martes, 18 de agosto de 2009

¡No matarás!



«Pediré cuentas de la vida del hombre al hombre» (Gn 9, 5): la vida humana es sagrada e inviolable.

«La vida humana es sagrada porque desde su inicio comporta "la acción creadora de Dios" y permanece siempre en una especial relación con el Creador, su único fin. Sólo Dios es Señor de la vida desde su comienzo hasta su término: nadie, en ninguna circunstancia, puede atribuirse el derecho de matar de modo directo a un ser humano inocente».

Con estas palabras la Instrucción Donum vitae expone el contenido central de la revelación de Dios sobre el carácter sagrado e inviolable de la vida humana.

En efecto, la Sagrada Escritura impone al hombre el precepto «no matarás» como mandamiento divino (Ex 20, 13; Dt 5, 17). Este precepto se encuentra en el Decálogo, en el núcleo de la Alianza que el Señor establece con el pueblo elegido; pero estaba ya incluido en la alianza originaria de Dios con la humanidad después del castigo purificador del diluvio, provocado por la propagación del pecado y de la violencia (Gn 9, 5-6).

Dios se proclama Señor absoluto de la vida del hombre, creado a su imagen y semejanza (Gn 1, 26-28).

Por tanto, la vida humana tiene un carácter sagrado e inviolable, en el que se refleja la inviolabilidad misma del Creador. Precisamente por esto, Dios se hace juez severo de toda violación del mandamiento «no matarás», que está en la base de la convivencia social.

Dios es el defensor del inocente (Gn 4, 9-15; Is 41, 14; Jr 50, 34; Sal 19 18, 15). También de este modo, Dios demuestra que «no se recrea en la destrucción de los vivientes» (Sb 1, 13). Sólo Satanás puede gozar con ella: por su envidia la muerte entró en el mundo (Sb 2, 24). Satanás, que es «homicida desde el principio», y también «mentiroso y padre de la mentira» (Jn 8, 44), engañando al hombre, lo conduce a los confines del pecado y de la muerte, presentados como logros o frutos de vida.

Explícitamente, el precepto «no matarás» tiene un fuerte contenido negativo: indica el límite que nunca puede ser transgredido.

Implícitamente, sin embargo, conduce a una actitud positiva de respeto absoluto por la vida, ayudando a promoverla y a progresar por el camino del amor que se da, acoge y sirve. El pueblo de la Alianza, aun con lentitud y contradicciones, fue madurando progresivamente en esta dirección, preparándose así al gran anuncio de Jesús: el amor al prójimo es un mandamiento semejante al del amor a Dios; «de estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas» (Mt 22, 36-40).

«Lo de... no matarás... y todos los demás preceptos —señala san Pablo— se resumen en esta fórmula: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo"» (Rm 13, 9; cf. Ga 5, 14).


El precepto «no matarás», asumido y llevado a plenitud en la Nueva Ley, es condición irrenunciable para poder «entrar en la vida» (Mt 19, 16-19).

Desde sus inicios, la Tradición viva de la Iglesia —como atestigua la Didaché, el más antiguo escrito cristiano no bíblico— repite de forma categórica el mandamiento «no matarás»: «Dos caminos hay, uno de la vida y otro de la muerte; pero grande es la diferencia que hay entre estos caminos... Segundo mandamiento de la doctrina: No matarás... no matarás al hijo en el seno de su madre, ni quitarás la vida al recién nacido... Mas el camino de la muerte es éste:... que no se compadecen del pobre, no sufren por el atribulado, no conocen a su Criador, matadores de sus hijos, corruptores de la imagen de Dios; los que rechazan al necesitado, oprimen al atribulado, abogados de los ricos, jueces injustos de los pobres, pecadores en todo. ¡Ojalá os veáis libres, hijos, de todos estos pecados!».

No debe sorprendernos: matar un ser humano, en el que está presente la imagen de Dios, es un pecado particularmente grave. ¡Sólo Dios es dueño de la vida!

Evangelium vitae

48 comentarios:

Juanjo dijo...

Un extracto muy clarificador, especialmente para aquellos que insisten en que la Biblia no habla del aborto. Un saludo

Teresa dijo...

Juan Pablo II es un auténtico maestro. La Evangelium vitae trata precisamente «sobre el valor y el carácter inviolable de la vida humana», y su autor lo que pretende es ofrecer una lectura bíblica sobre la responsabilidad que tenemos los seres humanos ante la vida de nuestro prójimo.

Es un texto de una actualidad impresionante, precisamente ahora que en el mundo se dice que han acabado la esclavitud, los genocidios, el racismo, y vemos que es todo una gran mentira. El aborto, la trata de mujeres, la prostitución que cada día se potencia más, la pornografía, las torturas y tantas cosas que atentan contra la vida o la degradan, hacen de esta encíclica un texto imprescindible.

Angel dijo...

Si a Dios se le aparta de la vida personal, la muerte es la que se instala. La del alma, ésta se llena de oscuridad y no sabe ver su origen. Muy buen post. Gracias

Pantagruel dijo...

He leído hace poco, y no encuentro donde, que en la mente de todo hombre humilde está escrito el "no matarás". Aquellos que creen, en su soberbia, que están iluminados por verdades superiores se saltan con más facilidad esa norma, como guerreros de ideas inmanentes, religiosas o no. Este era el tema de "Crimen y Castigo". Antes matará un cruzado de cualquier ideología por "su verdad" que un no creyente que no tiene "verdad superior" por la que hacerlo. La historia está llena de ejemplos.

