miércoles, 10 de febrero de 2010

¿Elegir entre el aborto de hecho y el aborto de derecho?

Hace unos días os comentaba que me parece un gran error proponer un referéndum sobre la regulación del aborto contenida en el nuevo Proyecto de Ley de Salud Reproductiva y Sexual, en primer lugar, porque supondría negociar lo innegociable y aceptar la legitimidad de un resultado que tendría consecuencias sobre el derecho a la vida. Hoy traigo aquí un interesante artículo del escritor Juan Manuel de Prada, publicado ayer en ABC, que trata sobre el mismo tema:


Diversas organizaciones civiles anuncian la celebración, el próximo 7 de marzo, de una manifestación por la que se reclama la convocatoria de un referéndum sobre la regulación del aborto impulsada por el Gobierno. Referéndum que, como a nadie se le escapa, el Gobierno no convocaría salvo que tuviese la plena seguridad de que su regulación cuenta con el beneplácito de una mayoría social holgada (con la que, como tampoco se le escapa a nadie, no cuenta). Pero, con mayorías o sin mayorías, a favor o en contra de la regulación impulsada por el Gobierno, la petición de convocatoria de un referéndum de estas características constituye un error craso que ataca el fundamento sobre el que se sostiene la defensa de la vida, que no es una cuestión política que pueda someterse al veredicto de las urnas, ni indirecta (mediante votación en las cámaras legislativas) ni directamente (mediante plebiscito). Aceptar que la decisión de una mayoría popular o parlamentaria puede legitimar el crimen es tanto como aceptar que el crimen no puede ser definido objetivamente, sino que su definición depende de percepciones subjetivas o coyunturales; una trampa saducea que aquí se hace más vitanda, pues al fin y a la postre un referéndum de estas características nos obligaría a elegir entre un aborto libre de iure y un aborto libre de facto.

Quienes abogan por este referéndum aducen que la propia Constitución reconoce la posibilidad de convocarlo ante «decisiones políticas de especial trascendencia»; es decir, ante decisiones que afectan a la organización de la «polis», no a los fundamentos que garantizan su supervivencia. Un referéndum puede convocarse para decidir sobre el uso de la energía nuclear, la prohibición del tabaco o el ingreso en organismos internacionales, pero no sobre la licitud del asesinato, el hurto o la pederastia. Cuando las sociedades consideran que estos asuntos pueden regularse mediante meras disposiciones de la voluntad se han convertido en organizaciones criminales. Esto es lo que la nueva regulación sobre el aborto pretende; y tratar de combatir esa pretensión aceptando su premisa es tanto como incurrir en el mismo mal que se desea combatir.

Reclamar que se someta a votación una ley que conculca el derecho a la vida es tanto como admitir que el derecho a la vida puede ser sometido a votación; de hecho, al solicitar que se convoque este referéndum se está reconociendo legitimidad a su resultado, que sea el que fuere resultaría lesivo para el derecho a la vida. Los promotores de esta iniciativa aducen que «no podemos cerrar los ojos a que, de hecho y nos guste o no, en los regímenes democráticos el derecho a la vida se somete a votación». Aquí convendría especificar que no son los regímenes democráticos los que amparan tal dislate, sino la degeneración de tales regímenes en formas de idolatría o cesarismo democrático que, en lo que Zapatero llamaba cínicamente en su plegaria negra de Washington «la propia búsqueda del bien» (o sea, la consecución del interés), no vacilan en pisotear los fundamentos éticos que garantizan su propia supervivencia. Contra la degeneración de los regímenes democráticos no podemos, en efecto, cerrar los ojos ni prestar asentimiento, reclamando la convocatoria de un referéndum sobre una ley que conculca el derecho a la vida. Pues, más allá de lo que deparase ese hipotético referéndum, se está aceptando que mediante votación se pueda legislar sobre los fundamentos éticos que garantizan la supervivencia de la comunidad humana, y hasta su propia calificación de «humana».

Creo, en fin, que a nadie regocijaría tanto la convocatoria de un referéndum de estas características como a los enemigos de la vida. Casi tanto como a mí me duele escribir este artículo.

