jueves, 9 de julio de 2009

Ser feliz aunque no se pase el "control de calidad"


Lo peor que tiene esta tristemente conocida como “sociedad del bienestar” es que en ella, todos somos catalogados y tratados como objetos y, como tales, tenemos la obligación de pasar un “control de calidad”.

Los embriones fabricados artificialmente, deben pasar dicho control a través de un diagnóstico preimplantacional para ver si deben ser implantados en el útero de una mujer o si, por el contrario, sólo merecen ser utilizados como material de experimentación o ir directamente a la basura.

Los fetos, sufren el diagnóstico prenatal del que hablábamos ayer, encaminado a descartar anomalías o problemas congénitos que, salvo honrosas excepciones, suponen para él una condena a muerte. Un mal resultado puede significar que nunca saldrá vivo del campo de concentración en el que se ha convertido el útero de su madre.

Y todo porque en nuestra sociedad del bienestar se practica la eugenesia y se desprecia al que no pasa el control de calidad.

A pesar de todo, siempre hay madres, padres y familias que luchan por sacar adelante a sus hijos aunque estos padezcan malformaciones o defectos congénitos. Hoy os traigo el testimonio de una mujer que ha sabido luchar contra la adversidad y demuestra que no sólo se puede ser feliz en la “imperfección”, sino que también se puede con ello ayudar a los demás y construir una sociedad mejor y más humana.


32 comentarios:

Carmen dijo...

Precioso vídeo. Mucho ánimo con la labor que haces en el blog. Un abrazo.

Guerrera de la LUZ dijo...

Ayyy Dios mío, qué sonrisa más limpia y más bella. Qué ejemplazo de mujer.

Gracias Eli. Besitos.

Guerrera de la LUZ dijo...

Panta dijo:
Te agradezco mucho tu invitación de ir a rescatar, o de ir a ver como se rescata. Creo que hoy toda mujer que va a un abortorio sabe perfectamente a qué va,

No Panta, muy pocas mujeres saben a lo que van. Creeme. Poquísimas. La mayoría van obligadas y presionadas por su familia o por su novio o por la soledad y la desesperación de no tener ayuda de nadie y en cuanto ven que alguien les puede ayudar lo que quieren es seguir adelante con su embarazo. Ninguna madre quiere abortar realmente y no tienen ni idea ni de lo que pasa realmente ni de lo que van a sufrir después.

Las imágenes de los bebés depapitados y desmembrados no salen en el programa de Ana Rosa ni en la Noria. No seas ingenuo mi vida. Tú sí las has visto y yo también, pero no somos mayoría, ni muchísimo menos...

La mujer necesita ayuda urgente. El aborto no es la única salida. Es la peor. Siempre.

Pantagruel dijo...

Es impresionante como el cerebro de la mujer del vídeo ha traspasado el patrón motor de las manos a sus pies. Por ejemplo, gesticula con ellos al hablar mucho mejor, de forma mucho más expresiva, de lo que muchos lo hacemos con las manos.

No me digas, Guerre, que ves el programa de AR y La Noria... El otro día vi en La Noria a Cristina, la de por las tardes en la COPE y me dejó verdaderamente impresionado, casi tanto como Maria Antonia Iglesias.

Antes de dedicarme a la especialidad que ahora ejerzo, siendo aun estudiante de medicina, estuve durante casi dos años interno en ginecología; atendí numerosos partos, llegué a realizar algunas cesáreas, y practiqué muchos legrados a mujeres que habían sufrido abortos espontáneos, casi todos en los tres primeros meses del embarazo; recuerdo que si al hacer el legrado aparecía el fetito con su forma humana, o restos reconocibles, siempre había alguna auxiliar que le administraba el bautismo, pero no si no había formas reconocibles. No entendía yo bien la diferencia.

En otro orden de cosas, ya sabes, Guerre, que en mi opinión, el aborto, en algunas ocasiones es el mal menor.

Hasta pronto.

DonJoan dijo...

Esto es lo que hace falta: muchos testimonios cotidianos! Gracias

Salvador Pérez Alayón dijo...