Con todo, al precepto "no matarás", enunciado por la iglesia con más volumen de voz que entusiasmo, se le han reconocido numerosas excepciones, como las guerras santas -las viejas y las recientes "cruzadas"-, las muertes en propia defensa y la pena de muerte, aun justificada en diversas circunstancias por el catecismo católico.

Hoy vemos como, de una forma reduccionista, el precepto "no matarás" se circunscribe por cuestiones de política terrenal al deseo de imponer a todos no ya la ilegalidad del aborto, sino la absoluta imposibilidad de legislar sobre él. Hay aun múltiples circunstancias en las que el "no matarás" tiene mayor transcendencia para la humanidad que esa interpretación reduccionista y politizada, a la que en ningún momento la Biblia alude de forma explícita.

Pantagruel dijo...

"Las personas, en general, se atienen de forma espontánea a unos principios morales y matar a otra persona les resulta profundamente traumático. Por eso, para lograr que lo hagan, es necesario hacer referencia a una Causa superior que haga que las pequeñas preocupaciones por el hecho de matar parezcan una nimiedad. La religión y la pertenencia étnica desempeñan ese papel a la perfección. Por supuesto, hay casos de ateos patológicos que son capaces de cometer asesinatos de masas por placer, simplemente porque sí, pero son excepciones. La mayoría necesita que anestesien su sensibilidad elemental ante el sufrimiento de otros. Y para eso hace falta una causa sagrada."
SLAVOJ ZIZEK
El complejo poético-militar

Eata es la cita original a la que me refería, tomada de aquí

Juanjo dijo...

Menudo argumento potente! Francamente. No se a qué viene esa cita del psicoanalista retorcido. Aquí los que matan son los abortistas. ¿A qué gran causa superior se agarran para silenciar su conciencia?

Sancho dijo...

Al aborto, en castellano antiguo, se le llama matar. Ahora se buscan otras palabras que disimulen la gravedad del acto de asesinar a un ser humano, pero los hechos son los hechos. Un saludo.

un ateo dijo...

Rechazar lo que es un crimen, no tiene nada que ver ni está ligado a ninguna religión. Las religiones, evidentemente tienen que sancionar lo que es malo para el hombre, y resulta fácil pues los creyentes piensan que el “no matarás” ya está inscrito en el alma de todo ser humano a través de la ley natural.

Pero es preciso tener en cuanta, que no fue la ley mosaica la que inventó este precepto. Siempre existió ese rechazo a matar. Incluso culturas o civilizaciones que han practicado el aborto selectivo, la eutanasia, el asesinato de los que son de otra raza, etc, han acabado siendo rechazados por civilizaciones superiores o se han extinguido, pues siempre el crimen ha sido aborrecido por el hombre, crea en la ley natural o no.

Repudiar el asesinato es algo que nace de la misma naturaleza humana.

Santiago dijo...

No pierdas el tiempo con él, ya se lo dije a Guerrera, es inútil. A estos lo mejor es dejarles por imposible y que les llegue el momento de enfrentarse con su conciencia y luego con su Creador. Nunca entenderá nada, lo diga el Vicepresidente del Colegio de Medicos de Madrid, la comunidad científica al completo o Rita la cantaora. Ha perdido la facultad de razonar.

Santiago dijo...

Por ultimo, dice que el catecismo defiende la pena de muerte en diversas circunstancias... FALSO. El catecismo sólo contempla la pena de muerte en una única circunstancia que en este momento es además inaplicable: se trata del caso de legitima defensa contra el terrorismo cuando un país no tenga un sistema punitivo capaz de castigar estos crímenes. No me extrañaría que los promuerte empezaran a abanderarse en favor de los terroristas cuando un país no puede defenderse, ya es lo último que les falta a esta panda de desgraciados, confundiendo el no matarás con la legítima defensa y dedicandose a exterminar seres humanos en el seno materno, patético.
Yo lo tengo claro, Estos asesinos se han propuesto como fin en su vida el ataque a todos los derechos fundamentales.

eligelavida dijo...

Amigos, he tenido que rechazar tres comentarios porque contenían insultos personales, y bien que lo siento, especialmente porque uno de ellos decía además cosas muy interesantes. Sin embargo, comprended que si cuelgo un comentario insultante para otro (y no me refiero a que algún picajoso se dé por aludido cuando le critican su postura), esto se convierte en una lista de “y tú más”, con el consiguiente perjuicio para el debate que pierde interés. A mí personalmente me aburren los foros donde todo consiste en ataques personales.

Pantagruel dijo...

Elige, puesto que soy aquí el único y pertinaz "disidente" -confieso que ya me voy cansando- es posible que esos insultos fuesen contra mí; no te preocupes por hacerlos públicos, pues yo, desde luego, no entraré en ningún "y tu más"; especialmente deberías publicarlos si el motivo de no hacerlo no es "proteger" a un visitante de insultos personales no provocados, sino evitar que el blog aburra ;-) Agradezco de todo corazón a Santiago, blogger que me sigue con inquebrantable fidelidad desde su perfil no disponible, su preocupación por mi futuro en el Valle de Josafat.

Óscar dijo...

Interesante opinión de una religión que respeto como a cualquier otra, de hecho la comparto con vosotros aunque no pude elegirla en el momento en que mis progenitores me bautizaron...

No obstante sería de agradecer que me resolvieran una duda, si realmente el Señor es dueño de la vida, se entiende que es Él quien decide en qué momento se debe finalizar, por lo que los cristianos deberíamos defender también el derecho a la muerte digna, sin prolongación de vida artificialmente ya que no es designio del Señor. Si me equivoco ruego que me expliquen el porqué.

