lunes, 12 de octubre de 2009

El PP y la manifestación antiabortista del 17O


Muchos habrán escuchado y visto la entrevista en Veo 7 realizada a la señora María Dolores de Cospedal, por ende Secretaria General del Partido Popular, que nadie lo olvide, o al menos habrán tenido noticia de la misma. En ella, en total sintonía con el PSOE de Trinidad Jiménez, ha declarado que el debate, en el tema de la Defensa de la Vida, no es ya “aborto sí o aborto no”, lo que implica aceptar la permanencia del aborto. Para la Secretaria General del PP éste es un diálogo cerrado, una cuestión terminada, porque ellos no cuestionan que el aborto sea legal en España.

Lo desafortunado, según la Secretaria General del Partido Popular, del debate reabierto con la nueva ley del aborto es que abre y provoca la división entre los españoles por un tema que ya estaba superado, porque tenemos una ley -la actual ley del aborto- que goza de un amplio consenso. Por ello se ha abortado con el PP y se aborta con el PSOE, aunque con el Partido Popular en el poder, en el Estado o en las Comunidades Autónomas, se aborte más.

Lo verdaderamente preocupante es que este tipo de declaraciones se producen a escasos días de la concentración del 17-O, donde muchos aplaudirán la presencia de miembros del PP. Me asquea esta burla, este escándalo, esta estafa, esta manipulación. Me asquea que nos digan que el PP es un partido que “defiende la Vida” y al mismo tiempo no trabaje por la derogación de las leyes abortistas en España. No entiendo cómo, de una vez por todas, la gente no reacciona; cómo no enfrenta esta realidad a su conciencia; cómo no rompen con el mal menor y el voto útil, que hoy me atrevo a calificar de cómplice de asesinato; cómo no se deciden a trabajar por un “Voto de la Vida”. El voto más útil, el bien posible.

Cuando este tipo de declaraciones se producen en las vísperas de una manifestación, convocada por la Vida el próximo 17 de octubre; cuando se anuncia la presencia de varios dirigentes populares en la misma; cuando con palabra equívoca, cultivando el eufemismo, utilizando frases que aparentan oposición pero que sólo la aparentan, se pronuncian los dirigentes populares, parece evidente que el único interés que en Génova 13 despierta “el periclitado debate del aborto” es su utilización indirecta como elemento de desgaste del gobierno. Pero es lógico, porque el PP, que considera que el debate del aborto está superado, es un partido abortista. Lo que les molesta es que se sepa.

Estoy seguro que muchos, el próximo día diecisiete de octubre, de buena fe, aplaudirán a los representantes de este partido, porque creen que ellos también están en contra del aborto. Pero los populares, salvo excepciones, eso sí contadas con los tres dedos de una mano, y digo tres, no cuatro, ni cinco, son partidarios de mantener el aborto en España y, todos, militan en un partido ABORTISTA. Sí, como suena, ABORTISTA, porque no están en contra del aborto. Están a favor de la actual ley. Una ley que se han comprometido públicamente a mantener a toda costa. Un partido ABORTISTA porque lo que les preocupa no es que el aborto se produzca en cifras alarmantes y crecientes entre las menores, pese al reparto de píldoras abortivas en las Comunidades que gobiernan, sino que lo hagan sin permiso paterno y diciendo esto aparente una inexistente oposición a la ley abortista socialista. Un partido ABORTISTA que sólo se atreve a denominar el aborto como “fracaso”, algo que han exportado a muchos grupos pro-vida, en vez de calificarlo de crimen abominable y que reclama, curiosa coincidencia, por boca de su representante más cualificada en estos temas, que el aborto se saque del debate político, que se despolitice porque es sólo un drama humano. Como si los políticos no fueran responsables de su existencia y de su mantenimiento.

Yo estoy seguro que la inmensa mayoría de quienes acudan, como nosotros, a la manifestación del 17 de octubre en Madrid, lo harán para decir “No al aborto”. No solamente para decir “No a la ley socialista”. Y estoy seguro de ello porque de lo contrario no entendería que en todas las iglesias haya aparecido propaganda de la manifestación y se organicen viajes, pagando cada uno su billete, para acudir a Madrid.

Yo espero, que tras las declaraciones de la señora María Dolores de Cospedal, Secretaria General del Partido Popular, diciendo que coincide con la socialista Trinidad Jiménez en que el debate ya no es “aborto sí o aborto no”, los organizadores de la manifestación del día diecisiete, si están en contra del aborto, veten la presencia de los representantes del PP, vayan a titulo privado o público (en un político no cabe el eufemismo de privado). A no ser que éstos de forma pública y notoria manifiesten su total discrepancia con las declaraciones públicas de la cúpula de su partido. A no ser que las autoridades populares madrileñas, empezando por Esperanza Aguirre y el señor Güemes, se comprometan públicamente a dejar de subvencionar el aborto en la Comunidad Autónoma de Madrid. A no ser que los Ayuntamientos populares, empezando por el que rige el señor Gallardón, se comprometan a dejar de distribuir las píldoras abortivas…

Si no lo hacen, si no los vetan o exigen la retractación, serán cómplices del escándalo. Y ya saben: más les valiera ponerse una piedra al cuello y lanzarse al agua.