Doy gracias a DIOS por Adriana, pues su testimonio nos conforta y anima a superarnos y a aceptar lo que en la vida nos ocurra como un camino de superación para alcanzar nuestro fin: hacer la Voluntad del PADRE.
La fe en DIOS, su amor, la confianza en ÉL son cosas bastante diferentes a lo que muchos cristianos piensan. Ser cristiano muchas veces será saber comprender que DIOS hasta puede llegar a permitir que nos sucedan ciertas cosas que humanamente hasta nos pueden parecer incomprensibles, pero que en el infinito amor que DIOS nos tiene, logran un profundo sentido y son en el fondo para nuestro mejor bien.
Las personas, muchas veces, no elevan su vuelo porque no saben que pueden hacerlo. Se quedan en la mediocridad porque desconocen que están llamadas a subir más alto. Y todo eso tiene un origen en la cocificación, es decir, en tratarnos como cosas y objetos que utilizamos según nos convenga.
Tengo una serie de seis reflexiones sobre este tema que hice ya hace tiempo, y lo aparqué por el poco interés que despertó, sin embargo, creo que de su aplicación derivan muchas consecuencia que inciden indirectamente en el deterioro de nuestra sociedad. Las tengo en vivencias:
salvadormisvivenciaseinquietudes.blogspot.com/search/label/la%20autotraici%C3%B3n
El aborto, la eutanasia, eugenesia... son consecuencia de una pérdida de valores que tienen su origen en la forma de valorarnos.
Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

Ricardo dijo...

Es impresionante como el ser humano tiene esa capacidad de adaptación. Un testimonio de que la vida siempre es válida. Nada peor que el utilitarismo que quita la esperanza.

María dijo...

¡Hola!
En realidad no se si estoy en casa de Guerre o en la de su vecino el Sr. Eligelavida, en todo caso espero no ser inoportuna.

Respecto del tema que tratais, la selección embrionaria. Como toda selección en la que se desecha los no aptos, es triste, incluso penosa.

Pero la vida misma es toda ella una selección.
Desde el principio de los tiempos los fuertes han sobrevivido a los débiles que han perecido,
los rápidos han ganado a los lentos, los expertos a los inexpertos, insisto es triste pero es y ha sido siempre así, por ley natural.

En una casa, se guarda lo que sirve y se necesita y por cuestión de espacio se tira lo que sobra o no vale ¡¡ojalá tuviéramos una casa inmensa en la que almacenar y guardar absolutamente todo.

En cuestiones de ciencia, es cuestión de eficiencia y viabilidad, la parte afectiva y sensible poco tiene que ver con la razón y lo empírico.

El caso de la mujer del video es una anormalidad excepcional , llevada con una dignidad y una elegancia envidiable, en la que su capacidad de adaptación física y emocional -por que Guerre tienes razón, tiene una cara llena de belleza y luz- probablemente la haga única.

Pero por desgracia la mayoría de las malformaciones y deficiencias ni son tan bellas, ni consiguen ese nivel de adaptación y en algunos casos, ni siquiera casi nos es posible mirarlas.

Ha sido un placer
Un cordial saludo.

Guerrera de la LUZ dijo...

No Panta no... la tele ni la enciendo apenas. Pero conozco los índices de audiencia de esos programas, tú no?


No te engañes. Muy pocas mujeres quieren abortar (no llega al 2%) y muchísimo menos las que saben lo que es un aborto realmente. Yo no conozco a ninguna.

Eliminar a un ser humano jamás puede ser una buena solución, no lo comprendes?¿

No te obstines en que quitarle la un feto en el vientre que le cobija es un mal menor, abre tu mente y apuesta por la vida, eso te hará crecer. Te hará mucho mejor persona. Piénsalo un poco y lo verás claro.

Y cuando lo tengas claro, ayuda a tu entorno a que lo vea también. Como te he dicho esta mañana, hay MUCHO trabajo que hacer. Construir un mundo mejor depende de ti y de mí.

Besos.

eligelavida dijo...

María, la vida misma es una selección pero… natural. No de unos que deciden sobre la vida de otros. Cuando “lo que sobra” es una vida humana, y se tira, ¿no te recuerda a ciertas ideologías que desprecian al ser humano?

¡Quién sabe si aquellos a los que te cuesta mirar te salvarán algún día la vida!

Juanjo dijo...

Según María, como la mujer del vídeo lo lleva con una elegancia envidiable, tiene derecho a vivir. Así pensaba mucha gente y se cargaban a los negros (porque son negros), a los judíos (porque son judíos), a los enfermos (por estar enfermos). Los no elegantes que se preparen, que Nazis como esta hay muchos en este país.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Coincido con María en el contenido que expresa en relación a las cosas, pero difiero en algo muy importante que cambia la forma de ver a las personas, que no son cosas. En este caso hablamos de personas, de seres semejantes a DIOS, que tienen vida y derechos. Sin darnos cuenta cosificamos a la persona y la ponemos al nivel de las cosas y los animales. Todo está en función y para servir al hombre, por eso es el ser diferente a todos y dotado de capacidad para dominar y someter.
En la naturaleza, el equilibrio lo guarda las fuerzas y el poder, por eso unos matan a otros, para establecer un racional poblamiento. No ocurre así con los hombres, porque la persona tiene derecho a la vida, en todas las formas que se manifieste y, como expresaba en mi anterior comentario; las deficiencias y dependencias de unas son las entregas de amor de otras. Aquí estas cosas sirven para establecer el equilibrio de una sociedad más justa, solidaria y fraterna.
Aludir que lo que sobra y no sirve, de una casa, se tira, es comparar a las personas con útiles que cuando no servimos estamos condenados a la basura. ¿Realmente sabemos lo que decimos?
El problema, como decía en el otro comentario, está en el criterio de como vemos al otro: "objeto o persona".
A esas malformaciones y deficiencias, que no son tan bellas, les debemos que nos enseñen a tomar conciencia de la belleza que es dar, ayudar, renunciar por amor, entregarnos a dar la vida por otro...No hay mayor belleza que esa; ¡qué falta nos hace!
¿Es que JESÚS no dió la vida por ti? ¿Es qué no sabes que JESÚS te ama y quiere tu felicidad para siempre? ¿Y tú se la niegas a otro?
El caso de Adriana es una luz que nos indica hasta dónde se puede llegar, y que no somos nadie para quitarle la vida a nadie, porque nunca sabremos qué puede pasar.
Estamos ciegos por nuestro egoísmo e inmersos en una sociedad hedonista donde lo que prima es nuestro yo y sólo nuestro yo.
Un abrazo.