Finalmente reseñar que aunque en España seamos mayoría los que profesamos la religión católica (voluntaria o involuntariamente) no debemos imponer nuestras normas morales a la norma básica que nos hemos dado todos los ciudadanos, es decir la Constitución, siendo los órganos legislativos del estado los que deben decidir las leyes por las que debemos de regirnos todos, ya que representan la voz y la conciencia del pueblo que los ha votado.

Gracias por su atención.

eligelavida dijo...

Oscar:

Yo creo que los cristianos defendemos claramente el derecho a la muerte digna, sin prolongación de vida artificialmente. Lo que ocurre es que la muerte digna no es lo mismo que la eutanasia.

Para algunos, morir dignamente significa acabar con la vida propia o la de un familiar a través de métodos artificiales, cuando aún no ha llegado el momento de la muerte, haciendo muchas veces que sean los médicos quienes lleven a cabo la acción de acabar con la vida del paciente. No digo que se quiera eliminar a alguien por maldad, pero sí llevados por un equivocado sentimiento de misericordia con el enfermo.

Adelantar la muerte de alguien es matar una vida que aún no ha llegado a su fin. ¿No crees que sería mucho más DIGNO para el enfermo aguardar a la conclusión natural de su vida en las mejores condiciones posibles, recibiendo asistencia médica, cuidados paliativos, cariño familiar y asistencia espiritual?

Dices que los católicos no debemos imponer nuestras normas morales. ¿Lo hacemos? Yo creo que no. De hecho, la Iglesia no trata de imponer a nadie unas creencias, aunque, como es lógico, da su mensaje e intenta iluminar la sociedad a la luz de la fe. Después, la sociedad, o el Estado, a través de sus instituciones, actúa. Y si una mayoría apoya una ley injusta, no por ello, esa ley se convertirá en justa. Y los cristianos tenemos el deber de proclamar la verdad, y de no aceptar leyes injustas ni realizar actos que, por muy legales que puedan ser, son absolutamente inmorales.

Joaco dijo...

Tiene gracia esa falacia de acusar de "imponer" que suele usarse para atacar a la Iglesia y la Moral (por cierto: Moral no hay más que una, y es la establecida por la Teología Católica, naturalmente, aunque algunos pretendan ahora inventarse otra). Y me parece muy mal acomplejarse o dejarse influenciar por los sofismas de estos señores. Así: a un asesino hay que IMPONERLE que deje de asesinar, metiéndole en la cárcel, por ejemplo. Si alguien va a cometer un asesinato y se puede hacer algo por imponerlo, hay que OBLIGAR quien quiere comenter un crimen a que no lo cometa. Etc. Si es que las cosas están muy claritas, por mucho que pretendan marear la perdiz los defensores del genocidio.

Uno que mira dijo...

Voy a hacer un esfuerzo.
Voy en primer lugar a romper una lanza en favor de Pantagruel porque hace falta valor para meterse en un foro así y manifestar su opinión.

Vaya también desde aquí, que mi nombre y apellidos están en el perfil, por si alguno cree que soy de los que me escondo detrás de un nick para decir cualquier cosa, y créanme si les digo que vengo a poner paz, y no a buscar lío.

Yo fui católico. Hasta que honradamente tuve que dejar de serlo. Porque, honradamente, creo que una corriente bastante predominante de la iglesia, con mucho poder dentro de la misma, y con muchos voceros en muchos púlpitos, predican una serie de soflamas que se alejan por completo del cristianismo.

Me duele ver como se utiliza de estandarte el "amarás a tu prójimo como a ti mismo" y luego se lanzan consignas de odio contra el prójimo. Contra los abortistas, contra los homosexuales, contra los terroristas y contra los rojos. ¿Quién es el prójimo? ¿A quién dices que amas como a ti mismo?

A mí, esto me pone muy triste. Es hacer daño gratuitamente a mucha gente que tiene encima un drama humano. Porque las mujeres que va a abortar no son de cartón piedra, son seres humanos. Y créanme que nadie toma una decisión así sin haber pasado por un desierto de soledad e incomprensión. Cristo, en la biblia, sólo se acerca a los que "pecan" para comprender. Para acoger y para perdonar.

Y ustedes con sus opiniones me parecen multitud lanzando piedras sin estar libres de pecado, gente buscando pajas en el ojo ajeno.

Decís que seguís un código moral dirigido por Dios y por la Biblia, y yo no lo veo. Creo que hacéis otra cosa, opinar la opinión de los opinadores, repetir consignas que habéis asimilado sin haber cuestionado su valía.

Las palabras se las lleva el viento.
Y amar al prójimo no es una cita, es una actitud en la vida, algo que cuesta, pero algo que compensa.

Quién soy yo para juzgar a mi hermano. Otro perdido.

El aborto no es una estadística. No son 120.000 niños asesinados al día. Son 120.000 mujeres inmersas en un drama personal del que necesitarán apoyo para salir indemnes.

Que necesitarán el amor del prójimo. Necesitarán que las ames como te amas a ti mismo.

Son 120.000 médicos teniéndose que enfrentarse a la presión de muchos medios de comunicación y muchos feligreses ciegos para acatar la ley que nuestros representantes elegidos por todos y en nuestro nombre han aprobado por consenso.

Son 120.000 niños que Dios acoge en su seno, si hacemos caso a la Iglesia. Y podría haber mayor felicidad que estar en el seno de Dios. ¿Dónde está el sufrimiento de esos niños? ¿Dónde? ¿Dónde si disfrutan del mayor gozo al que puede aspirar un católico?

Ya veis.
Dejé de ser católico porque, honradamente, creo que ha dejado de predicar con el ejemplo.

Así que yo amo al prójimo. O lo intento al menos. Y a vosotros también intento amaros.

