viernes, 10 de julio de 2009

Errores y horrores de la fecundación artificial


Hay casos que desvelan situaciones y dramas humanos que van más allá del caso en cuestión. Como el de una mujer que recurrió a la fecundación in vitro, congeló varios embriones, y perdió uno de ellos por un "error" del laboratorio.

¿Cuál es el caso? "The Sunday Times" lo presentó en un artículo publicado el 14 de junio de 2009 con el título "Woman aborts other mother's last embryo".

Deborah y Paul querían tener un hijo con ayuda de la fecundación artificial. Acudieron a una clínica de fertilidad. Después de dos fracasos, en 2003 nació un hijo, Jamie.

Habían quedado en la clínica tres embriones congelados, de los cuales solamente uno sobrevivió.

La pareja quiso tener un segundo hijo. Volvieron a la clínica en diciembre de 2007 con la esperanza de "usar" ese embrión.

Se les dijo inicialmente que el embrión había sido dañado en un accidente. Luego se les comunicó la verdad: el embrión había sido transferido, por error, a otra mujer. Cuando esa mujer supo que aquel no era su hijo, lo abortó.

Hasta aquí los hechos dados a luz por la prensa. Se trata de un caso particular, de un "accidente" que ha involucrado a dos mujeres, a sus familias, al equipo de médicos, y a varios embriones.

Detrás del hecho se descubren horrores y males profundos de la fecundación artificial y de cierta mentalidad que trata a los hijos como productos de consumo.

Porque recurrir a la fecundación artificial va contra el respeto a la vida y la dignidad del hijo y del matrimonio. Cada hijo merece iniciar su vida desde el amor entre un hombre y una mujer que, unidos en matrimonio, se abren a la llegada de los posibles hijos y los acogen en el lugar más adecuado: el seno materno.

Porque producir embriones en el laboratorio los expone a situaciones peligrosas, injustas y dañinas, de selecciones arbitrarias, y favorece la mentalidad que los trata más como cosas (bienes de consumo para "usar" según el deseo de sus "propietarios") que como seres humanos.

Porque congelar embriones es un acto injusto que impide a miles, millones quizá, de hijos llevar adelante la propia vida en el seno materno, y suele provocar graves daños en muchos de esos embriones congelados, que morirán al ser descongelados o por decisión de otros (de los técnicos, de sus mismos padres que ya no los desean).

Porque tratar a los embriones congelados como "material de reserva" aumenta la misma injusticia de la fecundación artificial, al convertirlos en objetos valiosos sólo en tanto en cuanto correspondan a los deseos de sus padres (o simplemente de su madre).

Porque el hecho de que una mujer descubra que ha recibido un "embrión equivocado" (como ocurrió en este caso) no crea ningún derecho a eliminarlo a través del aborto: ese hijo, como cada ser humano, merece respeto, acogida, ayuda, aunque "por error" se encuentre en el seno de quien no es su madre natural.

Porque el aborto de un "embrión equivocado" desvela una mentalidad, muy difundida en el mundo moderno, que ha llevado y sigue llevando a millones de madres a eliminar a sus hijos cuando no son deseados, cuando no tienen las cualidades que les gustaría, cuando llegan en un momento "inoportuno". Ninguna vida humana debe ser despreciada si no encaja con los planes de los adultos.

Este hecho refleja sólo una parte del drama de la fecundación artificial y de la injusticia del aborto, los graves "errores y horrores" a los que se ha llegado.

Frente a situaciones como ésta, hace falta promover medidas concretas para que los hijos sean respetados en el seno materno, para que el aborto desaparezca del planeta, y para que no se recurra a técnicas de fecundación artificial que van contra la dignidad de los hijos y de sus padres.

La instrucción "Dignitas personae", publicada por la Congregación para la Doctrina de la fe en diciembre de 2008, tiene un párrafo que ayuda a valorar este tipo de situaciones:

"La Iglesia reconoce la legitimidad del deseo de un hijo, y comprende los sufrimientos de los cónyuges afligidos por el problema de la infertilidad. Sin embargo, ese deseo no puede ser antepuesto a la dignidad que posee cada vida humana hasta el punto de someterla a un dominio absoluto. El deseo de un hijo no puede justificar la 'producción' del mismo, así como el deseo de no tener un hijo ya concebido no puede justificar su abandono o destrucción" (Dignitas personae n. 16).

Autor: Fernando Pascual
Camineo.Info

8 comentarios:

Guerrera de la LUZ dijo...

