lunes, 16 de noviembre de 2009

Pepiño dixit: "el aborto es un pecado"


Bueno, esta entrada va a salir un poco desfigurada pero, como diría Bono, ‘ej que’ llevo un buen rato con un ataque de risa. Acabo de pasarme por el blog del inefable Pepiño Blanco y, no os lo vais a creer, pero lo de Pepiño, va en serio. Aquí os dejo un extracto:

Soy católico (si tú lo dices...). Como tal, estoy dispuesto a creer que el aborto es un pecado (mira, por una vez y sin que sirva de precedente, tienes razón. El aborto es un pecado, porque es una gravísima ofensa a Dios. El Concilio Vaticano II lo califica como un “crimen horrendo”, porque consiste en quitar la vida a una criatura inocente, incapaz de defenderse).

Pero antes soy ciudadano y demócrata (ya empezamos con la coherencia). Y como tal, no estoy dispuesto a creer ni a admitir que el aborto tenga que ser un delito (eso es lo malo de tantos católicos, que anteponen el hecho de ser ciudadanos y demócratas al honor de ser testigos de Cristo).

Como creyente (¡y dale!), se me puede exigir que mi vida personal responda a los criterios morales derivados de mi fe (pues, más bien sí…).

Pero como representante de los ciudadanos no se me puede exigir que pretenda imponer esos criterios por ley a toda la sociedad. Más bien se me tiene que exigir lo contrario: que defienda el derecho de todas las personas a vivir de acuerdo con sus propios valores, religiosos o de cualquier otro tipo (muchos estamos esperando que defiendas el derecho de todas las personas a vivir… sin más. Pero parece que podemos esperar sentados).

La confusión entre pecado y delito, la idea obsoleta de que el Estado debe actuar como brazo ejecutor de la doctrina de la Iglesia (¿y esto quien lo dice?), la injusta pretensión de obligar a todos a vivir según las creencias de algunos (esto se lo has copiado a Maritere de la Vega), la nunca abandonada aspiración de hegemonizar moralmente a la sociedad a través de las leyes (tú has visto muchas películas), es la causa principal de que muchos sigan viendo hoy a la Iglesia Católica como un instrumento de opresión (sólo tú y otros pocos herejes).

Cuando Azaña pronunció su famosa frase: España ha dejado de ser católica, no quería decir que los españoles hubieran perdido la fe, sino que la religión había regresado al ámbito del que nunca debió salir, el de las convicciones íntimas y privadas (veo que sigues con tu más puro estilo laicista. "Se habla hoy de pensamiento laico, de moral laica, de ciencia laica, de política laica. En la base de esta concepción hay una visión a-religiosa de la vida, del pensamiento y de la moral, es decir, una visión en la que no hay lugar para Dios" - Benedicto XVI).

No hay ninguna amenaza eclesiástica (¿alguien te ha amenazado?) que pueda inducirme, como miembro del Parlamento, a promover una legislación que convierta en delincuentes a las mujeres que quieren decidir sobre su maternidad. (Demagogia barata. La maternidad hay que decidirla antes de ser madre. Cuando se ha engendrado y se aborta, se es madre de un hijo al que has asesinado).

Y la obligación del legislador democrático, cualesquiera que sean sus convicciones íntimas, es garantizar que los ciudadanos puedan ejercer sus derechos en condiciones de libertad y de seguridad ("La democracia necesita de la virtud, si no quiere ir contra lo que pretende defender y estimular" – Juan Pablo II).

Porque si el aborto es un crimen que tiene que ser perseguido, lo será de igual manera con la ley que está en vigor desde hace más de veinte años que con la que ahora propone el Gobierno (¡y yo que creía que eso sólo lo decíamos cuatro radicales!). Se trataría del mismo crimen cuando gobernaba el PP y se practicaban en España más de medio millón de abortos legales cada año que cuando gobierna Zapatero. (¡Olé! Pues a ver si resulta que al final te ha iluminado el Espíritu Santo, porque tienes toda la razón. Es el mismo crimen, gobierne quien gobierne).