Pero, claro. Tan cierto es que dos no discuten si uno no quiere como que dos tampoco se aman si uno no quiere.

En cualquier caso que tengáis el mejor de los días. Que hagáis pequeños actos de amor y que os paguen con la misma moneda.

Y que tengáis paz toda la vida.


Un abrazo.
Uno que mira.

(Eduardo Solano Lumbreras)

Pantagruel dijo...

Es verdad, Elige, yo creo que las católicas deben abstenerse de abortar aunque la ley lo permita.

Hace unos meses Jiménez Losantos dijo en la COPE que a unas monjas misioneras embarazadas al ser violadas por unos nativos se les había permitido abortar, y lo dijo con toda naturalidad, y como si fuese lo más normal de mundo. Sin embargo, es sabido que la iglesia católica no acepta en aborto tampoco en caso de violación, pues entiende que no se puede resolver una violencia con otra violencia presuntamente mayor, y Jiménez Losantos hubo de retractarse, pero quedó flotando la duda en el aire. ¿Conoces tú detalles de ese caso? ¿Se eligió efectivamente la vida?

Pantagruel dijo...

Uno que mira, como he dicho en otra entrada, expreso aquí mi opinión como ciudadano independiente y libre, sin representar a nadie. Te agradezco tu comentario, pero no hace falta tanto valor; Elige es una excelente anfitriona y no me siento incómodo opinando en su blog, a pesar de los destellos ocasionales que advierto en algunos colmillos. Estoy muy de acuerdo con tu discurso, y me alegraría que tu actitud permeabilizara algunas conciencias tan dispuestas a lo que tu dices, al odio al "disidente" y a ver pajas en ojos ajenos. Yo no me he considerado nunca católico, a pesar de mi bautismo inconsciente y mi formación en colegio de jesuitas; me vi desprovisto de fe apenas tuve uso de razón, pero pongo lo mejor de mí en comprender al prójimo y quererle, y en procurar -en la medida de mis posibilidades- la forma de mejor resolver los conflictos personales y sociales que nos rodean.

Ahí más arriba, Joaco nos dice que "Moral no hay más que una, y es la establecida por la Teología Católica, naturalmente,[...]" Seguramente pretende un sistema regido por jerarquia eclesial, y en el que los gobernantes civiles estén supeditados a los clérigos militantes y a los guardianes de la revolución; pero ese sistema ya existe, y sabemos con qué resultados. Buen dia a todos.

eligelavida dijo...

Panta, esta vez sí que has logrado sorprenderme. Creía que debatíamos argumentos. Traer a colación una falacia no demostrada, que simplemente es un ataque más a la Iglesia, lo diga quien lo diga, es salirse del tema para calumniar.

Por cierto que Jiménez Losantos, al día siguiente de dar esta supuesta información, reconoció que era falsa, afirmó que se trataba de una leyenda urbana y que en todo caso la doctrina de la Iglesia Católica es clara: el aborto nunca está justificado. ¿O es que sólo te enteras de lo que te interesa?

Este blog no va de lo que diga un locutor ateo, sino de la defensa de la vida, para los católicos y los no católicos. Basta ya de ataques y a la Iglesia.

eligelavida dijo...

Eduardo:

No sé que pretendes repartiendo medallas, pero si eso te hace sentir mejor… Aquí no nos comemos a ningún comentarista crudo. Donde se mata en otros lugares. Por cierto, no matar sería la primera muestra de amor, ¿no te parece?

A ver si los abortistas te oyen y se enteran: El aborto no es una estadística. Es la muerte, el asesinato de inocentes, ante el cruel silencio de una sociedad que calla porque le parece más importante acatar una ley injusta aprobada por consenso.

Anónimo dijo...

"Contra los abortistas, contra los homosexuales, contra los terroristas y contra los rojos."

Uno que ha oido campanas y no sabe dónde. Este individuo confunde la homosexualidad con el homosexual, el aborto con los abortistas, el terrorismo con los terroristas,...¿Cuándo y dónde la Iglesia predica el odio al homosexual, sino la inmoralidad de la homsexualidad; el odio al abortista, sino la inmoralidad del asesinato fascista abortista, ...? Pues en las sectarias y fanáticas mentes de los anticlericales racistas religiosos, que justifican hasta el genocidio de católicos en la II República y la Guerra Civil. Y luego vienen aquñí a vomitar su basura anticlerical, difamando a unas pobres monjas acusándolas (con esa asquerosa forma que ese tipejo tiene de denigrar a la Iglesia) de abortistas. Nada menos que a unas religiosas. Sinceramente, da asco leer algunas cosas de algunos tipos.

ulpiano dijo...

Los argumentos abortistas son tan simplistas que caen por su propio peso. Y es que resulta muy difícil apoyar el asesinato de inocentes sin producir repulsión. Todos sabemos que la razón última para defender el aborto es el egoísmo: me acuesto con quien quiero, hago lo que quiero, y si las consecuencias no me gustan, pues doy muerte al niño y me quedo tan ancho.

Eso es lo que verdaderamente se esconde tras la defensa del aborto. Egoísmo y falta de responsabilidad ante las propias acciones. Hombres y mujeres sin valores y sin principios capaces de matar a su propio hijo porque “aún no ha llegado el momento de ser padres”, o porque “ahora lo que deseo es comprarme un Porche”. ¡Ya está bien de tanta hipocresía! Los casos críticos o dramáticos son excepcionales. Y en ellos, la Iglesia y por supuesto, los defensores de la vida, están siempre al pié del cañón, apoyando a mujeres sin recursos, a mujeres abandonadas por sus parejas, por aquellos hombres que luego son los mayores defensores del aborto.

