viernes, 20 de marzo de 2009

¿Quién es responsable de esto?


Hace unos días, veía a una abortista levantarse en medio de un debate, sintiéndose agredida por la fotografía de un feto vivo en el vientre de su madre.

Yo no quisiera agredir a nadie, y mucho menos convertir este blog en una exposición de fotografías truculentas, sin embargo, son fotos reales, expresión de los cientos de niños que son asesinados diariamente en España.

Este que veis en la imagen, no era aún un niño "viable". Sin embargo, ¿alguien se atrevería a afirmar que sólo era un conjunto de células?

“Quien se elimina es un ser humano que comienza a vivir, es decir, lo más inocente en absoluto que se pueda imaginar: ¡jamás podrá ser considerado un agresor, y menos aún un agresor injusto! Es débil, inerme, hasta el punto de estar privado incluso de aquella mínima forma de defensa que constituye la fuerza implorante de los gemidos y del llanto del recién nacido. Se halla totalmente confiado a la protección y al cuidado de la mujer que lo lleva en su seno. Sin embargo, a veces, es precisamente ella, la madre, quien decide y pide su eliminación, e incluso la procura.

La responsabilidad implica también a los legisladores que han promovido y aprobado leyes que amparan el aborto y, en la medida en que haya dependido de ellos, los administradores de las estructuras sanitarias utilizadas para practicar abortos.

Una responsabilidad general no menos grave afecta tanto a los que han favorecido la difusión de una mentalidad de permisivismo sexual y de menosprecio de la maternidad, como a quienes debieron haber asegurado —y no lo han hecho— políticas familiares y sociales válidas en apoyo de las familias, especialmente de las numerosas o con particulares dificultades económicas y educativas.

Finalmente, no se puede minimizar el entramado de complicidades que llega a abarcar incluso a instituciones internacionales, fundaciones y asociaciones que luchan sistemáticamente por la legalización y la difusión del aborto en el mundo. En este sentido, el aborto va más allá de la responsabilidad de las personas concretas y del daño que se les provoca, asumiendo una dimensión fuertemente social: es una herida gravísima causada a la sociedad y a su cultura por quienes deberían ser sus constructores y defensores” (Evangelium Vitae).

6 comentarios:

ulpiano dijo...

Qué barbaridad. La fotografía pone los pelos de punta. Y no es una imagen de lo que se nos viene encima, sino de lo que ya tenemos aquí. Esto, desgraciadamente, lleva sucediendo en España más de veinte años.

Juanjo dijo...

Como dice el Papa, la responsabilidad es de la madre, el padre, la familia cuando no apoya a la mujer embarazada, los médicos, los aborteros que ganan dinero matando… pero también hay una responsabilidad gravísima por parte de los que han favorecido la difusión de una mentalidad de permisivismo sexual y de menosprecio de la maternidad. Aquí habría que incluir a políticos de muchos colores y a sus votantes.

Anónimo dijo...

Hola,
Dime una dirección de e-mail donde escribirte. Tengo una información que quizá te interese incluir en tu blog.
Mi correo: janaru@gmail.com

Un saludo.

Ivan dijo...

Efectivamente aunque esa imagen parezca una fotografia horrible, eso que es horrible es realidad cuando se aborta a un niño y no se porque esa abortista (asesina) se molesto cuando es lo que hace ella

Anónimo dijo...

Las cofradías de Córdoba han acordado poner lazos blancos en los palios o cruces de guía de los pasos de Semana Santa para defender así el derecho a la vida.

La gente está respondiendo a gobierno y a los socialistas no les gusta. Silvia

Jesús T.A. dijo...

Enhorabuena por tu post. Enhorabuena por tu Blog.

Aunque no podemos olvidar que cada año matan 112.138 según cifras oficiales (con la proactividad de los unos y la connivencia de los otros), creo que cada vez se están moviendo más personas. Hace un par de años éramos bichos raros sugiriendo temas inoportunos y ahora parece que va subiendo el tono del clamor por la vida.

Un cordial saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).