sábado, 15 de agosto de 2009

El holocausto nazi y su relación con el aborto


El Dr. Josef Mengele fue el más activo de los doctores de la SS en Auschwitz, el infame campo de concentración nazi. Su nombre era conocido y muy temido a través del campo de concentración. Muchos supervivientes describen a Mengele asesinando despiadadamente, pero a la manera médica, “como si estuviera llevando a cabo cirugías, de manera regular..., sin demostrar emoción alguna”.

Hoy, el aborto es justificado al afirmar que la matanza de bebés es "segura y legal". El doctor Michel Jackson, abortista y propietario de una clínica afirma: "solamente sigo lo que los tribunales dicen. Sólo hago lo que es legal". Éstas eran las mismas justificaciones usadas por los doctores que participaron en la matanza de millones de personas en los campos de concentraciones nazi como Auschwitz, que veían el zyklon-b, gas tóxico con el que mataban a judíos, gitanos y a otros, como una ayuda para aliviar el sufrimiento y permitir que "la matanza fuera más humana".

En el juicio de Nuremberg, numerosos doctores nazis y asesinos dijeron que ellos eran inocentes porque no habían violado ninguna ley. "Los juristas en Berlín nos dijeron que esto era un asunto legal", afirma en su testimonio Walter Schmidt. Según un experto sobre Auschwitz, "los nazis no cometieron ningún crimen en Auschwitz, puesto que ninguna ley u orden político protegió a los que fueron condenados".

Los eufemismos usados por los Nazis y ahora por los proponentes del aborto son escalofriantemente similares. A los campos de exterminio en la Alemania nazi y en la Europa ocupada por los nazis los llamaban "centros de reubicación". En la actualidad, en los Estados Unidos, a los campos de exterminio de bebés se les llama "centros de salud reproductiva". A los judíos, Hitler los describía como "una raza parásita”, mientras que al niño, o niña, no deseado, Planificación Familiar los describe como "un mero parásito". En el tiempo de los nazis, el resultado final era "la terminación" de los judíos y el resultado final ahora es la "terminación del embarazo”.

Prestemos atención al lenguaje tan similar entre las posiciones nazis y las reclamaciones de los abortistas y partidarios "a favor de la elección" de hoy. En la Alemania nazi, la matanza de judíos no era ilegal, los centros de matanza eran "centros médicos", los asesinos eran "doctores" y la matanza fue hecha en nombre de la promoción "de la salud". En Estados Unidos, y ahora en el D.F., México, se está a favor de la elección, la matanza de bebés no es ilegal, la matanza se hace en "clínicas médicas", los asesinos son "doctores” y al aborto/asesinato lo califican como una cuestión "de salud" de la mujer.

En los campos de exterminio de los Estados Unidos, y ahora en México, por lo general a la víctima la llaman "feto", pero también, en Estados Unidos las han llamado "infecciones no vistas", "una enfermedad de transmisión sexual" y "un crecimiento canceroso”. Los partidarios del aborto han declarado que el aborto es "el tratamiento preferido" para el embarazo no deseado: "la enfermedad de transmisión sexual número dos". También afirman que "un bebé abortado es solamente basura".

Extracto del artículo “El holocausto nazi y su relación con el aborto” publicado en “Cultural Legacy”.

14 comentarios:

Pantagruel dijo...

El aborto electivo es un asunto social y con un aspecto médico-sanitario, susceptible de ser legislado y controlado. Cualquier parecido con el holocausto -barbaridad puesta en marcha por un régimen totalitario para exterminar a todo un pueblo- es pura demagogia. La comparación es frecuente entre los provida -por cierto la iglesia que los respalda hizo vista ciega y oidos sordos al citado holocausto mientras estaba teniendo lugar-, pero absolutamente infundada y totalmente manipuladora.

Por cierto que hay una expresión en tu entrada que me hace sonreir: "asesinando despiadadamente, pero a la manera médica, “como si estuviera llevando a cabo cirugías, de manera regular..., sin demostrar emoción alguna”." Uffff, como son los médicos, no?

Angelina de Maria dijo...