Anónimo dijo...

"Quién soy yo para juzgar a mi hermano. Otro perdido.
"
Tienes razón. Pues aplicando ese principio, cuando despotriques contra los nazis, dado que son tus hermanos, no los juzgues. ¿Quién eres tú para juzgar a unos genocidas, tus hermanos? Sinceramente, algunos no saben ni lo que escriben.

Juanjo dijo...

Qué hipócrita resulta oír a los defensores de la muerte hablar de amor. Ellos defienden sus derechos inalienables, pero no reconocen el principal derecho de los otros, el derecho a la vida.

A ver si os enteráis de que los derechos del hombre no están subordinados a lo que decida el Estado, el consenso social, los padres del niño o el matasanos de la esquina.

Eso es lo que os gustaría, poder hacer lo que os de la gana con las mujeres, utilizarlas y no tener que responder de las consecuencias!

Elvira dijo...

¿Porqué los que defendéis el aborto en caso de violación no defendéis también la pena de muerte para violadores y asesinos? Sois unos hipócritas. Habláis de proteger a la mujer, pero ninguna se siente protegida por tener derecho a matar a su propio hijo. ¿De verdad creéis que eso es lo que quieren las mujeres?

Pantagruel dijo...

Elige, creo que no me he explicado bien. Dices lo mismo que yo digo, que JL habló del tema asumiendo que había habido aborto, que evidentemente ignoraba la doctrina de la iglesia en este punto, que yo sí conozco, y que al día siguiente o no sé cuando, se retractó. Yo oí el primer comentario, y quedé patidifuso. No oí la retractación, pero leí de ella. Luego no he oido más del tema, y por eso te preguntaba; supongo que aquellos embriones -si llegaron a exisitir- llegarían a término y los ahora niños estarán bien acogidos donde proceda. No era mi intención ofenderte ni ofender a la iglesia, sino simplemente traer a colación un asunto que tuvo ciertas repercusiones. No sabía que JL fuese ateo, sé que fue rojo en su juventud, pero creí que se había convertido; de todas formas, ya no está en la COPE. No me entero solo de lo que me interesa, pero no se puede saber todo. Saludos.

Ricardo dijo...

Es sabido que el aborto no soluciona para nada la crueldad, injusticia y violencia de una violación. En el mejor de los casos, el aborto oculta uno de los posibles síntomas físicos de la violación, pero en su lugar, la mujer tiene que sufrir el haber matado a su hijo, inocente de tal violencia. Es una tragedia, y una doble tragedia escuchar a gente que defiende tal abominación.

Marta dijo...

Los derechos inalienables de la persona deben ser reconocidos y respetados por parte de la sociedad civil y de la autoridad política. Estos: pertenecen a la naturaleza humana y son inherentes a la persona en virtud del acto creador que la ha originado. Entre esos derechos fundamentales es preciso recordar a este propósito el derecho de todo ser humano a la vida y a la integridad física desde la concepción hasta la muerte (Donum vitae).

Ignacio dijo...

Todo lo vertido por este anticatólico son calumnias que ya se dijeron en su momento en la COPE. ¿Quién lo permitió? ¿Por qué se ha tenido tanto tiempo a un mentiroso anticlerical en una radio teóricamente católica? De esos polvos tenemos estos lodos. Las gentes son como loros y repiten cualquier estupidez que aparezca en los medios de comunicación. Dentro de nada, vendrán con los argumentos de algún gran hermano, como si fuera el no da más.

Joaco dijo...

Por cierto: uno de los pocos periodistas que he visto atacar con inteligencia al aborto, los abortistas y las ministras abortistas ha sido precisamente Federico Jiménez Losantos, lamentablemente despedido de la COPE por la torpeza de los obispos españoles. Además, según veo, es de los pocos periodistas que si mete la pata tiene luego la honradez de rectificar. A veces los católicos deberíamos practicar la humildad y reconocer que algunos agnósticos nos ganan en virtudes importantes como la valentía, la inteligencia, el nivel de conocimientos.... y FJL, con sus defectos y errores, ha sabido combatir lo que hay que combatir en nuestra sociedad mejor que la inmensa mayoría de los católicos.

Pantagruel dijo...

No os dividais entre vosotros, que perderéis. Estáis insultando a Federico, que no está aquí para defenderse, y estáis olvidando que algunos blogs hermanos, como el de Natalia Pastor, exhiben un widget afirmando que "están con Federico". Yo en eso ni entro ni salgo, pues Federico siempre me ha parecido un farsante y un mercenario, y es solo una opinión sobre su personaje público, no sobre su persona, a la que desconozco. Por otra parte, creo que mis comentarios no son ofensivos ni insultantes para nadie, simplemente expresan una posición distinta de la que aquí es más común, y una imposibilidad para aceptar o para utilizar como argumentos verdades inmanentes o designios divinos, que como no creyente, no son de mi incumbencia. Por lo que, si fuese posible, ruego que en el debate os abstengáis de insultos y descalificaciones. Gracias, y saludos a todos.

Joaco dijo...

