y amarlos con su discapacidad, la que sea. Gracias por este blog.

Adrisol dijo...

gracias por tanta información importante...
me gustó...un apasionado de la vida!!


un abrazo

Oceanida dijo...

Wow, no conocia a este hombre, pero se ve que fue un gran cientifico y encima humano.

Tampoco sabia que fue el el que descubrio la causa del Sindrome de Down, donde yo trabajo tengo dos companeros que tienen dicho sindrome, si supieras las vueltas que me dan...

Un abrazo Elige y gracias por presentarle.

Angelo dijo...

Seguro que sus enseñanzas no estuvieron en la comisión de "sabios" que asesoró al equipo de Bibiana. Yo ni me sé el nombre de alguno de ellos.
Tampoco sabía el proceso de beatificación de este hombre. Tu lo has dicho cuanto ostracismo de muchos héroes. Un beso

Sancho dijo...

"En nuestro tiempo es casi inconcebible un progresista antiabortista. Para éstos, todo aquel que se opone al aborto libre es un retrógrado, posición que, como suele decirse, deja a mucha gente, socialmente avanzada, con el culo al aire. Antaño, el progresismo respondía a un esquema muy simple: apoyar al débil, pacifismo y no violencia. (...) Para el progresista, el débil era el obrero frente al patrono, el niño frente al adulto, el negro frente al blanco. Había que tomar partido por ellos. (...) En consecuencia, había que oponerse a la carrera de armamentos, a la bomba atómica y al patíbulo. El ideario progresista estaba claro y resultaba bastante sugestivo seguirlo. La vida era lo primero, lo que procedía era procurar mejorar su calidad para los desheredados e indefensos. Pero surgió el problema del aborto, del aborto en cadena, libre, y con él la polémica sobre si el feto era o no persona, y, ante él, el progresismo vaciló. (...) No se pensó que la vida del feto estaba más desprotegida que la del obrero o la del negro, quizá porque el embrión carecía de voz y voto y políticamente era irrelevante. Entonces se empezó a ceder en unos principios que parecían inmutables: la protección del débil y la no violencia. Contra el embrión, una vida desamparada e inerme, podría atentarse impunemente. Nada importaba su debilidad si su eliminación se efectuaba mediante una violencia indolora, científica y esterilizada. Los demás fetos callarían, no podían hacer manifestaciones callejeras, no podían protestar, eran aún más débiles que los más débiles cuyos derechos protegía el progresismo; nadie podría recurrir. Y ante un fenómeno semejante, algunos progresistas se dijeron: Esto va contra mi ideología. Si el progresismo no es defender la vida, la más pequeña y menesterosa, contra la agresión social, y precisamente en la era de los anticonceptivos, ¿qué pinto yo aquí? Porque para estos progresistas que aún defienden a los indefensos y rechazan cualquier forma de violencia, esto es, siguen acatando los viejos principios, la náusea se produce igualmente ante una explosión atómica, una cámara de gas o un quirófano esterilizado."

MIGUEL DELIBES

Guerrera de la LUZ dijo...

Sí, es una pasada de hombre, muchas gracias a Dios por él.

En Madrid se organizan muchos cursos en el Colegio de Médicos, impartidos por profesores de la cátedra de Jerôme Lejeune, yo estuve en uno y aprendí muchísimo.

Gran post. Ojalá lo leyesen muchos médicos y biólogos.

Besos a todos.

Gracias Eli.

MIC dijo...

Pues no le conocía. Mi ignorancia es grande y hoy me alegro de haber pasado por aquí.
Un cordial salu2

Luis y Mª Jesús dijo...

No conocía la vida de este hombre. Parece tan lógico que un científico se enamore de la vida que no se entiende que haya quien con la ayuda de la ciencia se proponga matar. Es el mismo pecado de los orígenes que se repite cada día. El desfortunado incidente de la manzana no es más que la imagen que permite entender el pecado del hombre que prescinde de Dios, que se considera fundamento y no creatura y por ello capaz de decidir lo que está bien.
gracias Elige porque me abres muchos horizontes.
Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).