jueves, 19 de marzo de 2009

San José, protector de la Vida


Si san José hubiera sido un hombre contemporáneo, envuelto en la neblina de la Cultura de la muerte, más de uno le hubiera aconsejado que obligara a su mujer a abortar. Al fin y al cabo, el niño concebido era un hijo no esperado, no programado, ni siquiera era suyo.

Pero José, no pensó en si ese embarazo cuadraba o no con sus planes, sino en si cuadraba con los planes de Dios. Y por ello, siguió su camino, y cumplió su misión, proteger y cuidar la nueva Vida que crecía ya en el vientre de María.

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, decía el martes comentando la campaña de la Conferencia Episcopal que "el camino que siguen los obispos es un camino distinto del que sigue la sociedad".

Yo no lo creo, nuestra sociedad no puede estar tan ciega. Por suerte, no todos siguen el camino de la muerte. Para muchos, no sólo para los obispos, el camino a seguir es el de la Vida, no el marcado por unos politicastros del tres al cuarto que dibujan cuidadosamente los surcos ya manchados de sangre por donde quieren que pisemos.

¡El Hijo de Dios necesitó de alguien que lo protegiera desde el momento de su concepción! ¡Protejamos nosotros también la Vida!

Y no dudemos en rechazar el camino que nos marcan, el de la Cultura de la muerte. Nosotros, sintámonos orgullosos de seguir, como san José, nuestro propio camino, el de la Vida.

Os invito a leer la exhortación Apostólica REDEMPTORIS CUSTOS que el Papa Juan Pablo II dedicó a la figura y la misión de San José en la vida de Cristo y de la Iglesia.

10 comentarios:

Guerrera de la LUZ dijo...

Eli, estás subiendo unos entradones que suben la moral de una forma que ni te imaginas.

Tienes toda la razón. Jesús hoy en día sería el primer candidato a ser abortado. Qué fuerte.

Muchas gracias y mucho ánimo. Sigue asi por favor. La blogsfera te necesita.

Besos.

VIVA SAN JOSÉ.
RUEGA A CRISTO POR NOSOTROS.

Aguijón dijo...

San José fue un valiente... a cualquiera de nosotros nos "cuentan" lo que le contaron a él y sale corriendo hasta caer muerto. Hoy somos tan valientes que la dejaríamos colgada y la "calificaríamos" y hace 2.000 años, ni pensar lo que hubiéramos hecho... Felicidades a todos y todas los y las Josés, al Papa y a los Padres.
Abrazos,

Natalia Pastor dijo...

La figura de San José es imprescindible,como ejemplo de compromiso y de amor.
Y en los tiempos que vivimos,donde la voluntad paterna se ve difuminada por ese "nosotras parimos,nosotras decidimos",cobra uan especial trascendencia.
Feliz Dia del Padre a todos.

Ricardo dijo...

Veo que últimamente hay mucho movimiento a favor de la vida en Internet, y eso es muy esperanzador. Sin embargo, ayer medio mundo se escandalizaba porque el Papa ha hablado del Sida en África y ha dicho que es preciso una humanización de la sexualidad.

Sinretorno dijo...

Me ha gustado mucho y grito con la guerrera de la luz a san José, el discreto, VIVA SAN JOSE Y RUEGA POR TODOS.

Ivan dijo...

Como bien dices si todo hubiera ocurrido ahora es muy posible que Dios, que Jesus hubiera sido abortado.De verdad que no se dan cuenta que el aborto es un asesinato a los mas inocentes?

Carmen dijo...

El Papa, en este viaje a África, está hablando mucho sobre la vida, la familia y los valores tradicionales ya perdidos en Europa. Entre otras cosas, refiriéndose a la paternidad ha dicho: “ser padre es ante todo ser servidor de la vida y del crecimiento”.

Gloria dijo...

Me encantan tus posts, de veras, y amo a San José, un hombre tan especial y tan fantástico padre para Jesús. Cariños, Gloria

José Miguel dijo...

Como bien explicas en esta época con tantos abortos, cobra especial interés la figura de San José.
Comentaba Julián Marías que siempre ha habido abortos, pero la característica de nuesto tiempo es que por primera vez lo hemos aceptado socialmente

Yuria dijo...

José es un ejemplo para todo hombre al apoyar a la virgen María.
La mujer necesita el apoyo, la comprensión del hombre y sentirse protegida.

Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).