Pero nada de eso sucede. Nadie llamó asesino a José María Aznar (‘ejem’… algunos sí…), que gobernó ocho años con una ley que bajo el coladero del “daño psicológico” para la madre permite abortos prácticamente sin límite y sin control (y que trajo a España la Píldora del día después y la Píldora abortiva. ¡Sí señor! Y si sigues escribiendo así de bien, voy a tener que darte un espacio diario en mi blog).

Hay más… (aciertos y sandeces, la mayoría sandeces, todo hay que decirlo). Si queréis leerlas, haced clic aquí.

28 comentarios:

sebastian dijo...

Me basta con el extracto. Este mameluco cree que por repetirlo, lo vamos a creer.

Muy bueno tu comentario.

Juanjo dijo...

Por fin oigo a alguien decir lo mismo que venimos diciendo muchos provida! Un crimen es un crimen, lo cometa quien lo cometa y lo ampare el partido que sea.

Oceanida dijo...

Mi pregunta es: Se puede ser catolico y tener un diferente punto de vista en algunas cuestiones? O todos los catolicos piensan exactementito lo mismo, de todo y en todo? Si animo de discutir, no puedo creer que sea asi de automata el catolicismo.

De todas maneras, yo creo que mucha gente se llama asi misma catolica y no tiene nada de ello, al igual que otras personas que dicen no creer en nada pero creen, aunque no lo sepan o se niegen a ello.

Es un lio innecesario en mi opinion. Bastaria con creer unos en otros.

El aborto por supuesto es pecado para un catolico, para un creyente o un religioso.

No estoy de acuerdo en muchas cosas que dice, en otras si, pero de ninguna manera creo que sean sandeces. Es su punto de vista.

Un saludo.

Angelo dijo...

Estoy haciendo el próposito de no leerlos, porque me sacan de mis casillas, (que en definitiva es lo que pretenden)También la ministra dice que se legisla desde el parlamento y no desde el púlpito. ¿Pero Monseñor Camino, no habla a los católicos sobre un tema concreto y claro como es el aborto? ¿ qué tiene que ver eso con legislar? Pero si no le habla a ellos. Que los Obispos ya saben de que parte están . Se dirijen a otros que se cuelgan etiquetas de católicos.Por que los que viven en coherencia con su fe, no necesitan estas advertencias. Les hablan a los de católicos el domingo y ateos durante el resto de la semana. Y hacen muy bien los obispos cumplir su misión de denunciar el pecado. Al graciosillo del psoe que pide su acta de excomunión, que se ría, que se ría, así se descubren , lo que les importa las mujeres, el embarazo y el aborto. Yo ya he visto a muchos llorar por cosas que antes les hacía mucha gracia. El tiempo se lo mostará, más tarde o temprano.
Que suerte tenemos de tenerte eligelavida. Te admiro profundamente. Un beso

eligelavida dijo...

Sebastián: gracias por tu comentario. Te recomiendo que lo leas porque hay mucho más. Era demasiado largo para ir frase por frase.

Juanjo: sí. Ahora a los socialistas les ha dado por hablar de la inconsecuencia del PP y… no dejan de tener razón.

eligelavida dijo...

Oceanida

Yo pienso que algunas sandeces sí que dice. Un católico no es un cumplidor de preceptos, es un testigo de Cristo, y Cristo dice ‘no matarás’. Este señor se declara católico y dice que va a votar una ley abortista a mucha honra. Cuanto menos, es inconsecuente.

Por otro lado, al igual que tú, yo también estoy de acuerdo con él en algunas cosas. Por ejemplo, en que el PP fue tan inconsecuente y defendió el crimen del aborto tanto como lo hace ahora el PSOE. Gracias por pasarte por aquí. Un saludo.

ulpiano dijo...

