lunes, 8 de junio de 2009

Roe vs. Wade o el derecho a matar en EEUU.


Seguramente en alguna ocasión habréis oído hablar del caso Roe versus Wade, gracias al cual se legalizó el aborto en Estados Unidos.

Todo comenzó cuando Norma Leah McCorvey, conocida como “Jane Roe” para ocultar su identidad, alegó en 1970 estar embarazada como consecuencia de una violación. Mientras la petición de aborto seguía su curso, Norma dio a luz a una niña que fue dada en adopción. Finalmente, en 1973, el caso llegó al Tribunal Supremo, que legalizó el aborto en los 50 estados de la Unión, afirmando que el feto no gozaba de protección en la Constitución de los EEUU por lo que no podía impedirse el aborto.

El triunfo fue para las dos jóvenes y ambiciosas abogadas de Norma, Sarah Weddington y Linda Coffee.

En los años ochenta Norma McCorvey dio a conocer públicamente su verdadera identidad y explicó que todo había sido una gran mentira. Reconoció que no había existido la violación y que el argumento utilizado era el que había parecido más creíble a sus abogadas, que la habían manipulado para obtener sus fines. Y es que, detrás de este caso, no había una mujer herida y necesitada, sino los intereses de muchos para que el aborto fuera legalizado.

Hugh Heffner, por ejemplo, fundador de Playboy, declaró en 1992: “Probablemente Playboy estuvo más involucrada en Roe vs. Wade que cualquiera otra compañía. Nosotros aportamos los fondos para esos primeros casos y además escribimos el amicus curiae en el caso Roe”.

La abogada Sarah Weddington reconoció en 1993 que su conducta no había sido ética al defender el caso “Jane Roe”, aunque lo justificó argumentando que lo había hecho por lo que a ella le parecían buenas razones.

En cuanto a Norma, que durante un tiempo trabajó en clínicas abortistas como telefonista y “colaboradora”, afirma que allí se dio cuenta de cómo el aborto degrada a la mujer. Hoy reconoce que haber defendido la causa del aborto la mantuvo sumida en una depresión y enganchada al alcohol durante dieciséis años.

En 1998, entró en la Iglesia Católica recibiendo los sacramentos del Bautismo y la Confirmación, convirtiéndose además en una activista provida.

(En el siguiente video, Jane Roe (Norma McCorvey) relata su historia y expresa su tristeza por las millones de vidas que se ha cobrado el aborto en Estados Unidos desde 1973).


10 comentarios:

Ricardo dijo...

Leí sobre un médico abortista, creo que yugoslavo (ahora no recuerdo el nombre), que reconsideró su postura frente al aborto (después de haber practicado muchos), y terminó convirtiéndose también a la Iglesia Católica. Lo mismo que Nathanson. Parece que quien encuentra la verdad, la encuentra en todos los órdenes.

REX dijo...

Si Norma es Jane Roe, ¿quién es Wade?

Un decepcionado dijo...

¿Por qué será que los cerdos de la pornografía se dedican a subvencionar además el aborto y la muerte? A ver si la gente se entera de una vez que hay industrias que se financian entre sí, interesadas todas en extender la cultura de la muerte. Y los partidos políticos les hacen el juego, aquí, en EEUU y donde haga falta. Es indignante.

Un decepcionado dijo...

Pero lo peor es ver como la gente, el pueblo, traga con todo.

Natalia Pastor dijo...

Hay una gran maquinaría mediática,jurídica y propagandítica alrededor de los defensores de la "cultura de la muerte",no sólo en los USA sino en toda Europa.
Utilizan la mentira y la manipulación,es algo que hacen asiduamente y que forma parte de la estrategia.
Sólo hay que ver las tácticas que desde el gobierno Zapatero y medios afines están lanzando respecto al tema de la píldora abortiva en niñas de dieciseis años.

Marina dijo...

la mentira tiene pies corto, la conciencia alcanza al hombre en algun momento... Saludos

Ivan dijo...

¿Como se puede ser tan rastrera inventando una violacion para matar a millones de inocentes?No lo entiendo.

Juanjo dijo...

Esta sentencia es una de las más famosas de los últimos tiempos. Gracias a ella se legalizó el aborto en Estados Unidos, lo que ha supuesto la muerte de millones de seres humanos.

A esta mujer le honra reconocer que luchó apoyándose en una mentira.

Carmen dijo...

Tiene que ser tremendo pasar años insistiendo en una mentira y ver que su testimonio ha servido para que se apruebe una ley asesina. No me extraña que estuviera trastornada. Por suerte, ahora parece que ha encontrado la paz.

Guerrera de la LUZ dijo...

No sabía nada de toda esta historia, qué fuerte.

Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).