Guerrera de la LUZ dijo...

Pues María no es mi casa pero mira, como si lo fuera, porque este tema tiene tal magnitud en este momento, que es la batalla más grande que se está librando entre el bien y el mal, sencillamente.

En una casa, se guarda lo que sirve y se necesita. Pero es que aquí no estamos hablando de cosas cielo, sino de seres humanos.

Y no se puede eliminar a ningún ser humano. Está muy claro: no matarás.

No hay asteriscos ni letra pequeña ni anotaciones en el margen. No matarás es no matarás. A nadie. Y el feto, es alguien. Y el embrioncito, es alguien. (bibianadas acientíficas aparte).

Y las personas deficientes o con malformaciones también son alguien y tienen la misma dignidad que tú y que yo. La misma.
Sólo hay que aceptar que no todos son "tan perfectos ni tan guapos" como tú o yo María, la vida no es un desfile de Armani. Y entiéndeme la metáfora, no lo tomes al pié de la letra. Hay que aprender a mirar a todo el mundo, y no sólo mirarles, sino servirles y amarles, porque son nuestros hermanos pequeños.

"Lo que hicísteis a uno de estos, mis pequeños, a mí me lo hicísteis".


Besos.

Guerrera de la LUZ dijo...

Es que además, quiénes somos nosotros para decidir que una vida no sirve?¿?

María dijo...

¡¡¡Por Dios!!!
¿En que momento he dicho yo Eligelavida y Juanjo que a mi personalmente me cueste mirar a nadie? Para mi todo ser humano por horrorso que sea es dignísimo y merece todo mi respeto ¿todo el mundo opina así? No y lo que duele es que penséis que yo soy uno de ellos.
¿Con qué derecho afirmáis semejante cosa?
Pues vaya católicos piadosos que estáis hechos...xD.
Jaunjo, ¿En que momento me has oído a mi decir que los que los deformes no elegantes merecen morir?
Pero por favor ¿Cómo os atrevéis a poner eso en mi boca?
Yo, jamás de la vida mataría ni a una mosca, y si en mi mano estuviera evitaría TODAS LAS MUERTES.

Pero pensar que la vida de los deformes es un camino de rosas es ser un ciego.
Saludos

María dijo...

Y como esta noche, a mi que soy un ser humano, supongo que respetable como cualquiera, aunque aquí no me haya respetado nadie, con o sin intención.
Me habéis dejado sin poder conciliar el sueño, de lo que espero os congratuléis en beneficio de vuestros embriones, a los que mimáis, por lo visto más que una persona como yo.

Bueno, pues como no puedo dormirme, vuelvo a explicaros, que cuando se desconoce como piensa alguien, no se sacan conclusiones gratuitas y mucho menos se le ponen palabras en su boca, que jamás han sido pronunciadas.

Dicho esto y para que lo sepáis y así os deis cuenta hasta que punto os habéis equivocado conmigo.

Por delante, YO NO SOY PROABORTISTA, de hecho jamás lo practicaría ni en mi, ni en los míos, salvo casos muy muy extremos. Si que es cierto también, que respeto la decisión que en ese sentido tomen otras personas, de las que desconozco circunstancias, situaciones y maneras de pensar, yo intento respetar.

Por toro lado permíteme Eligelavida que te diga, que el hombre, toma la decisión de elegir entre unas vidas y otras constantemente.
Y aun cuando a nadie nos agrada, nos callamos casi siempre, y con nuestro silencio participamos igualmente de ellas y parece que eso no os causa repugancia alguna, aunque como no os conozco no voy a pecar de presuponeros nada...