AMIGA QUERIDA:
QUE HORROR!!!PERO FUE VERDAD Y DEBEMOS REACCIONAR ANTE TANTA INJUSTICIA,VIOLENCIA Y DESAMOR,ANTE ESTE ACTO TAN COMUN Y VIGENTE EN NUESTROS DIAS.LA MADRE DEL CIELO SIEMPRE ESTA LLAMANDO A LA GUERRA DEL SANTO ROSARIO PARA HACER TOMAR CONCIENCIA A ESTA HUMANIDAD QUE DEBEMOS AMAR Y DEFENDER LA VIDA QUE NOS HA REGALADO EL PADRE DIOS...

NIÑA QUERIDA,FUERZA ESTOS TIEMPOS Y MUCHA CORDURA Y TRANQUILIDAD PARA SOBRELLEVAR LA ESPERANZA DEL CIELO EN ALTO Y BRILLANDO EN NUESTROS ROSTROS.

ABRAZOTE DE ANGELINA

eligelavida dijo...

Panta, una cosa es opinar y otra calumniar, aunque se haga con intención de provocar. La Iglesia jamás hizo oídos sordos al holocausto. Por el contrario, es responsable de la salvación de cientos de miles de vidas. Muchos cristianos murieron mártires, por el simple hecho de pertenecer a la Iglesia. No te dejes llevar tan fácilmente por las leyendas negras inventadas por los enemigos de la Iglesia para acusar al Papa Pío XII. Eugenio Pacelli, futuro Pío XII, contribuyó a redactar la encíclica «Mit brennender Sorge» (1937), en la que Pío XI condenaba el nazismo. Esta encíclica, prohibida en Alemania, fue introducida en el país de modo clandestino y leída a los fieles en las iglesias católicas. Su impacto fue tal que muchos católicos sufrieron persecución, exactamente igual a la de los judío, a partir de entonces.

ulpiano dijo...

La persecución actual de los débiles o enfermos, a los que no se deja ni siquiera nacer, o la de las mujeres, abortadas para dar primacía al varón en muchas culturas, son auténticamente genocidios. No admitirlo, es no querer verlo.

Pantagruel dijo...

Elige, no era mi intención provocar, y mucho menos calumniar. Me consta que hay un debate en torno a ese tema, y que la iglesia ha pedido disculpas por su actitud, a veces ambigua, a veces tibia, con respecto al holocausto, disculpas que no han satisfecho de manera unánime.

De todas formas poner esto de manifiesto no era el objetivo de mi comentario, sino resaltar la barbaridad que supone comparar aquel lamentabble y abominable suceso histórico con el hecho de legislar acerca de la interrupción voluntaria del embarazo.

Juanjo dijo...

Ya estamos como siempre. Los que no tienen argumentos repiten las chorradas de toda la vida, en pro del egoísmo y la muerte, y después, de colofón, se dedican a atacar a la Iglesia.

Sancho dijo...

Hola, llevo un par de meses siguiendo tu blog y te animo a continuar en la labor que haces. Sabemos que son muchos los enemigos de la Iglesia, y aunque ese no sea el objetivo principal de tu blog, llama la atención como los que atacan la vida y son partidarios del asesinato de los inocentes, acaban siempre con calumnias furibundas contra la Iglesia. Ya sabes eso de “ladran, luego cabalgamos”.

eligelavida dijo...

Panta, la Iglesia nunca ha pedido perdón por su actitud tibia porque nunca la tuvo. Lee bien la noticia, y no intentes manipular con unas palabritas escritas por un corresponsal de un periódico. Hay que tener más criterio.

Historiadores judíos, como Joseph Lichten, de B'nai B'rith (organización judía dedicada a denunciar el antisemitismo y mantener viva la memoria del genocidio nazi), han documentado los esfuerzos del Vaticano en favor de los judíos.

Lichten reconoce que en 1943, Pío XII ofreció bienes del Vaticano como rescate de judíos prisioneros en campos. Durante la ocupación alemana de Italia, la Iglesia, siguiendo instrucciones del Papa, escondió y alimentó a miles de judíos en la Ciudad del Vaticano, en Castelgandolfo, y en templos y conventos.

Después de la guerra, muchas organizaciones y personalidades judías reconocieron oficialmente la labor del Papa Pío XII, entre ellos, el Congreso Judío Mundial que agradeció en 1945 la intervención del Papa.

Pantagruel dijo...

Elige, no he pretendido demostrar nada con ese enlace, salvo que hay debate en torno al tema; no te niego que puede que haya algo de leyenda negra en esto, que no conozco a fondo, por lo que no seguiré con ello, ya que además es marginal a lo que se trata en tu entrada.

