martes, 29 de diciembre de 2009

Rescatar la ética


Dice Juan Pablo II en la encíclica Centesimus annus:

“Hay que volver a considerar la familia como el santuario de la vida. En efecto, es sagrada: es el ámbito donde la vida, don de Dios, puede ser acogida y protegida de manera adecuada contra los múltiples ataques a que está expuesta, y puede desarrollarse según las exigencias de un auténtico crecimiento humano. Contra la llamada cultura de la muerte, la familia constituye la sede de la cultura de la vida.

El ingenio del hombre parece orientarse, en este campo, a limitar, suprimir o anular las fuentes de la vida, recurriendo incluso al aborto, tan extendido por desgracia en el mundo, más que a defender y abrir las posibilidades a la vida misma”.

Tenemos una ardua tarea por delante: rescatar la ética; conseguir que nuestra sociedad vuelva a sacar la ética del sótano donde la ha escondido, para que los esfuerzos humanos por lograr el progreso no se orienten a destruir la vida, sino a cuidarla y protegerla.

5 comentarios:

Luis y Mª Jesús dijo...

Va a ser tarea difícil, pero lo lograremos, con la ayuda de Dios, por supuesto. la gran ventaja es que lo que defendemos es la verdad.
Un abrazo

Juanjo dijo...

Forges siempre dando en el clavo.. Es lo que quieren lograr los masones que nos gobiernan... y los de la oposición! que nos olvidemos de cualquier principio moral!

Salvador Pérez Alayón dijo...

No hay otra alternativa aunque quisieramos rendirnos o desistir. La salida más airosa, más progre, más humana, más inteligente, más productiva, más de todo es la que proclama las Bienaventuranzas.

Y de eso debemos de convencernos todos los cristianos creyentes y comprometidos. Tenemos la auténtica verdad, y tarde o temprano debemos convencer a todos los partidos de izquierdas, derecha, centro, más izquierda y de dónde sean, que no hay camino mejor que el apoyado en los valores éticos y morales del Cristianismo.

Si queremos una España unida, una sociedad donde primen la libertad, el respeto, la justicia, la igualdad, la fraternidad, la solidaridad, la familia como núcleo indivisible y lugar de amor donde se formen los hijos, y se hagan hombres que construyan en libertad, justicia y paz, dejemos actuar y proponer a la Iglesia los valores que dignifican al hombre y a las mujeres.

Sí es eso lo que queremos, ese es el camino. Ahora si se quiere otra cosa, el resultado está a la vista.

Un fuerte abrazo y un feliz año nuevo, para todos. En especial para ti, elige.

Angelo dijo...

Que Dios te bendiga,
y te guarde
y haga brillar su faz sobre tí.
Que 2010 sea la confirmación diaria ,del amor que el Creador tiene por tí. Un abrazo

FOTELIAS dijo...

Querida Elge.
Muy buen post pero lo que necesita el ser humano antes de todo es volver a encontrarse con su "yo" espiritual, el hombre de hoy se ha alejado de su espiritualidad como hombre y como "hijo de Dios". Por lo tanto si el hombre vuelve a su intimidad y conversación con el Padre, ya todo biene por si solo, ... moral, etíca, etc.
Recibe un fuerte besiño.
BENDICIONES

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).