Matización a Santiago, que dice que la pena de muerte es inaplicable en la actualidad según el Catecismo. Leyendo la última versión del Catecismo, actualmente disponible en la web del Vaticano, se puede leer so siguiente al respecto:

2265 La legítima defensa puede ser no solamente un derecho, sino un deber grave, para el que es responsable de la vida de otro, del bien común de la familia o de la sociedad.”
2266 La preservación del bien común de la sociedad exige colocar al agresor en estado de no poder causar perjuicio. Por este motivo la enseñanza tradicional de la Iglesia ha reconocido el justo fundamento del derecho y deber de la legítima autoridad pública para aplicar penas proporcionadas a la gravedad del delito, sin excluir, en casos de extrema gravedad, el recurso a la pena de muerte. Por motivos análogos quienes poseen la autoridad tienen el derecho de rechazar por medio de las armas a los agresores de la sociedad que tienen a su cargo.
Las penas tienen como primer efecto el de compensar el desorden introducido por la falta. Cuando la pena es aceptada voluntariamente por el culpable, tiene un valor de expiación. La pena tiene como efecto, además, preservar el orden público y la seguridad de las personas. Finalmente, tiene también un valor medicinal, puesto que debe, en la medida de lo posible, contribuir a la enmienda del culpable (cf Lc 23, 40-43).
2267 Si los medios incruentos bastan para defender las vidas humanas contra el agresor y para proteger de él el orden público y la seguridad de las personas, en tal caso la autoridad se limitará a emplear sólo esos medios, porque ellos corresponden mejor a las condiciones concretas del bien común y son más conformes con la dignidad de la persona humana.

De lo anterior se deduce que la pena de muerte no está en absoluto descartada por el Catecismo Católico. Y yo creo que no es descabellado aplicarla, por ejemplo, en el caso de los terroristas de ETA, sin contradecir la doctrina católica, pues puede haber motivos sobrados para considerar que “los medios incruentos” no han bastado para actuar contra el agresor y proteger el orden público y la seguridad de las personas.

Y como ya dije, en mi opinión, para condenar el aborto provocado, que sí que es algo condenable de forma terminante y sin exclusiones, hay que recurrir a algo más que el “derecho a la vida”.

Anónimo dijo...

"Uno que mira, como he dicho en otra entrada, expreso aquí mi opinión como ciudadano independiente y libre, sin representar a nadie."


¿Ciudadano independiente y libre? ¿Un socialista, independiente? ¿Un anticlerical, independiente? Pero de qué eres tú independiente. De la doctrina de la Iglesia, por supuesto; pero de las doctrinas sectarias, racistas religiosas y abortistas-eutanasiadoras, por supuesto que no. No nos vengas ahora con que un tipo anticlerical (luego dependiente del anticlericalismo, que siempre dice las mismas estupideces y mentiras sobre la Iglesia) y socialista, es independiente, porque ese cuento no te lo crees ni tú. Y deja ya de hacerte la víctima, el mártir, cuando no cesas de difamar (implícita o explícitamente) a la Iglesia, con la incomprensible comprensión de algunos que se dicen católicos. Y deja también de hacerle la pelota a Elige para que permita que vayas inficcionando el veneno de la impiedad y el odio a la Religión y a la Iglesia, muy propio de individuos de tu especie ideológica.

Anónimo dijo...

" me vi desprovisto de fe apenas tuve uso de razón"

Pero ¿tú eres médico? ¿Cómo quien carece de uso de razón va a tener fe, si la fe es un producto de la propia razón, es un acto racional, pues supone captar lo que se va a creer y captarlo como algo que en su intrínseca causalidad supera la razón que lo capta? No se puede tener fe si se carece de razón, hombre.

Pues así son casi todas las elucubraciones de este Phantasmagruel. O dice mentiras difamando a la Iglesia, o dice memeces impropias de un presunto médico.

Santiago dijo...

No Dr.Mengele en proyecto, tu futuro no me preocupa lo más mínimo, es a ti a quien debiera preocuparte. Tampoco te emociones con que te sigo, es otra persona la que me interesa, quirk me importa y a quien sigo y por la que desgraciadamente para mí por las salvajadas inhumanas que te leído, en algún momento he ido a parar a tu agujero donde por cierto no dudas en calificar de troll a todo el que no opina como tu, en ese agujero tuyo donde tú y tus múltiples títeres no dudáis en masacrar a cualquiera que se atreva a disentir. Para valor-ahora me dirijo al títere "uno que mira" que has metido aquí, el de otras personas que se han atrevido a meterse en tu nido de víboras a pesar de los insultos fascistas diarios que allí han recibido, ya sabes tú muy bien de quien te hablo.
Desde mi perfil no disponible-que te importarán a ti mis datos- te he leído hablar de los seres humanos en el seno materno refiriendote a ellos como a "aliens que se les han metido dentro". Que tipo de persona es capaz de expresarse así?, que cada uno juzgue por si mismo tu calibre humano, de momento a ti ya se te conoce como dr. Infierno, y no te va mal el mote no.
Amor al prójimo? Claro hombre no sufras, te amamos mucho, por eso te decimos que dejes ya de una vez de defender a los fascistas asesinos promuerte y antilibertad, que seas más integro y dejes de abanderar el nuevo nazismo ultra radical de quienes quieren cargarse el derecho a ejercer la objeción de concienci de los médicos y las enfermeras para NO MATAR y porque te amamos mucho, te lo decimos, o qué crees que deberíamos hacer para demostrarte amor, animarte como tu grupito de cuatro seguidores de lengua bífida a que sigas condenándote y ensuciando la sociedad en pro de la maldita cultura promuerte? No hombre no. Los católicos no amamos así, sino diciendo LA VERDAD, por dura que sea y le duela a quien le duela.
CARITAS IN VERITATE

Santiago dijo...

Juanjo cuánta razón tienes, qué hipócrita resulta leer a los promuerte dando lecciones de amor. Quien se pensaran estos que son los únicos que ayudan y apoyan efectivamente a las mujeres que han tenido que abortar presionadas por la SOLEDAD a la que las condenan los políticos y la silente sociedad cómplice de que les hayan arrancado a sus hijos sin darles otra alternativa ni ayudas.
La iglesia es la única que les tiende una mano y estos ciegos dándonos leccioncitas de amor.
Mengele, ve a informarte quien está detrás de Red Madre y de la Fundacion Madrina, corre, y luego ven a darnos leccciones, cuando tu hayas hecho algo por alguna mujer para ayudarla, quizás algún día logres tener algún tipo de autoridad, mientras te quede vida hay esperanza de que despiertes de tu infamia.