Lo cierto es que:

Cada vez que se emprende una guerra, se eligen vidas.
Cada vez que se aplica la pena de muerte, se eligen vidas.
En cada momento en el que nuestra opulencia, permite que millones de personas en el tercer mundo o a nuestro lado mueran de hambre, elegimos vidas y estamos tolerando todas esas muertes.

En todos estos casos hablamos de seres humanos desarrollados y sobre los que no existe duda alguna sobre su viabilidad.
No voy a entrar en la discusión Bizantina de si un embrión es o no ya un ser humano.
Pero de lo que no tengo ninguna duda es que entre un embrión y un ser humano desarrollado y de cuya naturaleza no existe interrogante alguno,
YO ME QUEDO CON EL SER HUMANO.

En el ejemplo quizá no afortunado que ponía del orden en una casa, nada más lejos de mi intención que equiparar cosas a seres humanos, ni siquiera a embriones ¡¡¡¡FALTARIA MAS!!!!

Intentaba hablar de orden, espacio y prioridades a la hora de guardarlo todo.

Sigo sin comprender como me habéis interpretado tan mal.
Me temo que pecáis de tener enormes prejuicios, frente a cualquier cuestión que se os plantee, dando por supuesto lo que en absoluto es.

Probablemente esté muchísimo más cerca de como pensáis vosotros de lo que imagináis, yo también soy creyente.

Hoy me habéis crucificado igual de injustamente que a nuestro Señor, sin poder compararme con él,
no soy tan pedante, se muy bien la distancia tan enorme que existe entre nosotros. Y aunque vosotros me desconozcáis absolutamente, yo si se cual es mi lugar.

Bueno, intentaré dormir un poco con la tranquilidad que espero me de el saber lo que de verdad pienso,
para que mañana no se me ocurra arrasar injustamente con nadie, por culpa de la falta de sueño, como insisto y no me canso de repetir , lo habéis hecho hoy vosotros.

Otro saludo.

Existe la

Guerrera de la Luz dijo...

Eli, por favor, creo que anoche publiqué un comentario en esta entrada que no ha aparecido. Sé que está repetido en el post de hoy, pero me gustaría que apareciera aquí por si el debate continúa o por si los aludidos no leen arriba.

Y sobre todo, para la tranquilidad de María, que es amiga mía y que me siento como si me hubiesen agredido a mí también.

Gracias, un beso.

Guerrera de la Luz dijo...

María, también me parece un poco exagerado que digas que no te ha respetado nadie, eso no es cierto.

Que te hayamos podido rebatir con argumentos más o menos duros (porque el tema en sí es duro, y cuando entras aquí a debatir imagino que lo comprendes, que no estamos hablando sobre las florecitas del campo) una cosa es la dureza, rotundidad o firmeza en los argumentos y otra muy diferente es que todo el mundo te haya faltado el respeto, eso es una exageración monumental. La única persona que te ha insultado ha sido Juanjo y espero que te pida perdón por ello.

Y tampoco hace falta que te rias de "lo católicos que somos" ni que generalices en nadie para burlarte, de entrada porque creo que tú también estás bautizada en la Iglesia Católica, no?. Aquí estamos hablando desde nuestra condición, todos, de personas y en este debate podría entrar cualquier persona de cualquier religión puesto que la vida es un bien universal.

Siento mucho que te hayan alterado y por mi parte te pido perdón por cualquier cosa que te haya podido ofender.

