sábado, 7 de noviembre de 2009

La Cruz, un toque de amor eterno sobre las heridas del hombre


Ante la sentencia de Estrasburgo que condena al Crucifijo a permanecer encerrado en un armario para que los no creyentes crean que han logrado una victoria, quisiera recordar las palabras del Papa Juan Pablo II cuando afirma que “la cruz es como un toque del amor eterno sobre las heridas más dolorosas de la existencia terrena del hombre” (Dives in misericordia).

Nada más. Que esta entrada de hoy sea una pequeña reparación por las ofensas al Señor de esta Europa pagana.

¡Buen fin de semana!


¡Cuántas veces, Señor, me habéis llamado,
y cuántas con vergüenza he respondido,
desnudo como Adán, aunque vestido
de las hojas del árbol del pecado!

Seguí mil veces vuestro pie sagrado,
fácil de asir, en una cruz asido,
y atrás volví otras tantas, atrevido,
al mismo precio en que me habéis comprado.

Besos de paz os di para ofenderos,
pero si fugitivos de su dueño
hierran cuando los hallan los esclavos,

hoy que vuelvo con lágrimas a veros,
clavadme vos a vos en vuestro leño,
y tendréisme seguro con tres clavos.


Lope de Vega

5 comentarios:

FOTELIAS dijo...

Que así sea.
Me uno a los versos de Lope de Vega.
BENDICIONES

Angel dijo...

Has elegido genial el poema de Lope de Vega. Precioso. Un abrazo.

Teresa dijo...

Preciosas las palabras de Juan Pablo II y maravilloso el poema. Un abrazo.

TERE dijo...

¡Qué pena me dan estas cosas! Y qué miedo también, porque todas estas ideas "progresistas" tarde o temprano las adquirimos en México y Latinoamérica como "modelo de modernización y apertura". Por ahora no corremos riesgos (creo yo) porque tenemos un presidente "católico" (con alfileres), pero dentro de tres años, quién sabe.
Saludos afectuosos.

Luis y Mª Jesús dijo...

Quiero hacer un post sobre lo que significa para mi el Crucifijo en mi trabajo.
besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).