Lo único que pretenden los políticos que se escandalizan con las palabras del obispo es crear más confusión y aunque resulte extraño, lo logran. Consiguen que muchos católicos confundan pecado con delito, o simplemente que piensen que lo que dice el obispo es tan sólo una opinión, pero que no es doctrina de la Iglesia. Y es que los medios de comunicación tienen mucha fuerza, razón de más para que los cristianos debamos estar ahí.

eligelavida dijo...

Hola Angel. Recientemente, Monseñor Munilla ha ido aún más lejos si cabe afirmando que «los que aprueben la ley del aborto estarán en situación objetiva de complicidad de asesinato». Me pregunto si alguno de estos se atreverá a denunciarlo por decir la verdad… Gracias por tus palabras.

Juanjo dijo...

Por cierto Oceanida, no se puede ser católico y tener otro punto de vista en la cuestión de matar. Yo creo que ni siquiera se puede ser buen ciudadano y creer que una madre puede matar a su hijo sin que el peso de la ley recaiga sobre ella. ¡Y no digamos los médico que se forran practicando abortos!.

Carlos dijo...

Una gran reflexión aunque yo, más que reír, siento ganas de llorar. Que tristeza el comportamiento de tantos que se dicen católicos. Un saludo, Elige.

ARCENDO dijo...

¿¿¿Católico????, no me haga usted reir, que tengo el labio partido.
En el quinto mandamiento, y en otros muchos está la clave, "si me amais guardaréis mis mandamientos"...
La entrada es concisa y clara, es decir "perfeta". SALUDOS.

Oscar dijo...

Muy acertado. Al menos algunos del pp como celia Villalobos dicen: lo que diga un obispo me trae al fresco porque no soy católica. Pero a este y a Bono les ha dado por catequizar.

Anonimus dijo...

¡Qué pena de España, Dios mío!

Anónimo dijo...

Los obispos sí hablaron durante los gobiernos de Aznar. Lo que ocurre es que nadie les escuchó. Ver las notas de la conferencia Episcopal de aquellos años.

Disidente dijo...

El problema del crimen genocida abortista no es que sea pecado (a lo que los defensores de este exterminio de seres humanos máximamente inocentes e indefensos pretenden reducirlo, para intentar desvincularlo de su verdadera naturaleza de genocidio infame), que lo es; ni que sea delito (que debiera serlo, porque el Derecho ha de proteger las vidas de los seres humanos inocentes, de sus depredadores). El problema de este abyecto y repugnante asesinato ( el que que se descuartiza a un ser humano en el vientre de su propia madre -ni Jack el Destripador lo haría mejor) es: que constituye el peor genocidio de la Historia de la Humanidad, un genocidio que pretenden reducirlo a una cuestión religiosa, que es como si los nazis redujeran a una 'cuestión política' el Holocausto. Aquí estamos en presencia de un Holocausto todavía peor éticamente (por la naturaleza de sus víctimas), con el agravante de que los que defienden este Holocausto han pervertido previamente su naturaleza (sobre todo la de sus víctimas, a las que subhumanizan, reduciéndolas a un mero agregado de células) y lo transforman en 'derecho a matar (seres humanos)'. Por estas consideraciones, la artera acción psicológica de desinformación que personajes tan siniestros como este seudocatólico ejercen sobre la sociedad, intentanto desvincular a los católicos de sus legítimos pastores, o presentando lo que no es sino un asesinato como solo un 'pecado' (luego una 'simple cuestión religiosa', de 'creencias'), ha de ser desenmascarada y denunciada, para oprobio de los genocidas abortistas. No podemos dejarnos embaucar por las falsificaciones de la realidad (sea histórica, sea moral), que estos prebostes de la cultura de la muerte pretenden hacer pasar por verdad.

Guerrera de la LUZ dijo...