Un beso María.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Hola María, un abrazo y paz, y un inmenso perdón si te has sentido mal y molesta. No es malo, porque la luz se hace tras pasar por la oscuridad, sólo que lo difícil y duro es pasarlo y buscar la luz. No ha sido esa, la de molestar ni agredir, mi intención, por los demás, aunque creo que ocurre lo mismo, no puedo contestar, pero las cosas, por desgracia, son objetivas y así hay que verlas, pues si no es así nadie podría juzgar ni emitir un juicio, pues la última intención sólo la sabe DIOS y a ÉL pertenece juzgarla.
Quizás el planteamiento no fue ese, pero tu comentario deja muy claro que la vida, lo corriente, según el criterio humano, es confundir a las personas con cosas, pues de su tratamiento se desprende.
Cuando, en mi comentario, doy mi opinión, trato de hacerlo desde la Única Verdad, JESÚS, y alumbrado desde ahí. No personalizo, sino hablo en plural, aceptando que tú opinión pueda ser diferente a lo que has comunicado. La vida es sagrada para DIOS, porque sólo ÉL es dueño de darla o quitarla, y tanto vale en un embrión como en un adulto. Para DIOS vale tanto mi nieto, todavía en estado gestativo, y también desde el primer día de su concepción que su abuelo, adulto, que hoy escribe, que cree en DIOS, y que puedo hablar y defenderme. Diría que está más al lado de mi nieto que está indefenso y no puede defenderse. Creo que lo necesita más. Eso se constata en tu comentario, y no te lo reprocho, lo acepto y respeto, ¡entendámonos!, sólo que como creo que, según la Verdad, es un criterio equivocado, manifiesto desde la Palabra lo que es Verdad: LA VIDA ESTÁ POR ENCIMA DE TODO, INCLUSO LA DE UN EMBRIÓN, PORQUE O ES VIDA O NO LO ES. Y SI ES VIDA, VALE LO MISMO QUE LA DE CUALQUIER SER HUMANO POR GRANDE QUE SEA.
Eso no va contra nadie, sino que trata de manifestar lo contrario a otro, pero con una diferencia, que no me apoyo en mi verdad, sino que trato de alumbrarme desde a VERDAD ABSOLUTA QUE ES DIOS.
Cuando te interpelo preguntándote que JESÚS dió la vida por ti, me refiero a todos nosotros, a mí mismo, aunque por lo oportuno del contexto, te ponga a ti como referencia. Va dirigida a todos. Se ve que al final termino diciendo que estamos ciegos, entre los cuales puedo estar yo mismo.
Por lo tanto, no veo, en cuanto a mí se refiere nada que pueda molestar, si no es que nos cuesta ver la Verdad, porque nos afanamos en distorsionar la realidad, y cuando vemos un mundo irreal, tratamos desde ahí justificarnos. Son reflexiones que trato de madurar en los temas sobre la autotraición. Como ven caemos una y otra vez en lo mismo.
Sin ánimo de molestar, todo lo contrario, ayudar a vernos, la conciencia actúa como juez y nos inquieta hasta el punto de animarnos para ver lo bueno, el bien, la verdad, pero nos negamos y resistimos a la humanidad de los otros, a la verdad contenida en los otros... y sólo nos concentramos en defendernos. Estamos cogidos, esclavizados por nuestros apegos y apetencias que nos ensoberbecen y nos enfrenta. Es el momento de buscar paz, sabiduría y fortaleza para vencernos y dejar que penetre la luz en nosotros.
No nos sintamos agredidos, si no busquemos luz en la LUZ.
Un fuerte abrazo.

eligelavida dijo...

Guerrera: esta mañana vi un comentario repetido, pensé que era de esos en los que hacemos clik dos veces y suprimí uno, sin percatarme de que iban dirigidos a dos entradas diferentes. De hecho, acabo de caer en la cuenta de ello ahora que lo has explicado. Lo siento de veras, ha sido un despiste. Si te parece, cópialo y envíamelo a este post. Sorry!

eligelavida dijo...

María:

Perdona que no te haya respondido antes, pero he pasado todo el día fuera. En primer lugar, siento que te hayas sentido agredida. Pero por favor, dejemos el debate abierto, creo que tiene mucho interés.

Opinar por escrito, “a trozos”, y darse a entender, a veces no es tan fácil. Ayer mismo, Panta me decía no se que gaitas que según él yo había dicho en otro blog… sobre él! Te puedes imaginar mi sorpresa. En fin, que intentamos ahondar en temas de por sí profundos y en ocasiones, no nos entendemos.

En mi opinión, creo que dices cosas interesantes. Con algunas, no estoy de acuerdo en absoluto, con otras, sí.

Volviendo al debate. Dices:

"Cada vez que se emprende una guerra, se eligen vidas.
Cada vez que se aplica la pena de muerte, se eligen vidas.
En cada momento en el que nuestra opulencia, permite que millones de personas en el tercer mundo o a nuestro lado mueran de hambre, elegimos vidas y estamos tolerando todas esas muertes".

Estas palabras las suscribo. Es una elección que no tendría que producirse. Ya he comentado varias veces que estoy en contra de la pena de muerte. El tema del hambre, en medio de la opulencia de los países ricos, es un escándalo que clama al cielo. Pero desde luego, la solución no está en financiar la píldora abortiva o aspiradores para practicar abortos en el tercer mundo, como hacen los filántropos de la muerte, de los que he hablado en otras ocasiones. Y no digo que esta sea tu opinión, pero sí la de muchos que piensan que la pobreza se soluciona facilitando la eliminación de los pobres. (Si alguien me explica como se pone un link en los comentarios, os dejaría el enlace).

eligelavida dijo...

(Continuación a la respuesta de María)

Luego dices:

"YO NO SOY PROABORTISTA, de hecho jamás lo practicaría ni en mi, ni en los míos, salvo casos muy muy extremos. Si que es cierto también, que respeto la decisión que en ese sentido tomen otras personas, de las que desconozco circunstancias, situaciones y maneras de pensar, yo intento respetar".

