miércoles, 15 de julio de 2009

Mi libertad y mi conciencia


“La libertad de conciencia no puede ser una excusa permanente para desobedecer la ley”. Son palabras con las que el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, durante la apertura del curso «La pluralidad religiosa en la sociedad española contemporánea. Cuestiones a debate», ha pisoteado mi libertad y mi conciencia.

Según el ministro, la libertad religiosa debe moverse “dentro de los límites de una sociedad democrática, y ajustarse a la lógica de esta sociedad”.

Hasta hace relativamente poco, la lógica social no estaba tan alejada de la ética y de la moral católica. Pero hoy, esa lógica “exige” al médico y, en general, a todo el personal sanitario, seguir una serie de normas y protocolos que incluyen recetar medicamentos anticonceptivos y abortivos, realizar diagnósticos prenatales con fines eugenésicos, llevar a cabo prácticas de fertilización in vitro, utilizar células embrionarias o ejecutar actos que se oponen claramente a la vida y a la dignidad del ser humano.

Son muchos, por tanto, los que están expuestos a convertirse por obligación en agentes de la “salud reproductiva”, ese camelo que se han inventado para tratar la gestación y el nacimiento de un niño como si fuera una enfermedad que hay que curar.

Existe toda una presión social que incita a la difusión de la cultura de la muerte, y se opone a las exigencias de una conciencia bien formada que respete la ética médica. Para no tener que abandonar su profesión, muchos médicos y científicos se ven obligados a ejercitar la objeción de conciencia.

Y ahora Caamaño lanza una nueva amenaza en la línea laicista de PSOE: la libertad religiosa no existe, puesto que tiene que moverse dentro de los límites de la sociedad democrática. Al parecer, este hombre aún no sabe que la moral católica no es algo que pueda decidirse por mayorías.

Los cristianos lo tendremos más crudo a partir de hoy. Los científicos que no quieran eliminar embriones, los médicos que se opongan a practicar abortos o a realizar eutanasias, los padres que se nieguen a que sus hijos sean adoctrinados por el Estado, los profesores que se empeñen en enseñar la verdad, los farmacéuticos que no quieran ser cómplices en la venta de abortivos, los católicos en general, nos enfrentaremos a una sociedad cada vez más hostil.

Tendremos que decidir por fin a quien queremos obedecer: al Estado o a nuestra conciencia. Ya hemos sido advertidos.

4 comentarios:

Guerrera de la LUZ dijo...

Bueno, ya lo has visto cielo: intentando quemar iglesias. Ataques terroristas en toda regla, más hostilidad imposible.

Pues nada, tendremos que defendernos como podamos y también vamos a empezar a saber lo que es el martirio en nuestro tiempo.

Mucho ánimo a todos y mucho valor: Cristo y toda la Iglesia están con nosotros.

Carmen dijo...

Es increíble que pretendan decirnos hasta donde y qué podemos pensar. Esto es peor que cualquier régimen totalitario.

Luis y Mª Jesús dijo...

Uno de mis hijos, aún en Bachiller, quiere hacer medicina y pensaba esto mismo al leer las palabras del Ministro. La primera tentación es desanimarle pero ¡de ninguna manera!.
Un abrazo
María Jesús.

lolat dijo...

Por supuesto no dejaremos de luchar por todos nuestros principios aunque en ello nos lleve a sufrir cada día en estos tiempos que estamos viviendo, sin embargo tenemos que tener fé. Pienso que las amenazas de Caamaño caerá en saco roto aunque efectivamente los cristianos lo vamos a seguir pasándolo muy mal.
Hoy precisamente ha caído en mis manos un folleto sobre la próxima beatificación del Padre Hoyos fallecido a los 24 años y que, el 14 de Mayo de 1733 escucho de los LABIOS de CRISTO "Reinaré en España".
Mayor esperanza no la hay, tenemos tres grandes Santuarios DEL CORAZON DE jESUS :el de la Promesa, el de la Reparacíon y el de la Consagración Este último en el Cerro de los Angeles.
CRISTO no reina sobre piedras, sino sobre corazones.Si rezamos por tener todos un corazÓn abierto a DIOS entonces CRISTO COMO ES TODO MISERICORDIA tendrá los mejores monumentos en nosotros mismos.
Ese es el reto y esa es la grandeza y responsabilidad de los cristianos del siglo XXI.

Por eso tu labor en "eligelavida" es maravillosa para todos tus lectores.
Tambien me gustan muchísimos los "coméentarios"
Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).