lunes, 5 de octubre de 2009

Censura en Blogger


Nota del Padre JOSÉ GIL LLORCA, a quien Blogger ha censurado su blog "DE LO HUMANO Y LO DIVINO":

Me gustaría que me ayudaseis a combatir la censura que ejerce Blogger bajo la presión de grupos radicales gay. Es un gravísimo atentado a la libertad de expresión y una cesión cobarde a la presión del lobby gay, el modo inquisitorial como actúa Blogger y Google.

Estoy convencido de que si hacemos una cadena de protestas por dicha actitud podemos lograr que Blogger y Google no cedan a dicha presión y sean verdaderamente objetivos, plurales y defensores de la libertad de expresión.

Hay que denunciar su forma de actuar inquisitorial. Lo primero que se cargan es la presunción de inocencia: cierran el acceso al blog. Te informan de que tu blog infringe las condiciones de servicio, mejor dicho, que puede ser que las infrinja. Por eso, mientras alguien examina detenidamente tu blog cierran el acceso al mismo.

He hecho varias reclamaciones para que revisen las falsas denuncias y aún no he obtenido respuesta alguna. Llevo así desde el día 17 de septiembre, y el blog sigue bloqueado.

Si nos rebelamos contra esta forma injusta de proceder, estoy seguro de que podemos vencer. Os ruego que paséis esta información al mayor número posible de seguidores de vuestros blog y a vuestros contactos para protestar de forma enérgica ante esta nueva inquisición.

Muchas gracias.

JOSÉ GIL LLORCA

Mientras esté cerrado el blog, os remito a la web:
http://www.ioseph.org/

4 comentarios:

Guerrera de la LUZ dijo...

De momento es poco lo que podemos hacer, pero todo nuestro apoyo para el padre y luchemos lo que podamos por el derecho a la Libertad de Expresión.

Besos, muchas gracias Eli.

Por favor amigos, uniros todos desde vuestros blogs. Es intolerable que nos quieran amordazar.

Guerrera de la LUZ dijo...

Eli, estoy pensado que lo mejor sería poner claramente en el título de entrada todos lo mismo. El hecho ya definitivo es que se lo han censurado sin posibilidad de acogerse ni a la presunción de inocencia.

¿Crees que podrías cambiarlo y poner todos lo mismo?: CENSURA EN BLOGGER ¿o te parece que es mejor este título? no sé.

Un beso cielo.

(no es necesario que publiques este comentario, piénsalo tú y lo que mejor te parezca).

Antecedente dijo...

Me temo que las grandes corporaciones tipo Google son muy permeables a las presiones por parte de gobiernos e instituciones de lo políticamente correcto. Solo hay que recordar cómo aceptaron la censura del gobierno chino para entrar en ese mercado.

Por otro lado, hay también "listas negras" como le ocurrió hace algún tiempo al bueno de Crispal, en su blog http://crispal.blogspot.com "In partibus Infidelium" cuando el intolerante Movimiento contra la Intolerancia le incluyo en su informe Raxen sobre xenofobia y racismo. Pfff, es increíble, solo por el hecho de ser católico y denunciar, desde la propia Arabia Saudí, donde vive, cómo se las gasta el régimen wahhabí.

Teníais que haber leído lo que tienen que hacer los sacerdotes para ir allí y celebrar una misa clandestina.

En fin, habría que convencer a cualquier institución tipo catholic.net que nos dejase a los bloggeros posibilidad de alojarnos igual que en blogger. Y por supuesto, luchar por estar presentes en la red, denunciando como hace el Padre Joseph o tú, estos abusos de poder.

Un saludo!

eligelavida dijo...

Guerrera, creo que tienes razón. Este título es mucho más contundente, y si todos ponemos el mismo, llama más la atención. Gracias.

He intentado entrar en el nuevo blog del Padre Gil LLorca y no he podido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).