viernes, 6 de noviembre de 2009

115.812 niños asesinados el año pasado mediante aborto quirúrgico

Un total de 115.812 niños han muerto asesinados el año pasado en España mediante aborto, según las cifras dadas a conocer por el Ministerio de Sanidad y Política Social.

Recordemos que a estos crímenes hay que sumar los abortos no quirúrgicos, cometidos con la píldora abortiva y la píldora post coital.

De las 115.812 mujeres que mataron a sus hijos mediante aborto quirúrgico en el 2008, 10.221 eran menores de edad.

Una vez más, Cataluña, Madrid y Andalucía son las Comunidades con mayor número de abortos.

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, como no podía ser de otro modo, ha valorado positivamente estas cifras, que no dudo que aumentarán los próximos años. Sin embargo, quisiera hacer una reflexión al respecto:

La nueva ley del aborto aún no ha sido aprobada. Más de 115 mil niños han sido asesinados legalmente en España gracias al famoso ‘consenso’ que el Partido Popular defiende que es preciso mantener a toda costa. Decir no a la nueva ley, pero apoyar la actual, es admitir que se sigan cometiendo estos crímenes. ¿Es posible que una mayoría de españoles consienta esta masacre?

17 comentarios:

Angel dijo...

Que cifras más escalofriantes. Como bien dices, una gran mayoría no puede permitir esto. En cuanto al PP yo tengo claro que ya he abandonado la idea de votar al mal menor. No Señor, no puedo contribuir con los que se dejan llevar por intereses partidistas. Si quieren mi voto, tendrán que ser claros en esta postura. Y este tema no es secundario.
Cuando llegemos al cielo vamos a encontrar mucha alegría, estará repleta de niños.Todos esos que aquí se han asesinado. Un abrazo elige

ulpiano dijo...

A ver cuando nos enteramos de que no existe el mal menor. Una sola muerte consentida es un fracaso y una violación de los derechos humanos.

Ricardo dijo...

Es triste ver la connivencia de tantos ciudadanos honrados y de tantos católicos con la situación actual. Estamos hablando de muchos más que 15.000 niños asesinados por sus propias madres dentro de un marco legal. Contestando a tu pregunta, Elige, creo que en este país sí que hay una mayoría abortista. La lucha para cambiar la mentalidad actual será ardua.

Anónimo dijo...

Hablas de una sociedad decadente, en crisis. Estas crisis, decía un santo de nuestro tiempo, son crisis de santos. Lo que hace falta son cristianos fieles a Cristo y comprometidos con la verdad, que no pacten con el diablo. A.A.

Aquiles dijo...

La ministra ha valorado estas cifras positivamente ¡!! Y el PP supongo que tambien, porque no les he oído quejarse. Qué asco!!

FOTELIAS dijo...

Hola amiga.
La respuesta a tu pregunta ... ¡¡NO!!. Hay que seguir orando y actuando ante este Holocausto.
Hay que llamar a las cosas por su nombre, desde que se aprobó el aborto "libre" en España, todos los partidos politicos deberian de ser llevados (menuda ironía, dirás) a los Tribunales por "crimenes contra la humanidad". Esto debería de ser así, pero nó ...lo que llevan a los Tribunales es el crucifijo en las aulas que atenta contra la conciencia de algunos/as. este mundo esta loco, pero loco de remate.
BENDICIONES

Juanjo dijo...

Hola elige:

Tu pregunta, “¿es posible que una mayoría de españoles consienta esta masacre?” tiene una respuesta muy clara. Hay una mayoría que es partidaria del aborto, la eugenesia, el racismo, la selección de quien vive y quien muere, y otra gran mayoría que dice aborrecer el aborto pero que se cagan de miedo y vota una y otra vez a un partido abortista y aceptan esta matanza como un mal menor. Así de repugnante ha resultado ser el democrático pueblo español. Nada más.

Sancho dijo...

