domingo, 28 de febrero de 2010

Los valores del ser sustituidos por los valores del tener


El eclipse del sentido de Dios y del hombre lleva inevitablemente a un materialismo práctico, que genera el individualismo, el utilitarismo y el hedonismo.

Aquí vemos también la validez permanente de las palabras del Apóstol: 'Y como no consideraron conveniente reconocer a Dios, Dios los entregó a una mente baja y a conductas impropias' (Rom 1:28).

Los valores del ser han sido sustituidos por los valores del tener. La única meta que cuenta, es la obtención del propio bienestar material.

La llamada calidad de vida se interpreta principal o exclusivamente como la suficiencia económica, el consumismo a ultranza, la belleza física y el placer, descuidando las dimensiones más profundas de la existencia: interpersonal, espiritual y religiosa.

Evangelium Vitae

1 comentario:

Guerrera de la LUZ dijo...

Gracias Elige, por acercar este texto tan valioso del Santo Padre, porque estos días estamos hablando en un blog precisamente de este tema, en relación a la eutanasia y a como se nos ha impuesto la idea de que con una calidad de vida baja no merece la pena vivir y que es indigna.

Quienes abanderan estas causas, como también la de la compasión mal entendida para justificar la eliminación de un ser humano, le están negando la dignidad a muchísimas personas.

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).