miércoles, 4 de noviembre de 2009

La «partera de Auschwitz» y su lucha por la vida


Stanislawa Leszczynska nació en 1896 en Lodz (Polonia). Casada con Bronislaw Leszczynski tuvieron tres hijos. En 1922, se convirtió en matrona y comenzó a trabajar en los distritos más pobres de Lodz.

El 18 de febrero de 1943 es detenida junto a sus hijos. Dos de ellos son enviados a Mauthausen, mientras ella y su hija Sylvia son deportadas al campo de concentración de Auschwitz. Allí Stanislawa pasó dos años trabajando como partera en una barraca húmeda, con literas infestadas de insectos y ratas.

Poco después de llegar al campo, se le ordenó que practicara abortos a las embarazadas o que eliminara a los bebés que fueran naciendo, a lo cual se negó poniendo en peligro su propia vida.

Durante sus años de «partera de Auschwitz», Stanislawa Leszczynska ayudó a nacer a más de 3.000 bebés, a los cuales administraba el bautismo antes de entregárselos a sus madres. De éstos, sólo sobrevivieron 30. Cerca de 1.500 fueron ahogados y más de 1.000 murieron de frío y de hambre. Tan sólo unos 150 bebés (de aspecto «ario» y ojos azules) fueron enviados a orfelinatos o entregados a padres alemanes para su adopción.

Mujer de profundas convicciones religiosas, Stanislawa consiguió llevar una luz de esperanza a los tristes barracones de Auschwitz. Sus compañeras presas comenzaron a llamarla “Mutti”, esto es, Mamá o mami. María Saloman, una superviviente del campo, relata así su testimonio:

"Había semanas en las que Stanislawa apenas tenía tiempo para dormir. A veces se sentaba junto a una paciente al lado de la estufa, dormía un momento, pero enseguida se levantaba de un salto y corría a ayudar a alguna de las mujeres que gemían. Cuando la señora Leszczynska se acercó a mí por primera vez, supe que todo iría bien. Mi bebé consiguió sobrevivir los tres últimos meses en el campo, aunque parecía condenada a morir de hambre, pues yo no tenía leche para alimentarla. "Madre" de alguna forma encontró a dos mujeres como nodrizas de mi bebé, una estonia y una rusa. Al día de hoy no sé a qué precio. Mi Liz le debe su vida a Stanislawa Leszczynska. No puedo pensar en ella sin lágrimas en los ojos".

Stanislawa Leszczynska murió en 1974 y está en proceso de beatificación. Mientras tanto, las peregrinaciones a su tumba son constantes.

Fuentes: La razón.es y Holocausto en español

7 comentarios:

FOTELIAS dijo...

Hola "Elige", hace un mes y medio leí en el diario ABC un artículo sobre esta heroina y catolica mujer que desde la adversidad y palpando la muerte cruel en cada momento tuvo la confianza en CRISTO.
Que Dios la tenga en su GLORIA JUNTO CON AQUELLOS ANGELILLOS QUE TRAJO A LA VIDA.
BENDICIONES.

Ricardo dijo...

La historia de esta mujer casi desconocida hasta hace poco (sólo era conocida por aquellos a quienes había ayudado) demuestra una vez más que hay muchos héroes anónimos capaces de arriesgar su vida por salvar la de otros. Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola; es la primera vez que escribo aunque sigo su blog casi a diario. Gracias por tantos testimonios esperanzadores de personas entregadas a la causa de la vida. Les deseo que sigan siempre con tanta fuerza en la defensa de este hermoso ideal. Bendiciones.

Paula H.M.

Marucha dijo...

Esa mujer ayudó a parir ilusiones,
sueños de un mañana, es una heroína a la cual se le debe de dar honor y gloria.

elblogdelosmudos dijo...

Qué gente tan valiente y admirable!! Santos.Y que estas vidas pasen tan anónimamente por la historia...

Angel dijo...

Tantos años pasados y todavía descubrimos tantas heroicidades en medio de tanto sufrimiento. Cuánto santo anónimo hay en el mundo. La Iglesia que es sabia por eso dedica un día a estos desconocidos, heroes del amor. Me ha encantado la fotografia que has puesto. Un abrazo

Luis y Mª Jesús dijo...

No conocía su historia. Gracias por difundirla.
Eso es integridad de vida.Estos días no puedo menos de pensar en las declaraciones de nuestro "católico" Bono y el daño que hace a muchos ingenuos. luis no me deja escribir sobre ello porque dice que es un blog familiar, que no meta a políticos.
En fin.
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).