Bueno, realmente católicos somos todos los bautizados, hasta los apóstatas son católicos.

Este pobre hombre lo que tiene es el coco hecho polvo. No razona.

Beso, queridísima!

Ricardo dijo...

Desde luego, no le falta razón en lo que dice del PP. En lo demás, Dios nos libre de católicos semejantes.

J.P. dijo...

Nadie decía nada contra Benigno Blanco cuando éste era un cargo importante en el partido que trajo el aborto químico a España. Ahora es un líder provida???

Disidente dijo...

Mi pregunta es: Se puede ser catolico y tener un diferente punto de vista en algunas cuestiones? O todos los catolicos piensan exactementito lo mismo, de todo y en todo? Si animo de discutir, no puedo creer que sea asi de automata el catolicismo.

1ª Parte


No es cuestión de 'automatismo', señora, sino de pura coherencia con el referente del concepto 'católico'.

En efecto. ¿Qué es lo que caracteriza formalmente a un católico (al margen de la pertenencia material a la Iglesia (solo hay una verdadera, que es Verdadera Iglesia Verdadera) mediante el Sacramento del Bautismo)? Lo que caracteriza formalmente a un católico es la aceptación de la doctrina de la Iglesia Católica en materia de Fe y costumbres. Luego si lo que caracteriza a un católico formalmente es la admisión y vivencia de la doctrina de la Iglesia en materia de Fe y costumbres, no tiene sentido un católico que:

a) Crea algo doctrinalmente contrario a lo que la Iglesia enseña (de Fe); y/o

b) Admita algo contrario moralmente a lo que la Iglesia admite (costumbres).

Un 'católico' que niegue un dogma o niegue la verdad moral de un aserto de la Moral Católica obligante es (permítaseme la comparación, que no pretende ser irrespetuosa) como un aficionado del Madrid F.C. que vitoree y defienda al Barcelona F.C (¿pues no es un seguidor del equipo menrengue?).

En conclusión, un católico es quien piensa en cuestiones de Fe y costumbres (el crimen abortista pertenece a una de estas categorías: la Moral, de mos, moris, costumbre) como la Iglesia a la que pertenece; quien piensa de forma contraria a como piensa la Iglesia (en esas materias) no es un buen católico (no es formalmente, definicionalmente, católico, e incluso podría incurrir en excomunión, como ocurre con los que practican abortos voluntarios). No es cuestión de 'libertad de pensamiento y opinión', sino de filiación pura. No tiene sentido, pues, presentar la presencia (valga la redundancia) de 'disidencia' (en cuestiones de Fe y costumbres) con la Iglesia, de un católico, como un 'triunfo de la razón y la libertad' (de la 'tolerancia', como algunos mas osados intentan hacer que asintamos), porque justamente esa disidencia constituye un acto de irracionalidad (y de mal uso de la libertad, dado que quien no admite el Magisterio veraz de la Iglesia, admite sin duda otros 'magisterios' inveraces) en quien diciéndose católico (y definiéndose por lo que cree, y lo que admite en Moral), no se comporta como tal.

Entonces, ante su pregunta: ¿Se puede ser católico (católica) y tener un punto de vista diferente en algunas cuestiones? Sí, por ejemplo en cuestiones meramente políticas, científicas, filosóficas, etc (que no constituyan incompatibilidades con los axiomas (y sus consecuencias lógicas) de la Fe y la Moral católicas); pero no, obviamente, en cuestiones de Fe y costumbres, pues esto último (el creer determinadas cosas o admitir moralmente otras determinadas) es precisamente lo que esencia el ser católico. Luego es lógicamente imposible ser católico formalmente, y no admitir lo que define a un católico formalmente, de la misma manera que sería lógicamente imposible que un número primo (supuesto dotado de inteligencia y volencia, de libertad) quisiera ser compuesto, por ejemplo.

Anónimo dijo...