Yo considero que en la lucha por la vida no basta con que yo no haga el mal. Porque una cosa es respetar al que actúa cometiendo un gran mal (eliminar una vida) y otra respetar que se cause ese mal. Como he dicho otras veces, los cristianos jamás podemos aceptar como justa una ley que no proteja la vida de todo ser humano.

Por otro lado, la defensa de la vida no es un tema de fe, sino que a todos atañe. Cuando una mujer decide abortar, sea por razones frívolas, que las hay, (como por ejemplo: este no es un buen momento, me he quedado embarazada sin desearlo, yo quería ser madre pero más tarde), sea por razones que de verdad le resultan dolorosas y presionantes (mujeres que se ven solas, sin el apoyo del padre o de su propia familia, sin recursos económicos, enfrentándose a una enfermedad propia o del feto, etc), se produce un conflicto entre estas razones, como he dicho, a veces poderosas, y la vida del no nacido.

Eliminar esta vida es una barbaridad. Pienso que nuestra sociedad en lugar de favorecer esta opción, tendría que luchar para apoyar a la mujer en estos casos. Apoyarla para que pueda enfrentarse a ese embarazo en las mejores condiciones psicológicas y económicas posibles. Para que pueda dar a su hijo en adopción si no se ve capaz de ocuparse de él. Para que pueda criarlo y educarlo con dignidad. Esa es la única solución que yo veo. No acepto la opción de matar al no nacido, aunque sea su propia madre quien tome esta decisión, porque la vida de los demás, también a mí me concierne.

Quizá pienses que es utópico. Pero te aseguro que cuando unos padres tienen un hijo con una enfermedad grave, el apoyo social que reciben es ÍNFIMO. Todo son trabas. La Seg. Social cubre la silla (menos 200E porque, como es natural, deseas la más cómoda y la más segura y eso no entra en el presupuesto). Los colegios privados te dan la patada, porque integrar a quien es diferente, requiere un esfuerzo. Si necesitas una prótesis, tienes que pagar IVA, ¿lo sabías? Algo de primera necesidad, por lo que tienes que pagar un impuesto de lujo. Las guarderías te cierran las puertas en las narices. Los colegios de integración tienen plazas limitadas, por lo que muchas veces tus hijos estudian al lado de casa, excepto el que precisamente necesita estar más cerca. A este lo tienes que trasladar a otra parte. Entrar en una cafetería, en un bar, bajar la acera (si vieras la de veces que acabas caminando por la calzada…), es siempre un esfuerzo extra. Por otra parte, ¿no crees que muchas parejas aceptarían un hijo discapacitado si no tuvieran tanto miedo al sufrimiento, al rechazo social, a no poder con todo lo que esto conlleva?

Pero nuestra sociedad les dice que el sufrimiento es un fracaso, que no se puede ser feliz en la enfermedad (grandes mentiras, te lo aseguro) e impone el hedonismo, el materialismo y el utilitarismo. Así es muy difícil de entender que los discapacitados físicos, psíquicos, motóricos o sensoriales y los enfermos pueden, no sólo ser felices, sino ser útiles, en una sociedad que necesita de ellos para ser más humana.

En fin, otro día quizá me anime más a hablar de este tema. Un saludo María y gracias por participar.

eligelavida dijo...

¿Alguien podría explicarme cómo se hacen las negritas y las cursivas en los comentarios? Gracias.

Guerrera de la LUZ dijo...

Eli yo te lo explico todo, mándame un correo si quieres.

Un beso.

Guerrera de la LUZ dijo...

guerrera.delaluz@yahoo.es

María dijo...

Gracias,

Guerre, Eligelavida y Salvador Pérez Alayón, gracias a los tres por vuestro esfuerzo.

Como dices tú, Eligelanvida, es muy difícil entenderse "con trocitos de escrito".

A parte del insulto, lo que más me molestó, es la mala interpretación, casi gratuita, diría yo, de mis palabras y el reproche que TODOS me hicisteis de cosas que ni había dicho, ni pienso.

Guerre, sé lo que es un debate y asumo la falta de entendimiento y la dureza del tono, siempre y cuando se haya entiendo los argumentos del otro, sino es una ensalada de grillos.

Antes que de argumentar en contra hay que entender o al menos intentar entender a quien se le trata de rebatir, esa falta de esfuerzo por vuestra parte, es a la que yo acusaba de falta de generosidad cristiana.

Si arremetes contra alguien y le reprochas algo, estáte segura de haberle entendido, sino mejor ser prudente.

Las convicciones de cada uno pueden cegarnos a la hora de escuchar y entender lo que nos dice otro, y mucho más si previamente por la razón que sea, ya lo hemos etiquetado.

Esa cerrazón, nos lleva a equivocarnos al valorar las palabras del otro, al que enseguida etiquetamos y empaquetamos, eso sí es tratar a la gente como... "a cosas", así me sentí yo antes de ayer aquí tratada.

