lunes, 4 de mayo de 2009

Coaccionadas a abortar


Jennifer O'Neill es una famosa actriz americana de cine y televisión. A la edad de 19 años y estando comprometida para casarse, se queda embarazada y sufre uno de los episodios más dramáticos de su vida.

Lo que ella piensa que será una gran alegría para su novio, se desvela como una tragedia. El no quiere al niño y la obliga a abortar.

En este vídeo la actriz relata su experiencia. Entre otras cosas afirma que el 85% de las mujeres que abortan sufren algún tipo de amenaza, coacción o presión, como sucedió en su caso.

Este testimonio me recuerda las palabras del Papa Juan Pablo II en “Cruzando el Umbral de la Esperanza, donde dice: “muchas veces la mujer es víctima del egoísmo masculino, en el sentido de que el hombre, que ha contribuido a la concepción de la nueva vida, no quiere luego hacerse cargo de ella y echa la responsabilidad sobre la mujer, como si ella fuese la única «culpable». Precisamente cuando la mujer tiene mayor necesidad de la ayuda del hombre, éste se comporta como un cínico egoísta, capaz de aprovecharse del afecto y de la debilidad, pero refractario a todo sentido de responsabilidad por el propio acto”.

Jennifer O'Neill acudió a sus padres en busca de consejo. Le dijeron: “no puedes tener un bebé si el padre no lo quiere”. Recurrió a su familia, a sus amigos, al médico. La única respuesta que obtuvo fue: “haz lo que "debas hacer", te apoyaremos en lo que hagas”. ¿No os suena de algo?


9 comentarios:

Guerrera de la LUZ dijo...

Pobrecita. Debe ser terrible no contar con el apoyo de nadie, este caso me ha llegado al alma.

A mi me pasó exactamente lo mismo: mi futuro marido (entonces novio y ahora ahora ex marido_civil) me dijo que ese niño no iba a nacer; con la diferencia de que mis padres me apoyaron al 100% y gracias a ellos tengo a mi hijo, que es lo más grande de mi vida. Aunque yo, lo hubiera llegado a parir sola en medio de un desierto, porque jamás se me pasó por la cabeza la idea de que nadie me fuese a obligar a abortar la vida de mi hijo, que le amé con todas mis fuerzas desde que salí de la farmacia donde me hice el test de embarazo.

Antes de tener fe en Jesús, ni de conocerle, yo ya estaba completamente en contra del aborto.

Un poco antes, otra íntima amiga mía había también había abortado y sufrí muchísimo con ese tema.
Tengo la desgracia de tener 3 amigas muy cercanas que han abortado, mi mejor amiga entre ellas, como ya te conté un día. Muy fuerte.

Un beso.

Ricardo dijo...

Muchas veces pensamos que los abortos se producen por presiones económicas o de salud, porque los políticos insisten en que es un fracaso y que nadie lo desea, pero lo cierto es que la mayoría de abortos no tienen más causa que la falta de deseo de la pareja de ser padres. Y en muchas ocasiones, la madre seguiría adelante con el embarazo si encontrara el apoyo de su familia.

Anónimo dijo...

Que fácil es inducir a una mujer, y más si es joven a abortar. La maternidad es algo demasiado importante y en cuanto la pareja rechaza hacerse responsable del embarazo, si no hay apoyo familiar, es más sencillo (en apariencia) tomar la píldora y acabar con todo. Elvira M.

Juanjo dijo...

El debate en los EEUU está candente. Hay unos movimientos provida muy importantes, sin embargo, la mayoría de los americanos han optado por uno de los presidentes más abortistas de la historia.

Luis y Mª Jesús dijo...

A mi no me educaron en la fe, mi padre era incluso contrario a ella, pero apoyado en la razón, que era su dios, decía con la rotundidad que le caracterizaba: "al que dice que el aborto no es un crimen habría que aplicarle la misma muerte que el sentencia para ese inocente".
la defensa de la vida no tiene que ver nada con la religión, pero, como tantan otras veces la búsqueda de la verdad lleva a la Fe (a la Verdad).
Un abrazo
María Jesús
Mar

Ivan dijo...

Que asco de gente, de verdad que me indigno, como puede haber gente tan egoista que llegan a matar.Luego diran que no matarian a nadie, pero son capaces de matar a sus propios hijos.
Lo peor es el caso de la mujer cuando lo quiere tener y no puede.

ARCENDO dijo...

Escalofriante y esclarecedor testimonio... ojalá lo vean muchos y muchas y se convenzan de lo terrible de esos asesinatos y de sus tremendas consecuencias. Saludos.

José Miguel dijo...

Buen post. Estoy plenamente de acuerdo con el final del video: En el aborto hay dos victimas el hijo y la madre. Posiblemente los verdaderos culpables hay que buscarlo en su entorno familiar y afectivo, y en los intereses económicos que mueve la industria del aborto.
Teniendo en cuenta que la opinión pública española está dividida entre los que están a favor y en contra del aborto, es llamativo que este tipo de testimonios estén vetados en nuestras cadenas de televisiones.

Hilda dijo...

¿sabes eli que me parece muy triste de esa historia además obviamente de la pérdida del bebé? Es que se supone que la chica se iba a casar con ese hombre. Se supone que cuando te casas, entre tus planes están tener hijos, entonces no la amaba realmente. Que feo y triste que algunos hombres digan amar a sus parejas y a la hora de la hora demuestren lo contrario.
Saludos.Hilda

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).