Juanjo dijo:

Nazis como esta hay muchos en este país
.


Juanjo, por favor, te importaría expresar tu opinión sin agredir ni insultar a nadie?¿

Me parece que es muy fácil tener una mínima educación para no llamar nazi a una persona que está participando en un debate contigo.

Te ruego que te disculpes con María.

Tú DEBES respetar a todo el mundo opine lo que opine, por muy lejos que esté su pensamiento del tuyo y dialogar sin entrar en insultos.

Por el amor de Dios...

Guerrera de la LUZ dijo...

POR FAVOR, RUEGO A TODO EL MUNDO QUE PARTICIPA EN ESTE BLOG, QUE APRENDAN A DIALOGAR DESDE LA PAZ Y DESDE EL RESPETO A TODAS LAS OPINIONES.

Y SI NO SABEN, MEJOR QUE SE CALLEN Y QUE NO SE DIRIJAN A NADIE, PORQUE NO HARÁN MÁS QUE ENTORPECER.

EL RESPETO A LA VIDA COMIENZA POR RESPETAR A QUIEN TIENES AL LADO Y NO AGREDIR A NADIE. NO CABREAR A LA GENTE GRATUÍTAMENTE.

MARÍA NO HA INSULTADO A NADIE, LUEGO POR QUÉ SE LE INSULTA A ELLA???? NO ME ENTRA EN LA CABEZA.

Pantagruel dijo...

Para cuando una entrada sobre la pena de muerte, Elige? Lo digo por cambiar un poco de tema. Ahí no es tan rotundo el "Elige la Vida", "No matarás"? Ya sé que esto que te pido es un tópico que usamos los pro-choice frente a los pro-life, pero lo digo de paso, para preguntar si llamar "nazi" a otro es una cosa normal en este blog, moderado supongo que entre otras cosas para evitar insultos.

Hasta pronto.

FOTELIAS dijo...

Hola amiga.
Recuerdo que al principio de comenzar mi blog subi una entrada en donde hacia referencia a una pareja catolica que tenian problemas para tener un hijo se dispusieron a hacer la solicitud de adoptar uno, pasaron todos los obstaculos hasta que llegó la entrevista con la psicologa y esta les propuso la "invitro", ellos se negaron por su "fe catolica", lo gracioso del caso es que la psicologa que les tuvo que atender les puso en su informe "Fanaticos Religiosos" y por lo tanto la adopcion no se llevó a cabo.
Hoy en día mucha gente se cree unos "dioses" que se creen los dueños de la VIDA de muchos y si no saltas su comba te tachan de fanatico.
La VIDA tiene que venir (como bien dices) del AMOR, no desde el EGOISMO.
Una VIDA humana no tiene precio pero el HOMBRE de hoy le falta AMOR y sin AMOR la humanidad va hacia una profundidad sin fondo llena de DOLOR y DESESPERANZA.
Solo nos queda REZAR para que toda esta espiral de muerte se torne en VIDA.
BENDICIONES.
FOTELIAS

Marina dijo...

Como expones en el post,esta sigue siendo una de las consecuencias de estas practicas. Quiera Dios que tengamos un corazón más abierto...

Luis y Mª Jesús dijo...

Es el colmo de la sociedad de consumo se producen incluso hombres.
¡Qué triste!. ¿Y si despu´se no dan el rendimiento pretendido?, ¿y si no cubren las expectativas del cliente?.
Un abrazo

ulpiano dijo...

La instrucción "Dignitas personae" explica muy claro que una cosa el deseo legítimo de tener un hijo, y otra privar a la vida humana de su dignidad cuando este deseo sólo es realizable “cosificando” a la persona. El embrión es persona y debe ser tratado con dignidad. Manipularlo, experimentar con él, destruirlo como sobrante, transferirlo, es tratarlo como un objeto, cuando todos hemos pasado por ese estadio del ser humano.

Juanjo dijo...

Hola a Todos:

Antes de nada una cosa. No soy el juanjo ese que va llamando nazi por ahí a los comentaristas del blog. Soy otro.

Bien. Yo estoy en contra del aborto y también en contra de la pena de muerte, ésto último -pantagruel- estrictamente por mis creencias religiosas, porque si fuera por lo que me pide el cuerpo en determinados casos no sería así.

Pero pienso -al contrario que mi tocayo insultador- que no se debe de llamar nazi a nadie, a una mujer menos (que feo queda!) y aún menos a personas que , pensando de manera distinta a nosotros, emplean su tiempo en entrar en este blog y debatir con nosotros de estos temas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).