Juan Manuel de Prada
Publicado en ABC el lunes 8 de febrero de 2010

16 comentarios:

Angelo dijo...

No sé, sigo sin verlo claro. De momento sigo rezando para que cada vez se salven más niños. Hoy en el Rosario de los no nacidos uno ha traído a la oración la de un padre que no quiere que su esposa aborte, dentro de tres días tomaba la decisión. Una vez más se está olvidando también la voluntad del padre, este papel no está entrando en el debate de las abortistas.¿O no es también su hijo o hija?

Carlos dijo...

Creo que se trata de un tema que no debe someterse a la elección de la mayoría, por su misma gravedad. Sin embargo, soy bastante optimista y creo que en España quizá si que habría una mayoría que votaría contra esta ley, aunque por supuesto, esto sería absolutamente insuficiente, porque el aborto de hecho ya lo tenemos y no se dice nada de derogarlo.

TIRSO dijo...

No me parece una buena idea porque proponer un referendum significa aceptar su resultado, y un si a la nueva ley del aborto supondría una ratificación definitiva a lo que quiere el gobierno. Si ganara eel no, supondría un rechazo a la nueva ley, pero no al aborto.

Joaco dijo...

Creo que tampoco se debe asistir a manifestaciones engañosas y embaucadoras que no piden la derogación de toda legislación abortista, el cierre de los mataderos de niños no nacidos y denuncien los culpables de este terrible genocidio. Es decir, como ya ha quedado más que demostrado, manifestaciones que en el fondo están promoviendo que el aborto siga siendo legal.

Ya hubo una manifestación que ciertas personas aficionadas al error y al empecinamiento en lo errado defendieron con gran entusiasmo. Es hora de espabilar un poco, me parece a mí, aunque lamentablemente hay gente que no aprenderá jamás...

Braveheart dijo...

Arsuaga y compañía están dando marcha atrás sobre este tema. Después de anunciarlo y publicitarlo durante semanas, e incluso montar una manifestación para apoyarlo, ahora dice que en la del 7 de marzo no van a pedir un referéndum sobre el aborto: "queremos simple y llanamente, alzar nuestra voz en las calles de toda España para exigirle al Presidente del Gobierno que retire el proyecto abortista que está votando ahora el Senado, y promueva una nueva ley de apoyo a la mujer embazada".

La falta de apoyo social ante la petición del referendum ha sido evidente.

Braveheart dijo...

Acabo de leer que en una carta abierta dirigida a Juan Manuel de Prada, Ignacio Arsuaga anuncia su intención de suspender la campaña a favor de la celebración de un referendum sobre la futura ley del aborto.

Sancho dijo...

Por lo que parece, HO da marcha atrás en la petición de referendum. En mi opinión lo hacen porque veían que se iban a quedar solos en la manifestación del 7 de marzo. Suena más a manipulación política que a otra cosa.

Un Observador dijo...

Lo único que quiere hazteoir es que la gente acuda a la manifestación. su actuación es mas propia de un partido político que de la "plataforma" que afirman ser. Dejan en suspenso la reivindicación de referendum y ya veremos...

Juanjo dijo...

El tema del aborto no debería ser objeto de debate ni de referendum.

DasGretchen dijo...

Parejitas de hecho, parejitas de derecho... Aborto de hecho, aborto de derecho... ¿Cuál es mejor? ¿Cuál peor?

A mí me parecen estos tiempos en que el diablo se ceba a base de medias tintas aderezadas por lo corriente -HO ejemplo ejemplarizante- con mentiras, manipulación, bienintencionismos y engaño.

Qué triste es todo esto. Tantos medios, tantas posibilidades, tanta propaganda... y se dedican no a difundir la verdad, no a una defensa nítida de la vida, sino a dar coba e intentar perpetuar un sistema que jamás podrá ser democrático, en tanto en cuanto lo constituyan personas desorientadas, sin criterios o carentes de todo amor a la verdad.

Y es que después de lo último que he leído ya no creo que todo este teatro sea un "error" de virgencitas bienintencionadas...

Angelo dijo...

Joaco:
Ya hubo una manifestación que ciertas personas aficionadas al error y al empecinamiento en lo errado defendieron con gran entusiasmo.

