domingo, 7 de febrero de 2010

Pena de cárcel por intentar salvar vidas


Uno de los grandes argumentos de los impulsores de la cultura de la muerte para legalizar el aborto es el de afirmar que así ninguna mujer que se vea “obligada” a abortar acabará en la cárcel.

Lo cierto, es que en España, a pesar de considerarse el aborto delito (todavía), ninguna mujer ha ido a la cárcel por abortar en los últimos 25 años.

En Canadá vive la única mujer de la que puede decirse que durante los últimos 14 años ha estado 75 meses en la cárcel, más de seis años repartidos en distintos momentos, por causa del aborto. Se trata de Linda Gibbons, una activista pro-vida de más de 60 años, que ha sido detenida una y otra vez por manifestarse pacíficamente ante clínicas abortistas. La última vez, llevaba una inofensiva pancarta que decía: “¿Por qué, mamá? Si tengo mucho amor que dar”.

Y es que en Canadá, al igual que en otros muchos países democráticos, la 'libertad' que tiene la mujer para matar a un hijo se defiende con la cárcel. Tanto es así, que permanecer ante la puerta de un abortorio, aunque sea pacíficamente, puede dar con los huesos del manifestante en el calabozo. Abordar a una mujer que entra para abortar y tratar de dialogar con ella puede llevar a la cárcel a quien lo intente, pues eso no se considera libertad de expresión.

Gibbons, a pesar de la cantidad de arrestos sufridos, se ha negado a prometer que no reincidiría, con lo cual los jueces siempre han aplicado la pena con dureza.

Una vez más vemos como las llamadas “sociedades modernas” hacen uso de medios violentos e inhumanos para imponer su pensamiento totalitario y dictatorial. Sociedades degeneradas que aceptan la práctica degradante del aborto, al tiempo que, bajo eufemismos como el de proteger la salud de la mujer, el derecho reproductivo o el respeto a la libertad de elección, encarcela a quien de manera pacífica y dialogante pretende tan sólo evitar la muerte de un inocente.

7 comentarios:

Angelo dijo...

Me he quedado de piedra. Eso sí que es compromiso y coherencia en lo que se cree. Menudo testimoniazo. Plafffff. Así me siento.Un abrazo

Juanjo dijo...

Para que luego digan de las mejeres encarceladas por causa del aborto. Aquí tenemos a una. ¡Qué asco de justicia!

Carlos dijo...

¿Como es que esta mujer no es más conocida a nivel mundial? El movimiento por la vida tiene sus héroes que dan testimonio día a día y se habla poco de eloos. Un saludo.

bate dijo...

Canada es el paraiso de todo progre que se precie, una especie de dictadura políticamente correcta instaurada para el bien del mal, un lugar que están convirtiendo en un labvoratorio dónde germinan las ideas que se le cruzan a todos esos enfermos de odio. Hace poco le negaron el visado a un matrimonio Inglés porque su hija está tullida.

Suena fuerte pero es cierto, os dejo el enlace

Un saludo

http://noticiasdeeurabia.wordpress.com/2008/08/14/canada-familia-inglesa-rechazada-por-tener-una-hija-tullida/

Luis y Mª Jesús dijo...

Increíble pero cierto, cuando leí el reportaje quedé de piedra.
¿sociedades civilizadas?.
Un abrazo

Salvador Pérez Alayón dijo...

Nada extraño, es el camino elegido y natural que recorre el hombre cuando se aparta de la verdad.

Defendemos la libertad, la dignidad, la justicia... y nos orgullecemos de sentirnos demócratas. Pero, paradójicamente condenamos a morir a personas inocentes por considerarlas un estorbo o incapacitadas para ser admitidas en la raza humana.

¿Es esto coherencia? ¿Cómo se puede defender la libertad y el derecho a ser respetado, cuando se asesina a un niño en el vientre de su madre?

No da lugar a discutir nada, el derecho a la vida es un valor indiscutible, y nada está por encima de eso. La vida es sólo de quien la puede dar porque depende de ÉL.

Nadie es dueño de una vida que tiene su independencia propia, es diferente y seguirá su curso independiente del ovulo y espermatozoide que hayan colaborado en su creación.

Sólo DIOS es capaz, así como de crearla, decidir cuando termina. Nadie más.

Un abrazo.

Marta dijo...

Me encanta leer de gente ejemplar como esta mujer que son los que al final darán la vuelta a las cosas. Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).