jueves, 25 de febrero de 2010

La degradación de la tolerancia o el ‘abortismo pro-vida’

Quisiera comenzar esta entrada recomendándoos un artículo publicado por Museros en su blog (Asando la manteca). En él hace una comparación entre el crimen del aborto y el terrorismo, lo que le lleva a preguntarse: “¿Qué diferencia habría entre pedir que se financien abortos con dinero público y pedir que se financien los atentados de ETA? ¿Qué diferencia habría entre pedir que se cumpla estrictamente una ley abortista -la del 85- que permitiría unos 500-1000 abortos cada año y pedir que a ETA se le permita matar entre 500 y 1.000 personas cada año? ¿Por qué discutimos sobre si el veneno usado para provocar un aborto debe o no venderse con receta? ¿Discutiríamos sobre si el etarra que le disparó al concejal un tiro en la sien tenía el permiso de armas en vigor o caducado?”

En mi opinión se trata de una comparación acertada. El terrorismo es un crimen especialmente execrable y guarda muchas similitudes con el crimen del aborto.

En ambos casos, se requiere de toda una amalgama de recursos financieros y pactos políticos para sostener una red cuyos brazos llegan muy lejos en su estrategia de agresión a la vida humana. El terrorismo recurre al terror y se ampara en argumentaciones buenistas, a veces patrióticas, a veces religiosas, a veces de reivindicación social. Lo mismo hacen los abortistas para defender este crimen nefando. Afirman apoyar a la mujer y proteger su libertad de ser o no ser madre; sostienen que pretenden evitar el sufrimiento de los pobres y enfermos; mantienen que con el aborto evitan cargas a la sociedad, a la mujer, a las adolescentes y a las familias y todo lo que persiguen en realidad es la muerte de seres inocentes y débiles; Los más inocentes y los más débiles.

De la misma manera que no se puede ser indulgente con el terrorismo, tampoco se puede ser condescendiente con el aborto. Coincido en que hoy existe, desgraciadamente, lo que podríamos llamar un ‘abortismo pro-vida’. No basta rechazar el derecho al aborto. Es necesario el convencimiento social de que no se puede tolerar esta práctica, ni siquiera en los casos de violación, riesgo para la salud de la madre o malformaciones congénitas. La tolerancia con el aborto ha llevado a España a asesinar a más de cien mil seres humanos cada año ante la pasividad y el silencio de la sociedad buenista que defiende la vida, pero ‘comprende’ que hay casos en los que ‘no se puede evitar matar’.

Esta tolerancia buenista ha degenerado en una aceptación de lo que todos sabemos que es una injusticia social o, cuanto menos, en un indiferentismo y una pasividad que atemoriza. Porque os aseguro que me dan miedo esas personas que dicen rechazar el aborto pero afirman entender que hay situaciones en las que no queda más remedio que aceptarlo, e incluso, protegerlo socialmente.

Me preocupa la incoherencia de los que afirman que el aborto es un fracaso, pero que la ‘interrupción del embarazo’ en ciertos casos puede ser necesaria y está consensuada, como si la opinión de la mayoría pudiera transformar un acto injusto e inmoral y un crimen nefando en una práctica admisible y legitima.

Ahora, con motivo de la nueva ley, España ha tenido una gran oportunidad para reabrir el debate sobre el aborto y exigir su abolición total. Ha sido una ocasión perdida, porque la lucha se ha centrado en rechazar esta nueva ley, en lugar de insistir en que la nueva ley es inviable, pero la que venimos padeciendo desde 1985 también lo es y debe ser derogada. Ha habido miedo por parte de los políticos (y de sus seguidores y votantes) y de algunos medios pro-vida con capacidad de movilización social a proponer la única vía justa: eliminar el aborto de raíz. ¿Por qué? Probablemente porque en España hay dos grandes mayorías políticas, y ambas son pro abortistas, aunque el PP insiste en la tomadura de pelo de afirmar que defiende la vida.

Rechacemos absolutamente el ‘abortismo pro-vida’ que niega la posibilidad de que en nuestra sociedad puedan existir valores irrenunciables y permanentes, y recordemos las palabras del Papa Benedicto XVI acerca de los principios no negociables.

13 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

La lucha está servida y no podemos quedarnos parados. Hay que luchar para defender la vida, desde donde sea y como sea. Ahora aquí, aunque no estemos completamente satisfechos, pero denunciemos, porque de quedarnos callados pensando en que debía ser del todo, no haremos nada. Seguiremos después más fuerte si cabe hasta extinguirla del todo.

