viernes, 5 de febrero de 2010

La 'cultura de la muerte' en acción


Hoy quisiera relataros una historia real. La historia del perro Natividad es parecida a la de la rata Skeeky, de la que os hablaba hace unos días; aunque este perro no corrió la misma suerte del pequeño roedor, salvado en el último momento, ya que otro 'artista' sí logró su cometido y llevó a término su proyecto. No, el perro Natividad no fue aplastado por un bloque de cemento, sino que fue presentado en una “bienal de arte” atado a una pared con el título “Un perro enfermo, callejero” y fue dejado morir de hambre y sed por el autor de tan excelsa obra.

La historia de este perro escandalizó, con razón, al mundo. Hoy está en Facebook y cuenta con más de 154.000 amigos.

Hace unos años, saltó a los medios el caso de Terry Shiavo. Una mujer que fue obligada a morir de hambre y sed por su marido y, para mayor perversión, en contra de la voluntad de sus padres y hermanos quienes se ofrecieron a cuidar de ella. Según un estudio publicado esta semana en 'The New England Journal of Medicine', algunos pacientes en estado vegetativo tienen cierta actividad cerebral. Esto debe hacernos meditar acerca del caso de personas como Eluana Englaro o Terry Shiavo, “ayudadas a morir” a base de negárseles el alimento y el agua. Negar a un ser humano los cuidados más elementales de alimentación e hidratación es un homicidio, por mucho que se oculte bajo una falsa piedad.

Nuestra cultura ha logrado introducir un lenguaje que desfigura la verdad de la enfermedad y gusta llamar al asesinato asistido: “muerte compasiva”, “ayudar a morir”… cuando en muchos casos son los familiares y amigos los que no están dispuestos a acompañar compasivamente la enfermedad de acuerdo con la dignidad humana de la persona amada.

Eluana, Terry y tantos otros tuvieron el mismo final que un perro en una bienal de arte. El Director de Sacerdotes por la Vida, el P. Frank Pavone, que acompañó los últimos momentos de la vida de Terry, relata que en la mesilla de noche de aquella habitación había un hermosa rosa roja muy bien hidratada colocada en un vaso de agua y, ahí mismo, a su lado, un ser humano era dejado marchitar hasta la muerte. El lo resumió con esta expresión: la cultura de la muerte en acción.

5 comentarios:

FOTELIAS dijo...

Quierida amiga.
La ciencia está llevando a buen fin un estudio el que que consiste en preguntar al enfermo en coma/vegetal y éste contesta a las preguntas de manera sensitiva, esto nos afirma que las personas que están en coma o en estado vegetal están más vivas que yo y que cualquiera. Y lo que se quiere con la eutanasia es eliminar/asesinar a otros inocentes, hermanos nuestros que tienen todo el derecho a ser cuidados, alimentados y atendidos.
El genero humano a este paso se está convirtiendo en un genero "animal" en tod regla.
Recibe un fuerte abrazo.
BENDICIONES.

Angelo dijo...

Que elocuente la rosa en el vaso. Quiero traer una alegría hoy. La hermana de un amigo mío, hace unos años dió a luz su segundo hijo que vino con Sindrome de Daw. El golpe fue duro, pero la aceptación al designio de Dios fue mayor. Marc está en nuestro mural de la nevera, con una gran sonrisa que demuestra la felicidad que les falta a muchos que se llaman "normales". La madre de Marc esperaba el tercer hijo y las primeras pruebas indicaban que volvería a tener otro con el mismo cromosoma de mas. No quisieron saber nada sobre el tema, estaba nuevamente aceptado y esperado. Pues acaba de nacer sin el cromosoma de más. ¿Quién es el dueño de la vida sino Dios? Y hoy me entero que están descubriendo que muchos estados vegetativos, reciben estimulo ante ciertas imágenes que se le muestra. O sea que su cerebro se activa de igual forma que uno normal, no está tan muerto como hasta ahora se afirmaba con rotundidad. ¿Cuántas vidas se habrán apagado, siendo conscientes de que no les dejaban seguir con luz? Todo un nuevo debate se abrirá. Gracias por tu vuelta.

Juanjo dijo...

Es la obra del Diablo. Hoy mismo he leído en la prensa que un padre (turco creo) enterró viva a su hija porque "salía con chicos". Cuando se descubrió el cadáver, tenía los pulmones llenos de tierra. Imaginar por un momento como de terrible fué esa muerte.

El demonio está entre nosotros y se levanta muy temprano todos los dias para hacer su trabajo.

Guerrera de la LUZ dijo...

Qué espanto por favor. Se me ha erizado la piel.

Uff y el remate ha sido leer a Juanjo :|

El demonio no descansa, es cierto. No bajemos jamás la guardia.

Besos.

Luis y Mª Jesús dijo...

Coincido con Guerrera. La cultura de la muerte con el hombre como ejecutor y ese concepto de la libertad que consagro Zapatero en el desayuno de ayer, ¡menudo cóctel!.
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).