Valoro vuestro esfuerzo de entendimiento, sobre todo de Salvador Perez Alayón Y Eligelavida, de ti Guerre valoro tú nobleza, a parte de tú simpatía, creo que es tú mejor cualidad.

En fin, que no se si volveremos a vernos, porque también es verdad que yo soy demasiado sensible para semejantes guerras. En ese sentido yo estoy muy limitada. Cuando me duele, me duele a lo bestia y aún sin intención, que de vuestra parte me ha quedado clarísima, aquí algunos disparan a "matar" ... paradojas de la vida.

A mi me encanta el debate, pero con argumentos tranquilos, sin reproches y sin acritud, aquí no se juega así y yo no soy lo suficientemente dura para aguantarlo.

Ya guerreo bastante en mi trabajo, pero una cosa es por trabajo y otra por placer.

Otra vez gracias a los tres.
Un abrazo.

Guerrera de la LUZ dijo...

Querida María:

Yo creo que se te ha entendido perfectamente todo lo que has dicho y que tus argumentos están muy claros desde el principio y corrígeme si me equivoco:

1-Que la selección en la que se desecha a los no aptos es triste, pero que es natural e inevitable.

A esto se te ha contestado que sí, que es cierto, pero que ya se realiza efectivamente de forma natural, que el hombre no ha de intervenir para eliminar y aniquilar lo que considera (con nulo criterio) no apto o inservible. Eliminar y aniquilar, en el caso de los seres humanos, María, se llama matar. Esto es duro, pero es así.


2-Has puesto el ejemplo de los objetos de una casa, luego has rectificado, luego en este tema ya no entramos más.


3-Has dicho que la mayoría de las malformaciones y deficiencias ni son tan bellas, ni consiguen ese nivel de adaptación y en algunos casos, ni siquiera casi- nos- es posible mirarlas. (incluyéndote)


A esto se te ha respondido que estas personas tienen la misma dignidad que tú y que yo y que no sólo hay que aprender a mirarlas, sino también a servirlas y a amarlas, más allá de su belleza (que has sido tú quien la ha nombrado). Y a esto añado que hay muchísimas personas en el mundo como esta chica y en circunstáncias bastante peores que son felicísimas, sobre todo porque cuentan con el apoyo necesario de quienes les rodean; y estas personas, si por mucha gente fuera (aquí no te estoy incluyendo), no tienen derecho a existir. Eso es una atrocidad. Todo el mundo tiene derecho a vivir.


María, yo te entendí todo perfectamente y no creo que en ningún momento se te haya faltado el respeto, exceptuando a Juanjo.


Efectivamente es un tema duro y fuerte, pero es el tema más importante que hay hoy en día sobre el tapete. Es necesario revisar paradigmas y pensar muy en profundidad sobre todo lo que está ocurriendo, y para eso, es muy bueno debatir. Eso sí, mientras que todo el mundo te respete y nadie te insulte, eso estáclaro. Yo de los sitios donde m insultan también me piro y no vuelvo más.

Pero vamos, que yo creo que sí se te ha entendido.

Un abrazo.

María dijo...

Querida Guerre,
Definitivamente, no me resisto a dejaros y de nuevo me zambullo, con la esperanza de que al menos tú y yo nos terminemos entendiendonos, aun cuando no compartamos las mismas opiniones al 100%.

Tu exposición es muy ordenada y respetuosa, pero permíteme, que si que te voy a corregir:

A la 1ª.- Si comenzamos admitiendo y permitiendo la manipulación de embriones, alterando por tanto su trayectoria natural, debemos también admitir también que exista intervención en su destino. Es decir, si admitimos la mayor, hay que admitir la menor.
Y me explico, desconozco si existen sistemas de almacenaje eterno, pero supongo que como todo en este mundo y por definición será finito ( aquí es donde debes usas el mal ejemplo de la casa)
¿que alternativas propones?
¿un orfanato de embriones?
¿Congelarlos eternamente?
¿implantar todos los embriones como semillas en una maceta?
Es decir, no abogo en absoluto por eliminarlos, simplemente "desconozco que otra vía puede dársele a los embriones no usados, a largo plazo" y si existe alternativa a su destrucción, firmo por ella.

A la 2ª.- GRACIAS, efectivamente espero haya quedado clarísimo, que jamás he pretendido equiparar "seres humanos", si quiera compararlos, con "cosas", jamás.

A la 3ª.- Guerre, ese "nos" en gramática se denomina "expresión retórica", daba por descontado que lo entenderíais así,
me equivoqué.
Así es que te explico mi postura personal, ante esta cuestión para disipar toda duda.

Jamás he tenido el más mínimo problema ni en tratar, ni en mirar a nadie por muy horroroso que sea por dentro o por fuera.

