miércoles, 26 de agosto de 2009

La guerra al Crucifijo


Una de las “perlas” del verano del ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha sido el anuncio de que el Gobierno español pretende prohibir los símbolos religiosos en los centros educativos públicos a partir del próximo otoño.

Impulsada por la revista Ecclesia, ha surgido una iniciativa en Facebook: la creación del grupo "Sí al crucifijo".

Frente a ellos, los medios de comunicación laicistas. Ayer, el diario “El País”, lanzaba una editorial apoyando el propósito del Gobierno de suprimir los símbolos religiosos de los lugares públicos, argumentando que la libertad religiosa exige que el espacio institucional esté libre de símbolos.

Es curioso como todos estos que dicen defender la tolerancia y la libertad, apoyan la eliminación de los símbolos cristianos, al tiempo que extienden supersticiones. Porque, ¿cuántos ateos o agnósticos conocéis? Yo, muy pocos. La mayoría de ateos que conozco son en realidad, militantes anti-católicos. A estos defensores de la libertad no les he oído una sola palabra en defensa de la mujer musulmana condenada a ser azotada por beber una cerveza. Su preocupación se centra siempre en atacar a la Iglesia católica. Las injusticias del mundo, en realidad, les traen al fresco.

Sólo aquellos que veneran al Estado como a un dios, se sienten ofendidos ante el crucifijo e imponen su tiranía. El Estado manda y dice lo que los ciudadanos deben pensar. Si opinas que dos hombres no pueden formar matrimonio, ofendes al Estado y eso es grave. Si crees que no se debe pactar con terroristas, eres poco tolerante con los “accidentes”. Si piensas que no se debe matar a los bebés en el seno de sus madres, eres antifeminista y no piensas en las mujeres.

Francamente, no comprendo el rechazo generalizado de nuestra sociedad laicista hacia los símbolos cristianos y la aversión concreta hacia el crucifijo. Se trata de un ataque contra la Iglesia donde caben declaraciones, tiranías y profanaciones a los símbolos más sagrados de nuestra fe. Y esto no es algo nuevo. En España, durante el otoño pasado, asistimos a una guerra abierta en contra de la Iglesia en general, y del crucifijo y el Rosario, en particular.

Sólo me queda decir lo que ya dije entonces en la web “eligelavida”: a los anti-Dios les molesta contemplar un crucifijo, signo del dolor humano, del perdón y la redención, y parte de la historia del mundo. Sin embargo, es difícil encontrar otro signo que exprese con tanta fuerza el destino humano. Destino que abarca asimismo a los que quieren matar a Dios, pues por ellos murió también Cristo.

11 comentarios:

Juanjo dijo...

Verás como en seguida sale algún imbécil hablando de que la Iglesia quiere imponer y sacando a relucir sus errores. ¿Habrá también que cambiar el “antes de Cristo y después de Cristo”? Menudos demócratas zp y su pandilla!

Anónimo dijo...

Es un paso más para quitar la religión de la vida pública y reducirla a la privada. La cuestión es por qué habiendo una mayoría de católicos en España, no se les oye apenas protestar.

Angel dijo...

No les vaya a pasar como una anecdota veridica que me contó un sacerdote argentino: Una comunista empedernida, dijo que no quería ver un crucifijo en su vida. Que el hijo que esperaba jamás ´tendría la visión de un cristo clavado en cruz. Juró y perjuró que ya se encargaría ella. Pero No tuvo necesidad de moverse mucho, y se vió realizado su deseo: Comprobaron que el hijo recién nacido. ¡Era ciego! no vería nunca un crucifijo.

Ignacio dijo...

Juanjo, si bien me molesta que los socialistas impongan su tiranía en cuestiones como esta y otras muchas, no es menos cierto que el PP está como si le hubieran cortado la lengua. Creo que lo que queda por hacer es que los católicos no nos amedrentemos y sigamos con los crucifijos en nuestros despachos y mesas de trabajo.

Es un paso más para quitar la religión de la vida pública y reducirla a la privada. La cuestión es por qué habiendo una mayoría de católicos en España, no se les oye apenas protestar.

Ignacio dijo...

Por cierto, el anónimo es mío, pero como no tengo cuenta de Google, lo envié sin más. Sin embargo, no me gusta mandar mensajes no firmados, por lo que lo reenvío con mi nombre. Aunque no nos conozcamos más que por el nombre de pila o un nick, creo que es más lógico darse a conocer, sobre todo cuando se envían mensajes con cierta frecuencia. Un saludo a todos.

Sancho dijo...

El crucifijo es un símbolo cristiano y España es un país de mayoría cristiana. No conozco a nadie que se haya sentido ofendido por encontrar un crucifijo en un hospital, sea creyente o no.

ulpiano dijo...

Sólo quería recordar que hace aproximadamente un año, el alcalde de Zaragoza Juan Alberto Belloch, socialista y, por tanto, no sospechoso, se negó a retirar del salón de plenos municipal un crucifijo afirmando que se trataba de una obra de arte y que llevaba ahí desde el siglo XVIII. No todos son tan laicistas como a zapatero le gustaría.

Carmen dijo...

Teóricamente, España es un Estado aconfesional, no laicista. Pero del dicho al hecho hay un trecho.

Ignacio, estoy de acuerdo contigo. A veces, si los anónimos no se identifican de alguna forma, se confunden los argumentos, aparte de que es muy desagradable leer a quien no se molesta ni en escribir su nombre o un apodo para identificarlo.

Luis y Mª Jesús dijo...

Me ha venido a la cabeza la obra de Chesterton "La esfera y la cruz" donde el profesor Lucifer y el monje Miguel viajan volando por encima de Londres y se plantea un duelo entre un católico intransigente -Mac Ian- que desafía al profesor Turnbull, director de El Ateo.
«La cruz no puede ser derrotada —dijo Mac Ian—, porque es ya la Derrota».
Y cuando el monje Miguel al plantear las consecuencias sociales del rechazo de la visión cristiana del mundo dice: «Empiezan ustedes rompiendo la cruz, y concluyen destrozando el mundo habitable».
Quien se obsesiona por destruir el símbolo de la Cruz termina destruyendo todo- incluído postes de la luz- porque todo es cruz. Cada hombre, sobre todo cada cristiano es una cruz.
Besos

Mar dijo...

Pronto se les olvidó a los socialistas uno de sus lemas favorito del 68 "prohibido prihibir". Creo que los católicos no debemos dra un paso atrás en este sentido, comenzamos haciendo pequeñas concesiones y al poco nos lamentamos porque ya no hay marcha atrás, o cambiar la situación"es imposible"...NI UN PASO ATRÁS, vivir nuestra religión en privado no es cristiano ¡somo apostólicos!

Angel dijo...

Se promueve una campaña de oración para que el Sábado (día dedicado a la Virgen) todos los blogueros católicos recemos unos por otros. Si quieres adherirte clicka en http://angelsanchezt.blogspot.com/. Puedes ponerte el enlace http://www.a-free-guestbook.com/gb/cincoh/ en tu página, para los que quieran unirse desde tu blog, y utilizar la imagen que quieras:
El objetivo : Hacer lo que la Virgen nos pide. El Rosario
Un saludo. Que Dios te bendiga
Angel ST

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).