Menudo juicio el tuyo. Hubo otras muchas que se quedaron en su sofá, con los brazos cruzados . La manifestación fué un éxito y sirvió para alentar a muchos a seguir luchando hasta que el aborto esté abolido, aunque no nos toque a nosotros el verlo. Algunos países ya empiezan a tirar para atrás en sus leyes. El que está empecinado eres tú, que siempre que se habla de la manifestación sales a protestar.

Joaco dijo...

Angelo: cuando haya una manifestación que pida:

- Derogación de toda legislación abortista (nueva o anterior).

- Exigencia del cierre inmediato de los abortorios o mataderos de niños no nacidos.

- Denuncia del PSOE y del PP (especialmente éste último, por su hipocresía y su cobardía) como responsables de esta terrible matanza.

Ten por seguro que asistiré, no me quedaré "sentado en un sillón", como tú dices.

Las pantominas abortistas como las del 17-O os las dejo a vosotros (repito: como no os valen los argumentos, dejo de repetirlos).

Un saludo.

Joaco dijo...

....aunque lo cierto es que el PP más que hipócrita es cínico: se ha declarado abiertamente a favor de mantener la legislación abortista, por lo que es un partido a favor del aborto. Por tanto, fueron consecuentes sus líderes al asistir a la manifestación del 17-O, que sólo era contra una ley del aborto, y no contra otra. Los inconsecuentes, y ya va quedando cada vez más claro, son los millones de católicos que votan al PP.... y los cientos de miles que asisten a manifestaciones como las del 17-O. El día que los católicos decidan ser consecuentes en un asunto tan grave como el aborto provocado y legal, habremos dado un paso adelante. Y con lo fácil que parece, no hay manera.

eligelavida dijo...

Joaco, como sabes, asistí, como tantísimos españoles, a la M17O. Y en ella se dijo, entre los aplausos de la gente, que no queremos la futura ley ni la actual, y se reconoció que en España se había mirado durante mucho tiempo para otro lado ante esta lacra.

El PP, como hace habitualmente, utilizó esta manifestación de forma partidista. Algunos de sus líderes aparecieron en ella para hacerse la foto y afirmar, como hizo la Secretaria General del PP, Mª Dolores de Cospedal ¡en plena manifestación CONTRA EL ABORTO!, que sobre este tema ya “hay en España un consenso social”. Sus palabras la retratan y retratan a su partido. Que algunos se dejaran manipular, no quiere decir que los que allí estaban aceptaran el aborto. Por el contrario, exigimos LA DEROGACIÓN DE LA ACTUAL LEY DE DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO y LA INMEDIATA RETIRADA DEL NUEVO PROYECTO DE LEY, y pedimos que en España se respete la vida humana desde su concepción hasta su muerte natural.

Joaco dijo...

Eligelavida:

No pongo en duda la buena intención de mucha gente que asisitió a la manifestación del 17-O (no de toda). Pero creo que hace falta más claridad y contundencia en la lucha contra el aborto. Si hubiera existido una mayor claridad y contundencia el 17-O, el PP no habría podido aprovechar en beneficio propio esta manifestación. Ya sabes que la convocatoria era solamente contra la nueva ley, no contra la anterior... a la que tengo entendido que sólo se hizo mención muy tímidamente por algún orador, y no se pidió en ningún momento el cierre de abortorios ni se denunció a los partidos responsables de esto: PSOE y PP (sólo se atacó a uno de ellos: ya sebes que una media verdad puede ser peor que una mentira).

Aprovecho para agradecer que publiques siempre mis comentarios, que seguramente a veces van más allá de lo que tú crees adecuado. Intentaremos tener un debate civilizado y enriquecedor.

Saludo.

Angelo dijo...

Joaco: Mi última réplica para tí, porque ya agotaste tus argumentos en varios blogs antes de la manifestación y conocemos tu postura empecinada y derrotista.
Tú te levantarás del sofá cuando todos los que luchan por la vida te hayan dejado el camino llano . Entonces te apropiarás de sus logros, porque ya sabemos que esto no es de un día para otro. Cuando llegue ese día que tu pides y se logre lo que tú propones, será gracias a los pasos que tantos están dando para quitar los obstáculos de la senda.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).