Sabes que soy abogado y trato con lo mejor y lo peor. Te aseguro que en ese "nos" jamás me encontrarás a mi.

Por mi trabajo he tramitado incapacidades legales de muchísimas personas, ni te imaginas en algunos casos con que taras y deformidades. Mi relación con ellos como con casi todo el mundo, siempre ha sido cordial, en algunos casos ha terminado siendo afectiva e incluso con algunos de verdadera amistad.
Así es que Guerre, que te quede claro, en ese sentido yo no tengo, ni he tenido nunca el más mínimo problema, insisto en ese "nos" no estoy yo, fue pura retórica.

Reconocerás espero, que sí que existían mal interpretaciones y a ellas les siguieron vuestros reproches, que efectivamente no me faltaban al respeto, pero tal y como te he explicado ahora, considero fueron totalmente injustos.

Finalmente deseo que todo haya quedado aclarado y que cuando te apetezca nos veamos o en tu casa (virtual) o en la mía, que sabes también es tuya. Y si quieres hasta podemos brindar con ron Legendario o con lo que te apetezca, ¡vamos! igual de felices con agua.
Un beso.

Rosa dijo...

Me parece muy bueno el título de la entrada, porque ¿cuales son los estándares del control de calidad? Yo puedo querer una niña, y es niño.; o lo quiero rubio y va a ser moreno....¿y por eso voy a matarlo?. Todos los padres lo quieren sanos, pero si Dios envía un niño con una enfermedad, sea la que sea, ¿por que no va a tener derecho a vivir?

Juanjo dijo...

María, no pareces una persona tan, tan sensible cuando escribes ciertas cosas. Me disculpo si te ofende la palabra nazi. Pero la cuestión es muy simple. Una persona expresa ideas que en mi opinión tienen connotaciones de origen claramente nazi y segregacionistas, y yo digo que como ella, con esa misma opinión nazi, racista y excluyente, hay muchísimos en este país. Es una desgracia. No pretendo herir. Si dices por ejemplo, que hay que matar a los judios, expresas una idea nazi, racista y genocida. Pues por la misma regla de tres, si dices otras cosas (y yo entiendo claramente que dices que hay que eliminar a los no nacidos que sobran, o que sufren malformaciones), puedes dar lugar a esa misma interpretación.

A mi tus palabras me han sonado duras, racistas, partidarias de la muerte de seres humanos.

Desde el principio de los tiempos los fuertes han sobrevivido a los débiles que han perecido, por supuesto. Pero no han perecido asesinados como los niños abortados o los embriones destruidos por el hombre. Cuando esto se dice para defender la eugenesia, suena a declaración típicamente nazi. Si no es así, exprésalo mejor.
No quiero entrar en lo que se guarda y lo que se tira porque no cabe en una casa. Creo que en comentarios posteriores te has explicado. Pero la primera impresión fue fuerte. ¡Que todos sabemos que estás hablando de vidas humanas, no de papeles del banco o de trastos del abuelito!
Dices también que el caso de esta mujer es excepcional. Quizá. Pero cuando afirmas que la mayoría de las malformaciones y deficiencias ni son tan bellas, ni consiguen ese nivel de adaptación y en algunos casos, ni siquiera casi nos es posible mirarlas, parece que estás justificando la eliminación de los no nacidos con esas deformidades a las que aludes. Te diré que no fueron los nazis los primeros en defender estas ideas eugenésicas, pero si los primeros en aplicar medidas a lo bestia para ponerlas en práctica.

No quiero insistir más, puesto que después te has explicado con amplitud. Eres muy libre de pensar así o de forma totalmente contraria, pero si con tus palabras defiendes presupuestos que otros (llámense nazis o como sea) han defendido, entonces te expones a ser calificada como tal. Me disculpo si no es el caso y lo he entendido mal, pero quizá deberías leer tus textos antes de publicarlos.

¿Los que criticáis mi postura, sois así de buenos o es que os gusta ser politicamente correctos?

Guerrera de la LUZ dijo...

María hola cielo mío.

Pues ahora ya sí que está todo meridianamente claro.

Tú misma has dado en el clavo en el punto número uno:

Si admitimos y permitimos la manipulación de embriones todo lo que sigue después es "la rueda de los horrores". Por eso yo estoy asolutamente en contra de ello negando la mayor, claro está.

Un embriónes en la tripita de sus mamás y la naturaleza se respeta al máximo y las vidas humanas, todas sagradas, en el lugar que les corresponde.


Ahora ya sí que nos hemos entendido perfectamente, así que venga, abre ya el ronnnnnnnn jajajajaa

Besos mi niña!!

Guerrera de la LUZ dijo...

Juanjo, te aseguro que yo de políticamente correcta no tengo nada, simplemente pienso que no es necesario insultar a nadie para exponer unos argumentos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).