Lo siento pero era necesario decirlo.

Secretario Gral. de AES

10 comentarios:

Àngel dijo...

Creo sinceramente, que ningún partido político, debería indiscuirse en asuntos de este calibre, es verdaderamente vergonzoso. Ha que legislar para ambas partes no para unos o para otros. Hay que intentar tener una vía centrista. Y es posible hacerlo otra cosa es que no quieran.

La actual ley va demasiado lejos, pero es que la de la Srta. Aído quiere hacer no tiene ni pies ni cabeza.

Un abrazo

Joaco dijo...

Muy bien Don Rafael: a la manifestación irá Vd. con la nariz tapada. Hay motivos, desde luego, porque la cosa apesta. Otros pocos optamos por no soportar el hedor y quedarnos en casa. La cosa tiene mandanga: totalmente de acuerdo. Me fastidiará tener razón en esta ocasión, pero me temo que el PP se va a salir con la suya, a costa de los "pro-vida" (entre los cuales no me incluyo, por cierto). Ojalá me equivoque.

Joaco dijo...

Porque repito: en el manifiesto de la convocatoria no se pide la derogación de la vigente ley del aborto. El Sr. López Dieguez dice que irá como tantos otros a pedir esa derogación..... pues lamentablemente pueden decirle que esa no es su manifestación y sí es la manifestación de Gallardón, Aguirre, Rajoy.... que son los que son consecuentes con la convocatoria.

Joaco dijo...

Otro dato: el cardenal Rouco, en conversación privada con Aznar, siendo éste último Presidente del Gobierno, le pidió la derogación de la legislación abortista. Aznar, dándole una respuesta zafia y prentendidamente "graciosa", se negó a ello. Pero está claro que los señores eclesiásticos de las últimas décadas en España no aprenden. Están empecinados en el error. Por eso hoy en misa he tenido que pasar por el enojo del que el cura me dijera que me aconsejaba ir a la mani del 17-O. Me quedé con las ganas de hacerle un corte de mangas.... pero esta feo, allí en plena misa.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Les invito a que vean lo que he puesto encima de los vídeos. Trato de dejar claro que la manifestación debe excluir todo partidismo y rechazar a todo aquel que, representando un partido, no se moje declarando publicamente sus intenciones o se excluya.
Hace varias legislaturas que he debatido que debemos aunar nuestros votos por alguien que hasta el momento no nos haya engañado, al menos porque el poder no se lo ha permitido, y darle la oportunidad de estar en el debate publico sobre el aborto.
El día de la manifestación habrán muchos votos caminando y muchos más que no han podido ir. Nuestra misión es juntarlo para que alguien defienda a los que viven en el seno de sus madres. Creo que eso es lo que, de momento, podemos hacer.
En mis ultimas votaciones he optado por AES a fin de brindarle la oportunidad que defiendan lo que dicen.
Creo que suceda esto ahora es algo providencial, pues podian haberse callado y aprovechar la manifestación.
Un saludo.

Sancho dijo...

Me parece muy bien que Cospedal, es decir, la cúpula del partido popular, repita una vez más cual es su posición. Así ya sabemos todos a que atenernos.

Sergio dijo...

Los que hacen las leyes son los políticos, votados por la ciudadanía. Por tanto, lo que digan estos políticos es fundamental. Si defienden el aborto, todos debemos saberlo. Si defienden la vida, también. A mí me parece muy importante saber que en España, los dos partidos mas votados defienden el aborto. Si ahora, porque piensan que van a ganar votos, quieren ir a una manifestación antiabortista, es que la están manipulando, porque los que allí estaremos, no vamos para atacar a un partido frente a otro, sino para decir muy claramente que no queremos que se aborte mas en nuestro país.

Juanjo dijo...

No entiendo a qué viene insistir que no debe politizarse la manifestación. El aborto, guste o no, es un tema político. Si han muerto los cientos de miles de niños que han muerto en España, es porque en su día el PSOE legalizó el aborto en ciertos supuestos, aunque eufemísticamente se llamara despenalización. Luego, el PP lo facilitó aún más con la píldora y sus subvenciones.

Yo no voy a una manifestación antiabortista para decir sólo “mamás, no matéis a vuestros hijos”. Voy, ante todo, a decirle a los chorizos del gobierno y de la oposición que dejen de subvencionar abortorios, que ilegalicen la píldora, que no conviertan el aborto en un derecho y que deroguen las leyes que permiten el asesinato impune de seres humanos.

Guerrera de la LUZ dijo...

Lo peor de todo es la cantidad ingente de católicos que seguirán votando al PP.
Es algo que no me entra en la cabeza, deberían empezar a hablar bien claro los sacerdotes en las iglesias.

Besos.

Luis y Mª Jesús dijo...

Cada vez me asquea mas la política de este pais.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).