Todos los años por estas fechas salen datos parecidos y comentamos lo cuesta abajo que va nuestra sociedad , pero al año siguiente estamos en las mismas y esto no cambiará hasta que seamos capaces de cambiar nosotros las tornas. La culpa no es de los que legislan o gobiernan solamente, sino de los que los hemos colocado ahí. El pueblo español podría cambiar las cosas si quisiera, pero no quiere.

Joaco dijo...

Interesante tu aseveración:

Decir no a la nueva ley, pero apoyar la actual, es admitir que se sigan cometiendo estos crímenes

Aplicando la misma lógica inapelable se podría decir:

Asistir a una manifestación que dice no a la nueva ley, sin pedir que se suprima la actual, es asistir a una manifestación a favor de que se sigan cometiendo estos crímenes

Perdón si parezco un poco pesado pero... los que tendríamos que acabar con el aborto somos los que estamos en contra, no los que están a favor, y por tanto me parece que es más importante que cambie la mentalidad de quienes presuntamente luchan contra este genocidio. Porque mientras sigamos como el 17-O, no habrá nada que hacer contra el aborto.

Teresa dijo...

Elige,

a este número hay que añadir también todos los abortos que han sido cometidos en fraude de ley y que pronto estarán amparados por la ley y entrarán en este recuento. Es terrible.

ARCENDO dijo...

Que Dios nos perdone; que gran tristeza, hemos de rezar mucho para aplacar la ira de Dios ante este salvaje atentado contra las vidas inocentes. Abrazos.

Luis y Mª Jesús dijo...

¿Tienes datos de Portugal?. Creo que son muy pocos los abortos.
¿Será el Ángel de Portugal que les protege o que abortan en España?
Un abrazo

mrswells dijo...

¿Es posible que una mayoría de españoles consienta esta masacre?
-----------------------------------

Supongo que ya sabeis la respuesta.
La respuesta es NO, pero 1)la mayoria de la gente somos muy cómodos mientras no nos afecte personalmente. 2) La gente esta a merced de la autoridad y la propaganda , sumidos en la ignorancia, a mi misma tres personas de un entorno católico me han venido a defender el aborto en total ignorancia de lo que decian, usando los eufemismos tipicos que nos inculcan (uno de ellos, para colmo, dentro de la parroquia y me decia: "es legal")

En relacion a este segundo punto fijaos lo que ha pasado con la sentencia de Estrasburgo contra el crucifijo en las escuelas italianas. Aparentemente el tema lo llevo a Estrasburgo una mujer Finlandesa que queria que removieran el crucifijo de las aulas donde iban sus hijos al colegio. Una sóla mujer en contra de un pais entero (Italia) y la han dado la razon a ella. O sea que no es cuestión de mayorías.
La mayora de la gente quieren a sus hijos quieren la Vida. Pero estamos cada vez más atados por una legislación demoniaca a la que nadie se opone por comodidad o por ignorancia o por no saber cómo dar testimonio de lo contrario de forma eficiente.


Tu blog es un tesoro en educarnos en la Verdad, si yo no lo hubiera leido desde hace años no habria sido capaz de responder a estos contertulios. Muchas gracias

mrswells dijo...

Estoy con Fotelias y Ulpiano (no hay mal menor): el mundo esta funcionando al revés en temas de justicia. Esa es la cueastión : en lo pequeño y en lo grande

Florencia dijo...

Horrible, terrible encima saber estos números! Pero aunque fuera uno, lo mismo es!!!
En Argentina estamos cada vez mas cerca de la ley, un espanto, pronto llega Eduardo Verástegui a participar de una marcha frente al Congreso. La sociedad argentina ni se inmuta, como si acá no pasara nada...
Muy linda tu entrada anterior, qué testimonio!!! (siempre te leo, no siempre puedo comentar) Besos

Guerrera de la LUZ dijo...

Yo creo que si hacen un referendum sale un no al aborto.

¡Anda qué alegría ver x aquí a Mrs Wells!

Lolat dijo...

No tengo palabras

Un Horror!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).