Pantagruel dijo...

Anonimo, advierto que te cuento entre mi fieles seguidores; me alegro. Creo que no me has entendido bien; lo que he dicho es que en cuanto que tuve uso de razón, con siete años o así, me di cuenta de que carecía de fe. Me considero genéricamente de izquierdas, pero no soy socialista, ni muchas de esas cosas que me atribuyes; un poco anticlerical sí, pero me parece que eso es sano en este país, donde hay una iglesia con comportamientos cuestionables. No me hago la víctima, hay gente que como tú, me ataca injustamente, y finalmente no le hago la pelota a Elige, sino que le reconozco la capacidad de dar entrada a ideas distintas de las suyas, sin ponerse nerviosa, como tú te pones, que se te hinchan las yugulares de una forma que parece que te va a dar algo; dios no lo quiera; cuídate.

Pantagruel dijo...

Santiago, pues no serás seguidor mío, pero no me dejas en paz, que me persigues de un blog a otro. No voy a entrar en la sarta de descalificaciones infundadas que sueltas. "Uno que mira", disculpas por esta imprevista asignación de tu personalidad que me hacen; son los riesgos de tratar con intolerantes sin argumentos. Santiago (y cierra España), solo te voy a aclarar una cosa; "alien" no significa "mosntruo" como quizás hayas deducido con tu culturilla peliculera."Alien" es palabra inglesa qie significa "extraño" o "extranjero", y no la usé yo para referirme a embriones o fetos, sino que precisamente la introdujo en ese contexto esa persona por la cual me sigues; la introdujo sin ánimo peyorativo, claro, porque en rigor, el embrión, al ser un ser humano distinto de su madre es en realidad un extraño para ella, un extraño en su cuerpo, que no es atacado inmunológicamente como lo es cualquier extraño en el organismo porque el señor, en su infinita sabiduría, ha dispuesto que el útero de la gestante sea un santuario inmunológico, adonde no llegan los anticuerpos ni los linfocitos activados. No creo que tengas capacidad para entender estas cosas, pero por si acaso te lo cuento. Lo de Dr. Infierno es cosa tuya, que ya me lo has dicho en otros blogs. Quizás con tu gran popularidad consigas imponer el apodo, o quizás yo mismo lo adopte en un futuro blog si me da por cambiar. Por cierto, que los católicos como tú no amáis nada de nada, de nada, o amáis con amores de los que matan, como dice el dicho. Sosiégate tú tambien, que te veo las yugulares tan hinchadas como las del Anónimo, y os quiero vivos y sanos, para seguir "debatiendo" si Elige nos deja, aunque sinceramente ya me vais aburriendo con vuestros ataques en tromba. Buenas tardes, y saludos cordiales.

Anónimo dijo...

lo que he dicho es que en cuanto que tuve uso de razón, con siete años o así, me di cuenta de que carecía de fe.

¿Que carecías de fe? Entonces ¿no tenías fe en tus padres? ¿Cómo va a carecer de fe quien jamás (por haber empezado a tener uso de razón) la ha conocido ni ha conocido aquello sobre lo que debe tener fe (referido a lo trascendente)?

Para que fueses consciente de tu ausencia de fe, primero te deberían haber enseñado algo sobre lo que tu fe fuera conscientemente tenida; pero si precisamente empezabas a tener 'uso de razón', ¿cómo antes de tenerla ibas a hacer uso de ella para captar aquello sobre lo que absurdamente luego declaras no tener fe? Vaya falacia ridícula e infantil que te has montado, hijo. Y ¿tú eres ese seudomesías que nos va a liberar a los creyentes de nuestra alucinación colectiva? ¡Pues vaya chasco, si ni siquiera sabes expresar tu pensamiento!

Anónimo dijo...

"que eso es sano en este país, donde hay una iglesia con comportamientos cuestionables. No me hago la "

¿'iglesia' con comportamientos cuestionables? Ignoraba que los templos o edificios de culto tuvieran comportamientos (cuestionables o no). Aprende ortografía (salvo que tu ignorancia ortográfica esté ideológicamente inducida, y tengas por costumbre, en el colmo de lo risible, escribir 'Iglesia, Dios', etc., con minúscula, como una manifestación de tu desprecio) antes de escribir cosas inconsistentes.

Y antes de cuestionar comportamientos en la Institución más honrosa y benéfica del mundo (me temo que los únicos pobres que tú ves son en la tele, cuando los misioneros de los que cuestionas su comportamiento -pues son Iglesia- entregan sus vidas por ellos. Qué osadía), cuestiónate tu fanatismo sectario, sácate la viga de tu ojo antes que la paja del ojo ajeno.

Anónimo dijo...

" No me hago la víctima, hay gente que como tú, me ataca injustamente, y finalmente no le hago la pelota a Elige, sino que le reconozco la capacidad de dar entrada a ideas distintas de las suyas, sin ponerse nerviosa, como tú te pones, que se te hinchan las yugulares de una forma que parece que te va a dar algo; dios no lo quiera; cuídate."