De todas formas, me voy a callar, porque veo que ya llega la tropa. Gracias por tu hospitalidad, una vez más.

Angel dijo...

Este es el truco del mal. ¡El engaño! hacer creer que todo está bien hecho, que algo nos dará placer, que todos lo hacen, siempre la mentira. Hoy no cambia nada. Siguen la misma táctica, sigue funcionando. Despertemos las conciencias. No dejemos nuestros brazos cerrados. Ayudemos a discernir a los que no saben hacerlo. Nos toca a todos.

Joaco dijo...

Coincidencias entre el nazismo y el abortismo:

- Ambos eliminan seres humanos de forma masiva por no considerarlos seres humanos. Y para negar la evidencia (afirmar que un ser humano no es un ser humano) recurren a pseudo-argumentos peregrinos, cegados como están en su defensa de una vil actividad criminal. Justificar lo injustificable siempre resulta patético: igual de patético para eliminar una raza humana o para eliminar seres humanos no nacidos, de forma indiscriminada.

- Ambos dicen que la ley hay que cumplirla, que la ley está para eso.... y no profundizan demasiado en si una ley es injusta, criminal o genocida.

- Curiosamente, aunque lógicamente y congruentemente, fue el régimen nazi el primero que hizo una ley para permitir el aborto provocado, en 1.934.

Creo que algún día debería haber un tribunal internacional que, como pretendidamente se quería hacer en Nürenberg tras la IIGM, juzgue a los responsables del genocidio abortista por Crímenes contra la Humanidad. En España irían directamente a prisión, para empezar, Zapatero, Aído, de la Vega... siguiendo por Aznar y demás políticos del PP que pudieron detener el genocidio abortista y no lo hicieron. Si en el mundo hay Justicia, esto debería ocurrir algún día.

LIBERTAD DE CONCIENCIA dijo...

NADIE PUEDE OBLIGAR A OTROS A COMETER UN CRIMEN

Miguel García Alarilla, especialista del servicio de ginecología y obstetricia del Hospital 12 de octubre de Madrid y vicepresidente del Colegio de Médicos de Madrid ha señalado que las palabras de Caamaño son un exceso verbal, porque, a su juicio, comenta que las declaraciones del ministro no han sido meditadas y que muestran la prepotencia del titular de justicia. Además, cree que el Gobierno intenta socavar los pilares éticos y morales de la sociedad.

Asimismo, responde a la pregunta sobre si los médicos pueden o no negarse a realizar alguna práctica que vaya en contra de sus principios morales: Por supuesto que puede negarse. Y añade, que la Constitución ampara a los facultativos que se nieguen a realizar cualquier intervención que vaya en contra de sus propias convicciones.
Nadie, ni el Congreso, ni las leyes, ni ninguna autoridad puede obligar a alguna persona a realizar un acto que cosidera según la razón, los datos científicos y su conciencia un crimen.

_________________________

Pantagruel dijo...

La opinión del Vicepresidente del Colegio de Madrid es muy respetable, pero es dudosamente representativa al ser la colegiación obligatoria. Su opinión es exclusivamente suya, salvo que haya hecho una encuesta entre los colegiados. En mi opinión, la objeción de conciencia debe legislarse y aceptarse siempre que sea posible. Aun nadie ha entrado al trapo del cirujano, anestesista o hematólogo "testigo de Jehová" que se niega a indicar transfusiones a sus pacientes por "objeción de conciencia". Creo que su posición debe ser tan respetable como la del facultativo que se niega a practicar un aborto legal por objeción de conciencia. El tema no es simple.

ANITA dijo...

Estar en contra del aborto es muy respetable, no todo el mundo piensa igual ni elige esa opción por sus creencias morar y conciencia.
No creo que una mujer que elija esta opción lo haga y se quede tan fresca.
No es tan fácil como comprar sardinas o ir al médico o clínica a someterse a una interrupción del embarazo.
Pero no me parece políticamente correcta la comparación.
Me parece exagerada y equivocada.
Las palabras se pueden interpretar de muchas formas, para exponer una opinión contraría no hay que poner el ejemplo nazi ni comparar frases como las que se compone la entrada.
No hay ninguna similitud es mi opinión, hacer comparaciones con el horror del holocausto no es lo mas acertado.
Son dos cosas bien diferentes.
Me parece que está muy claro.
Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).