Y los del gobierno de Aguirre que financian clínicas abortistas, ¿pueden comulgar?

Disidente dijo...

2ª Parte

Pero es que el problema del aborto, estimada señora, no es un problema (o no lo es solo) de Moral católica, sino de Ética universal. Una vez que (no haría falta, pues el sentido común, no viciado por doctrinas erróneas, así lo admite) la Biología muestra que el nasciturus inceptum es un individuo de la especie humana, y después de que la Ontología y la Antropología Metafísica (ramas de la Filosofía, pues el concepto de persona no es biológico, ni médico, ni físico, sino ontológico; y el de persona humana, ontológico-antropológico), a su vez, demuestran que todo individuo de la especie humana es persona (humana), y que toda persona humana es un individuo de la especie humana¹, la conclusión es obvia: el nasciturus inceptum es una persona humana. Luego no es la Iglesia, sino la razón, la que declara al aborto voluntario como un crimen de lesa Humanidad.

_________________
¹La realidad humana solo existe en forma personal.

Teresa dijo...

El aborto no es una cuestión opinable. Nadie que no respete la vida puede llamarse seguidor de Cristo. Recemos para que no se nos endurezca más el corazón en este tema. Un saludo.

Oceanida dijo...

Segun el bautismo, como dice Guerrera este hombre es catolico, ahora bien, que no practique mucho es otra cosa. Hasta yo soy Catolica Juanjo, pero no me pueden culpar, porque ni me preguntaron si queria serlo, mis padres como buenos cristianos que les dijeron debian de ser, me bautizaron porque si no se les echaban encima y tenian miedo.

Ser buen ciudadano es mas complicado, quizas por no estar en contra del aborto no se es buen ciudadano,vete a saber, quizas todo se resume en eso. Aunque creo que no.

Un saludo a todos.

mrswells dijo...

Estan defendiendo que las leyesno se basen en lo que es moral sino en lo que es "democrático" y "lo democratico" se puede conseguir a través del engaño, de la mentira y de cerrar la boca a los únicos que dicen la verdad y llaman a las cosas por su nombre, porque para ellos la verdad ya no existe (solo existe lo que les conviene).no me extraña que acaben perdiendo la razón

Joaco dijo...

Y el Sr. Aznar, ese gran y aplaudido protagonista el 17-O, recientemente nombrado "doctor honoris causa" por la Universidad Católica de Murcia, con celebración eucarística incluida por parte de Monseñor Cañizares.... y el Sr. Aznar, que durante 8 años que dispuso de mayoría absoluta y pudo detener el genocidio abortista y no lo hizo.... el Sr. Aznar que se negó ante el Cardenal Rouco a derogar la legislación abortista.... pregunto: ¿el Sr. Aznar puede comulgar? ¿o más bien tiene derecho al privilegio de celebrar pomposas bodas católicas en El Escorial, celebradas por el propio Rouco?

Fabián dijo...

Me encantaron tus apostillas a las palabras de ese señor.
Lo que dijo lo podría haber dicho cualquier político "creyente" de la Argentina... parece que algo como la coherencia entre fe y vida se queda solamente en la capilla.
Bendiciones.-

Luis y Mª Jesús dijo...

Pues mira Elige, aprovecho estas horas de insomnio para entrar en los blog que me aportan mucho como el tuyo, en el de Pepiño pues...NO.
Ahora resulta que todos son católicos y coherentes con su fe. Gracias a Dios (estoy segura que es gracias a El) existe n la Iglesi un resurgir. Nunca la jerarquía había sido tan consecuente y había ofecido a los actólicos una doctrina tan clara.
Muchos besos

Kike dijo...

¡Dios, habría que refundar la frase!: no solo el papel aguanta todo, sino también el ciberespacio, ¿eh?

Es increíble lo ingenuo que puede ser este señor en sus argumentos. En fin, divertido el análisis que haces: ante tanta sandez, al menos cabe divertirse.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).