Que ¿te ataco injustamente, a tí que mientes sobre la Iglesia, presentándola casi como una institución exterminadora de humanos? Tiene gracia este individuo que entra en el blog de una persona católica a reírse de nuestras creencias y encima tiene la pretensión de que efectivamente le riamos sus 'gracias'. No te ataco a tí, ataco las calumnias, difamaciones y mentiras que viertes contra la Iglesia, con esa conducta anticlerical de la que haces gala. Tienes la extraña virtud de presentarte siempre como una víctima, para confundir al personal y suscitar pena. Conmigo no te vale, lobo disfrazado de cordero. Y si no te gusta, te aguantas. Estás en una casa cibernética ajena: Respeta los sentimientos religiosos de los que en ella moran, protegidos incluso penalmente.

Anónimo dijo...

Y no te preocupes tanto por mi salud, Phantasmagruel, porque Dios me libre de caer en tus sospechosas manos, no sea que me apliques una 'sedación terminal' a la que ciertos médicos indignos de este país (izquierdistas, cómo no, tan adictos a la muerte -ajena, por supuesto, porque al criminal nazi del Dr. Muertes su padre entró y salió de Urgencias sano y salvo, no como la suerte que otros corrieron. ¿Te acuerdas de esto que también dijo FJL, o es que solo te acuerdas -memoria selectiva- de lo que deseas para dañar la honra de la Iglesia?) son tan aficionados.

Uno que mira dijo...

No repartía medallas.
No lo pretendía al menos.

Yo no defiendo el aborto.
Yo defiendo la vida.
Yo no frivolizo con las palabras y mucho menos con las que son sagradas.
Por supuesto que el primer acto de amor podría ser el no matar. Y claro que ojalá me oyeran los abortistas, es más, estoy seguro de que muchos lo han hecho y han valorado su importancia.

Respeto vuestras opiniones tanto que me pelearía con cualquiera (dialécticamente, se entiende) por vuestro derecho a defenderlas. Y las mías las doy libremente, y no temo ser comido crudo. Pero, y a los hechos me remito, sé que en estos temas se levantan espinas y a veces cuesta, primero, hacerse entender, y segundo, hacerse respetar.

Yo prefiero acoger a rechazar, escuchar a opinar, aprender a enseñar. Sólo trataba de brindar espacios donde poder encontrarnos, pedir, por favor, un poco de hondura y de mejor ánimo de espíritu a la hora de utilizar el nombre de Dios, y que se tratara de reconciliarse uno, y de encontrarse uno con el prójimo, en vez de condenarlo.

Gracias por tu hospitalidad, eligelavida. No es mi lucha convenceros de nada. Sino que la viváis acordes a vuestra forma de sentirla y a vuestra forma de entenderla. Y que en ese acuerdo, encontréis paz.

Que nadie está libre de pecado.
Y no seré yo quien lance piedras.

Y que el amor de Dios inunde vuestros corazones. Vosotros más que nadie, deberías vivir gozosos.

Un abrazo.
Eduardo Solano Lumbreras.

Luis y Mª Jesús dijo...

Por supuesto que NO MATARAS está inscrito en la conciencia de todo hombre, sea o no cristiano. Los Mandamientos recogen preceptos adecuados a la naturaleza humana sin cuyo cumplimiento el hombre no alcanza la plenitud.

Eutanasia es provocar deliberadamente la muerte del paciente, generalmente a causa de la compasión que inspira el sufrimiento del paciente. (definición Asociación Medica Mundial en 1987). Se trata de actos que acortan la vida del paciente. Es el homicidio dentro del contexto de la atención sanitaria.
Es frecuente hablar de eutanasia pasiva, termino ambiguo que no encierr no es tal eutanasia, con esa expresión se quiere dar a entender el dejar de hacer algo de lo que se sigue la muerte del paciente (por ejemplo mantener enchufado a una máquina).
Ese dejar de hacer algo es lo más razonable en muchos casos, es la salida racional a la cuestión de la “medicina que fracasa”. La denominada eutanasia pasiva -“dejar de hacer las cosas”- no es un homicidio o pretender que el paciente muera sino admitir la muerte, evitando el encarnizamiento terapeútico.

Uno que mira, por favor, no juzgues a todos por lo que hagan o digan los que mas chillan, aunque se consideren los mejores. Precisamente La Iglesia de Cartago de después de las persecuciones de Decio la destruyeron los "martyres", los que se consideraban los mejores y exigían mas derechos que los "fieles" y los "renegados".
Ese no es el espíritu del cristianismo, pero lo que pasa es que los cristianos (yo la primera) no nos comportamos como Cristo. Fue necesaria una nueva persecución en Cartago para que floreciese de nuevo la Iglesia. En ello parece que estamos ahora, a ver si aprendemos.

Elige tengo incluso direcciones de taxis que van desde Medju al aeropuerto. Es mucho mas barato que te envien uno de Medju -100 euros desde Dubrovnic, frente a 200 y pico si tomas uno de los del aeropuerto-.
Si te animas a llevar a alguien con poca movilidad y quieres animarle te mando una foto de una chica que fue a la peregrinación, pero en el blog no quiero ponerla.
Besos

Pantagruel dijo...

Anónimo, siempre las mismas bobadas. Que el señor te ilumine, y te perdone, porque no sabes ni lo que haces, ni lo que dices. Te ciega la ira, como mínimo, una ira poco santa, tanto que pareces un "martyr" de Cartago. Un cordial saludo. Elige, lo dejo aquí, por ahora. Gracias por todo.

Anónimo dijo...

Hi..I'm Matthew
[url=http://www.provestra.com/?a=mmaker2005]Provestra[/url]

Anónimo dijo...

Buenas noches

This is my first post here.. Hello to everyone!

Muchas Gracias!

Anónimo dijo...

hello


great forum lots of lovely people just what i need


hopefully this is just what im looking for looks like i have a lot to read.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).