Porque no dejar nacer a un niño concebido en el seno de su madre es un crimen. Porque matar a una persona a tiro de pistola es igual que matar a un niño en el vientre de su madre. Es mu fácil comprobarlo, simplemente cambiarlos. Porque no queremos renunciar al placer del amor egoísta y concebimos inevitablemente, pero matamos con la pildora del día después, los anticonceptivos...etc.

No tardará mucho en pasarnos factura esta locura ciega y desenfrenada, pero mientras tanto hay que gritar la verdad desde donde sea y como sea.

Gracias por tu labor, elige, cuando se consiga algo y finalmente todo, tendrás parte de culpa en ello. Pido al ESPÍRITU que te ilumine y te fortalezca.

Un abrazo en XTO.JESÚS.

Aquiles dijo...

Me parece una acertada descripción de la situación actual. A la pregunta ¿Porqué, por qué tanta cobardía y conformismo? yo contestaría que los políticos y esos medios provida que mencionas son conscientes de que este país es un país abortista y la derogación del aborto ya no es posible, al menos por cauces democráticos.

Sancho dijo...

!Bravo! Suscribo tu entrada. NO, a CUALQUIER tipo de aborto, lo acepte el partido que sea.

Un decepcionado dijo...

¿No comentas nada sobre la aprobación de la ley del aborto por el senado?

TIRSO dijo...

"¿Discutiríamos sobre si el etarra que le disparó al concejal un tiro en la sien tenía el permiso de armas en vigor o caducado?"

Y sin embargo discutimos todo tipo de detalles ligados al asesinato por aborto, sin ir a lo esencial: el aborto es un crimen, y como tal debe ser tratado siempre.

Ricardo dijo...

Hay temas en los que sólo se puede aceptar la tolerancia cero y jamás las medias tintas, y este es uno de ellos. Un abrazo y gracias por tu blog.

Juanjo dijo...

Pues es verdad, no se puede ser flexible con estos temas ni tolerar cierta cantidad de mal. Porque además los progres aquí no lo van a tolerar. Que nadie piense que se va a ir hacia atrás en esta ley incluso si el pp gobierna. Luego me parece un debate inútil.

Abigail dijo...

Me ha parecido fabulosa esta entrada, y absolutamente necesaria. Alto y claro. Así es como hay que hablar. Y las ideas claras como agua de roca.

Creo que en España los que comprendemos la necesidad de extirpar el aborto de raiz somos un número de personas suficiente. El problema, pienso, es que no estamos organizados, al contrario de lo que sucede con los que sí tienen una gran capacidad de movilización, que lamentablemente se están prostituyendo.

Soy partidaria de la opción por los partidos políticos fundamentados en las cuestiones no-negociables reconocidas por Benedicto XVI, pero aparte de eso, me sentiría muy contenta de que en España echara raíces el germen de una auténtica revolución provida.

Joaco dijo...

Es algo que vengo defendiendo en tu blog hace algún tiempo y me ha costado algún que otro ataque inexplicable e injustificable. Los “pro-vida” que organizan festivas manifestaciones para algo tan serio como un auténtico genocidio y dicen ir contra una forma de aborto (otras las callan) y critican sólo a un partido abortista (cuando en España hay dos partidos políticos parlamentarios importantes y los dos son abortistas).... están haciéndole un flaco favor a la lucha contra el aborto. Vamos, que en el fondo (ya está cada vez más claro) están favoreciendo que al aborto legal siga existiendo.

Carlos dijo...

Totalmente de acuerdo con tu entrada. Ese buenismo que cae en la indiferencia es el causante de muchos males. A veces basta con que los "buenos" no hagan nada..

Guerrera de la LUZ dijo...

Es tan ñoña, tan boba y tan insustancial la corriente esa del buenismo que todo lo tolera... ¿¿Pero cómo vas a tolerarlo todo?? cenutrio!!

Ainssssss que me pongo enferma...

Guerrera de la LUZ dijo...

De todas formas creo que hace falta muy poco para abrirles los ojos a todos los buenistas estos y sacarles de su memo relativismo flower power. En cuanto les tocas lo SUYO entonces ya cambian la cara.

Besos Eli. Qué tristeza como se han pasado por el forro el clamor masivo de los españoles aprobando esta ley asesina y dejando que vote el senador ese empresario abortista, es un atentado contra la democracia lo que han hecho.

DasGretchen dijo...

¡Ahí estamos! Me encanta tu entrada!!! PRINCIPIOS IRRENUNCIABLES Y NADA DE JUGAR A SER DIOS!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).