sábado, 25 de abril de 2009

La Constitución no protege al no nacido

Nuestra Constitución dice en su artículo 15: "Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes".

¿Es esta declaración suficiente como para pensar que el derecho a la vida está garantizado en España? La respuesta es NO.

La Constitución que los españoles “nos dimos” en 1978 está basada en principios laicistas. El laicismo no se inventó hace dos días. Hace más de treinta años, los padres de la Constitución se encargaron de que ésta no condenara de forma explícita el aborto.

En la revista Arbil nº 62, encuentro un interesante artículo escrito por José María Permuy hace ya tiempo sobre este tema, del que os copio a continuación un extracto que, como veréis, está de completa actualidad:


“Sabemos por Ricardo de la Cierva -diputado en las cortes que elaboraron el proyecto constitucional-, que los constituyentes de la UCD pactaron con el PSOE que, a cambio de que éstos aceptaran la Monarquía, la UCD admitiría una redacción de la Constitución lo suficientemente ambigua como para que -entre otras cosas- más adelante se pudiera despenalizar el aborto.

Desde el momento en que la Constitución proclama que la ley es la "expresión de la voluntad popular" sin que reconozca la existencia de ninguna norma moral objetiva que quede al margen de las decisiones de la voluntad popular, ¿cómo sorprenderse de que se despenalice el aborto, si es esa la voluntad popular manifestada por medio de sus legítimos cauces de expresión, que son, según la Constitución, los partidos políticos?

Quienes pretenden condenar el aborto salvando de responsabilidad a la Constitución, ponen "tronos a las premisas y cadalsos a las consecuencias", o como decía Guerra Campos, critican los frutos e, incoherentemente, alaban el árbol que da tales frutos.

Pocos saben que la sentencia del Tribunal Constitucional 116/1999, de 17 de junio afirma que "los no nacidos no pueden considerarse en nuestro ordenamiento constitucional como titulares del derecho fundamental a la vida".

Tanto en la Declaración Universal de los Derechos Humanos como en los acuerdos internacionales sobre la materia subyace la misma filosofía que en nuestra Constitución, la filosofía del escepticismo, del consensualismo, del relativismo, -del liberalismo en una palabra”.

Leer el artículo completo aquí: El aborto y la Constitución.

9 comentarios:

Hilda dijo...

Y como no dice expresamente entonces no se puede defender a la vida, no? porque eso está pasando en mi país, pero esperemos nuestra lucha de resultado. Saludos. Hilda

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Buenos días tenga usted... me encanta la gente como tú dando la brasa todo el día para perseguir su fin. Tómatelo como un comentario cariñoso, ojo, admiro profundamente la gente que no se desalienta y sabes que opino lo mismo que tú.
besotes y buen finde

Guerrera de la LUZ dijo...

Tristísimo y vergonzante, así es.
Todo planeado ya con décadas de antelación por quienes sabían muy bien lo que querían hacer.

Muy buena la foto.

Besos cielo, gracias.

ulpiano dijo...

Muy bueno eso de la Constitución “que nos dimos”. Conste que muchos votamos en la más absoluta ignorancia.

Angelina de Maria dijo...

AMIGA QUERIDA,DESDE AQUI MIS ORACIONES PARA QUE TENGAS UNA FORTALEZA Y CONSTANCIA INFINITA EN ESTA LUCHA A FAVOR DE LA VIDA...
NO TODO ESTA PERDIDO...HAY ESPERANZA... NO NOS DEJEMOS ENGAÑAR POR ESTA CORTINA DE OSCURIDAD,JESUUS Y MARIA ESTAN VIVOS Y EN LA TIERRA ¿LO CREES¿

TE ABRAZO CON EL CORAZON
ANGELINA DE MARIA Y MARIA AUXILIADORA TE AYUDE...

Sinretorno dijo...

Estoy con Cantalapiedra en tu valentía y tu tesón y el bien que hagas que nunca lo sabras.La Constitución es deliberadamente confusa pues era el único medio de que fuese aceptada por todos; también es verdad que se puso todos, para evitar toda persona pues persona para el ord jurídico español es el feto desprendido 24 horas del seno materno y con forma humana, al poner todos se incluía una protección al nasciturus. De todos modos, yo abriría tu blog a más temas que el del aborto. Obviamente es mi opinión, la cultura de la muerte, la dureza del corazón humano, el pecado original y los propios hacen que lo que nos parece obvio no lo sea para otros. La Constitución española está siendo demasiado flexible, pero yo me quedaría con la que hay, por cierta experiencia jurídica. En cualquier caso un placer leerte y gracias.

Natalia Pastor dijo...

Es absolutamente vergonzoso y nauseabundo que una Constitución no refleje ni defienda lo más sagrado,que es el derecho a la vida.
No nos debe de extrañar,por tanto,la deriva de acontecimiento que hemos vivido y que vamos a contemplar en los próximos meses.
Saludos.

Pilar dijo...

Los mismos "padres de la constitución" han reconocido que dejaban una puerta abierta a la ambigüedad, pero no sólo en este aspecto. Sino en todos...

Sí, muchos la aceptarían en us momento por ignorancia. Yo era muy pequeña, y no me enteré de nada. Pero seguimos siendo unos tibios los españoles.

Luis y Mª Jesús dijo...

La cuestión es así de simple. Nadie está seguro de que su vida sea respetable, todo depende de lo que decida la mayoría debidamente manipulada por unos cuantos especuladores.
No viene muy al caso, pero no se por qué me inspira la frase "el que a hierro mata a hierro muere"
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).